Consultoría

Guía para sobrevivir a la fiesta de fin de año

Sigue estos consejos “de etiqueta” para aprovechar este evento y divertirte, sin dejar de ser profesional.
Guía para sobrevivir a la fiesta de fin de año
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ya inició la temporada de fiestas decembrinas y con ella, la fiesta anual de la mayoría de las empresas. Con el estrés de poner el trabajo en pausa, el vino fluyendo y la tentación de chismear, estas celebraciones pueden causar más daño que bien. Necesitas ser cuidadoso, ya que los errores de etiqueta podrían afectar tu crecimiento profesional.

Te compartimos siete consejos para sobrevivir la fiesta de año:

1. Come algo antes del evento. Es mejor comer algo antes, de manera que no estés hambriento  al llegar a la fiesta. Así es más probable que te alejes de la comida engordadora y de llenarte con botanas. Cuando decidas comerte algo, procura evitar los alimentos difíciles de comer o fáciles de ensuciar, y de aquello que provoque mal aliento.

¿Otro beneficio de tener algo de comida en el estómago? No se te sube tan rápido el alcohol, lo que puede ser un salvavidas al interactuar con colegas, jefes y empleados.

2. No te sientes con tus amigos. Los estudios demuestran que tendemos a gravitar hacia las personas que se ven como nosotros, suenan como nosotros y visten como nosotros. Aunque lo más seguro es que encuentres este tipo de personas en el evento, trata de salir de tu zona de confort.

La fiesta de la empresa es una oportunidad para brillar e interactuar con aquellos a quienes no ves seguido. También es el momento perfecto de hacer networking con los empleados clave de la oficina.

3. Practica recordar nombres. El sonido más dulce para el oído de cualquiera es el de su propio nombre. Cuando conozcas a alguien nuevo, repite su nombre inmediatamente después de escucharlo. Y úsalo un par de veces más durante la conversación.

Si no recuerdas el nombre de alguien, di algo como “Ha sido uno de esos días… Sé que eres la esposa de Pablo, pero por favor repíteme tu nombre”. O extiende la mano y di tu nombre; la otra persona automáticamente dirá el suyo.

4. Sostén tu vaso en la mano izquierda. Para las presentaciones, siempre mantén la mano derecha libre para saludar. A nadie le gusta sentir una mano mojada y fría. Al conversar, evita jugar con tus alimentos y bebidas y nunca hables con la boca llena.

5. Elige cuidadosamente a tu invitado. La persona que lleves a la fiesta puede reflejarte positiva o negativamente. Sigue el código de vestimenta y asegúrate que tu invitado también lo haga. Guarda tu outfit más revelador y tu par de jeans favorito para otra ocasión. Sé festivo, pero profesional.

6. No seas aguafiestas. Aunque los temas de trabajo puedan salir a colación, éste no es el momento de planear la próxima campaña de marketing de la empresa, hablar de los lanzamientos recientes o chismear sobre el divorcio de un colega. Mantén la conversación ligera y positiva. Asegúrate de incluir a las parejas en la charla.

7. Mantente presente. La fiesta de fin de año es un gran momento para conocer a otras personas a un nivel personal. Involúcrate y no pases buena parte del evento enviando textos, hablando por celular o publicando fotos en redes sociales. Pon a las personas primero y a tu celular en silencio.