Consultoría

5 dudas tóxicas que debes dejar ir

Si eres negativo contigo mismo convertirás un posible éxito en fracaso. ¡Date una oportunidad!
5 dudas tóxicas que debes dejar ir
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Lo entiendo. Ser emprendedor no es cosa fácil y también sé lo difícil que es siempre mantenerse positivo

La forma en la que te hablas a ti mismo afecta tus resultados en el mundo real. Si insistes en ser negativo contigo mismo créeme que podrás convertir un posible éxito en fracaso, así que relájate y date una oportunidad.

Esto no quiere decir que tienes que hacerte afirmaciones diarias frente al espejo todas las mañanas (que tampoco te haría daño), lo que te quiero proponer es que a la hora de fabricar tu “auto diálogo” rechaces lo que no te aporte y lo sustituyas por algo realmente útil.

Ya tienes suficientes retos al momento de iniciar un negocio como para complicarte más ¿no lo crees? Lo que realmente necesitas son porras y gente que te apoye ¿por qué no empiezas por ti mismo?

Estos son algunos ejemplos de pensamientos negativos que pueden estar alejándote del verdadero éxito:

1. "Voy a fracasar"
Evidentemente lo harás si te sigues diciendo eso. Además, no tienes las estadísticas a tu favor ya que los números arrojan que la gran mayoría de startups suelen no tener éxito. Date cuenta que es la forma en la que ves los desafíos lo que hace la diferencia.

Así que solamente tienes dos opciones en cuanto al pensamiento del fracaso: eres de los que crees que va a fallar o te consideras la excepción. Te sugiero que optes por última opción, es mucho más saludable.

2. "Soy un mal líder"
Aunque la mayoría piense que tiene todo para serlo, nadie es un líder nato. Recuerda que hay diferentes tipos de buenos dirigentes, realmente no necesitas copiarle a nadie para encontrar tu propio estilo. Claro que hay muchos emprendedores que no manejan bien el liderazgo y es por eso que contratan a un CEO para que se encargue de ese asunto.

3. "No soy un emprendedor real"
No hay una certificación o licencia que te permita convertirte en un emprendedor. Incluso la definición de ser “emprendedor” sigue dando de qué hablar ya que no se trata de cumplir una serie de criterios para serlo, así que no te intentes definirte cómo tal. Si tú quieres empezar un negocio ya estás en el camino de emprender. Es hora de que salgas del caparazón y te vuelvas el líder que estás destinado a ser.

4. "Soy un pésimo vendedor"
Créeme que para ser un vendedor "natural" necesitas ser una persona muy especial, pero eso no significa que no puedas aprender y trabajar esas habilidades. Hoy en día no solo basta con ser el mejor “vendedor” en el piso, ahora ya necesitas saberte vender a ti mismo, incluyendo tu negocio y los servicios que ofreces.

5. "Es que no sé si lo valgo…"
Si tú  crees que “no lo vales” ¿por qué alguna persona sí debería de creerlo? Muchos de los emprendedores no tienen fe en sí mismos y eso solo los llevará a un lugar: el fracaso. Deja de enfocarte en tu “valor” y ponte a trabajar en tus metas. Aunque no lo creas esta "estimación" es muy subjetiva, mejor presta atención a tus objetivos.

Te verás metido en demasiadas conversaciones negativas así que si yo fuera tú le empezaba a dar la bienvenida a toda clase de apoyo, especialmente el propio.