Recursos Humanos

La etiqueta del intercambio de regalos en la oficina

¿Tienes que elegir obsequios para tu equipo de trabajo? Te damos algunas claves para no gastar de más y evitar ofender a alguien.
 La etiqueta del intercambio de regalos en la oficina
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Es probable que en estas fechas te preguntes “¿Qué le regalo a esta persona?”, ya sea que le des un obsequio a tu compañero de trabajo favorito o participes en el tradicional intercambio decembrino.

Dar regalos es una actividad normal en la temporada, pero puede ser muy complicado. Por un lado, no quieres gastar demasiado, pero por otro no quieres verte tacaño. Debe ser un regalo profesional, sin embargo, debe tener un poco de significado. ¿Cuál es la solución?

Aquí hay algunos pequeños consejos para intercambiar regalos en la oficina (y que debes poner en marcha si eres el jefe):

1. Hazlo opcional
Invita a todos a participar en el intercambio, pero no obligues a nadie. Respeta la decisión de las personas para abstenerse (que puede deberse a razones religiosas, personales y hasta económicas).

2. Pon un límite de costo
Fijar un límite de gastos es una gran manera de definir parámetros para los regalos. Esto le da a todos una guía para elegir regalos más fácilmente. Esta práctica también reduce la desigualdad en los obsequios que pudiera causar resentimiento (¿Nunca te han dado una taza cuando tú invertiste tiempo y dinero en un gran regalo?).

3. Haz un poco de “espionaje”
Sorprende a tus amigos de la oficina con un regalo que les guste investigándolos un poco. Aprende cuáles son sus intereses, aficiones, metas, gustos y disgustos. Casi siempre las personas muestran su personalidad en la forma en la que decoran sus lugares de trabajo, lo cual puede darte grandes pistas. También puedes aprovechar para invitar a tu colega a comer y aprender más sobre él. De esta manera, le darás una sorpresa y fortalecerás una alianza laboral.

4. Evita ser muy personal
Pese a que es muy bueno dar un regalo que se ajuste a los gustos de las personas, debes evitar caer en obsequios demasiado personales. Evita las rosas, la lencería o cualquier tipo de ropa íntima (a menos que como grupo hayan acordado en intercambiar ropa interior graciosa), cosméticos o colonias. Hay quien considera que los productos de tabaco y alcohol también son inadecuados para el intercambio de la oficina. En todo caso, es más seguro dar tarjetas de regalo u objetos relacionados con el trabajo.

5. No trates de “hacerte el chistoso”
El sentido del humor de una persona puede mortificar a otra. Trata de evitar regalos que tengan que ver con chistes privados, no quieres insultar a las demás personas en la mesa que no entenderán el sentido de la broma. Mejor escoge un regalo que la otra persona aprecie y use.

6. El poder de la “vaquita”
Considera unirte con varios compañeros para comprar un buen obsequio para esa persona en la oficina – como un jefe, mentor o coach –al que todos quieren regalarle algo. Podrán invertir en un muy buen presente y no te hará ver como un adulador.

7. La regla de oro: SIEMPRE da las gracias
Sin importar lo que te den, siempre debes de agradecer el gesto. Una respuesta verbal es buena, pero es más apreciado dar un regalo o devolver el favor con una tarjeta de agradecimiento. Pero recuerda, nada te obliga a dar responder con otro regalo cuando alguien te sorprende con un presente. No obstante, no estaría de más tener algunos pequeños regalos (como dulces con una tarjetita) en tu escritorio por si se ofrece.

El intercambio de regalos en la oficina puede ser un gran momento de convivencia para generar un fuerte sentido de equipo. Estos consejos te ayudarán a forjar amistades laborales fuertes y a cerrar bien el año en el trabajo.