Recursos Humanos

La importancia de los primeros 90 días

Es importante que tengas una estrategia para crear un sentido de pertenencia en los empleados nuevos.
La importancia de los primeros 90 días
Crédito: Depositphoto.com
  • ---Shares

Actualmente es muy común que los empleados se queden menos tiempo en un empleo; se estima que un millennial (los nacidos entre los años 1980 y 2000) tendrá entre 15 y 20 puestos de empleo distintos a lo largo de su carrera profesional. Ante esta situación es importante que tengas una estrategia para los primeros 90 días del empleado con el objetivo de crear sentido de pertenencia y compromiso para evitar una mayor rotación en tu pequeña y mediana empresa (PyME).

Te brindamos siete pasos que, de acuerdo con la Society For Human Resource Management, pueden formar parte de tu estrategia de Recursos Humanos en los primeros 90 días del empleado:

1. BIENVENIDO A BORDO

En los días previos a que ingrese a la empresa, envía al nuevo empleado un correo electrónico con una nota de bienvenida, el horario de su primera semana de trabajo, así como un recordatorio de alguna documentación que tenga que llevar en su primer día. Mientras en la empresa se va preparando todo para recibirlo, configurando su estación de trabajo (computadora, teléfono, correo electrónico, tarjetas de presentación, etc.).

2. PRIMER DÍA

a. Informa a tus empleados de la llegada de su nuevo compañero, empezando por la recepcionista para que le dé la bienvenida en cuanto llegue.

b. Organiza un tour por la oficina para que conozca las instalaciones y los lugares más importantes (administración, impresora, baño, etc.)

c. Comparte un mensaje de bienvenida del director de la empresa; si puedes enviar un video a través de las herramientas tecnológicas, será un buen detalle

d. Dale un kit de bienvenida en el que incluya el directorio de los miembros del equipo, un manual con políticas de RRHH o de comunicación, etc. Además puedes anexar productos promocionales de la empresa (pluma, cuaderno, taza, etc.)

e. Come con el nuevo empleado para que platiquen un poco más, si el tiempo no te lo permite, pide a al encargado de RRHH o a otro líder que vaya con él a comer

f. Pídele que te comparta sus hobbies, gustos, libros y películas favoritos para que puedas mandar un mail con su foto y el resto del equipo lo conozca un poco más

g. Por último, asígnale un compañero que lo acompañe durante el primer mes de conocimiento y acoplamiento

3. PRIMERA SEMANA

En esta etapa es momento de dar ciertos pasos como trabajar en conjunto un calendario para establecer las metas y el tiempo que se requiere para cumplirlas, agendar reuniones 1 a 1 con los líderes de las diferentes áreas para presentar al nuevo empleado y convoca a una reunión informal para presentar al nuevo miembro del equipo con el resto de los empleados.

4. 15 DÍAS

Solicita a su líder que revise el progreso del empleado, de la mano con esto, fomenta una conversación entre ambos con retroalimentación a corto plazo. Este es el momento de identificar y resolver cualquier duda.

5. 30 DÍAS

A un mes de la llegada del nuevo empleado es momento de pedir retroalimentación sobre su programa de incorporación de la empresa; por otra parte, involucra al empleado en proyectos a corto y mediano plazo para que empiece a sentirse parte de los logros del equipo, aunque no debe ser algo de gran responsabilidad aún.

6. 45 DÍAS

En esta etapa es cuando se debe de evaluar si el empleado ya comprendió su rol en la empresa al 100% e investigar si están contentos con el trabajo.

7. 90 DÍAS

Por lo general este es el tiempo que toma la transición total del empleado, entendimiento e involucramiento con la empresa. Se da una retroalimentación mutua, en la que se plantean preocupaciones, inquietudes, comentarios y sugerencias, así como todas las ideas para mejorar los procesos, desempeño del equipo, etc. Por último, pregúntale si hay alguna razón por la que no le gustaría permanecer en la empresa.

Una estrategia de inducción hará que el empleado se integre de lleno a la empresa, tenga sentido de pertenencia, disminuya el estrés de iniciar un nuevo proyecto laboral. Asimismo, lo hará más productivo, evitará errores ante la falta de conocimiento e información y, sobre todo, se reducirán costos de rotación, ya que cada vez que se va un empleado, tu negocio pierde inversión en tiempo y dinero.

Escrito por Fernando Calderón, Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial.