Miedo

Aunque quieres, no tienes los pantalones para hacerlo

Hay un fenómeno paralizando personas alrededor de todo el mundo y nadie quiere llamarlo por su nombre. Descúbrelo.
Aunque quieres, no tienes los pantalones para hacerlo
Crédito: Depositphotos.com

Hay un fenómeno paralizando personas alrededor de todo el mundo. Nadie quiere llamarlo por su nombre y para esconderse le dan nombres como: no he tenido la oportunidad, no he tenido tiempo, no sé cómo hacerlo, o el más famoso de todos: no tengo lo que se necesita. Lo que nadie quiere decir es que tienen miedo o temor. Yo como soy franca, le llamo Emprendifobia lo que no es otra cosa que el miedo que tenemos a emprender. Primero vamos a definir Emprendifobia:

La Empredifobia es una condición emocional que paraliza al ser humano, al emprendedor de corazón; pues el temor, miedo, angustia, desconfianza,  o aversión al emprendimiento es más fuerte que cualquier otro deseo, meta, o sueño que una persona pueda tener.

Bueno, pero déjame aclararte que la Empredifobia no es un término médico, es la forma en que yo llamo y describo el fenómeno que he observado. Por eso me atrevo a decir que aunque tú pudieras comenzar tu negocio en el día de hoy (o por lo menos a dar los primeros pasos para comenzar), no vas a tener los pantalones de hacerlo. Pero no pienses que te estoy diagnosticando, ¿ok? Tampoco te lo digo de ésta forma porque soy una “bully” todo lo contrario. Yo sé que hoy no vas a comenzar (aunque pudieras) porque yo también estuve paralizada por mucho tiempo.

Después de haber fracasado en mi primer intento, me quedé paralizada, traumatizada, ocultando la realidad de que era el miedo el que tenía control de todo. Busqué todo tipo de excusas, muchas veces hasta usé a mis hijos para justificar mis miedos.

Me tomó tiempo cambiar mi mentalidad. Hoy, puedo decir que soy de las personas que se le presenta una oportunidad, la estudio y si es viable,  simplemente me lanzo. Soy así porque creo que lo peor que me puede pasar es quedarme con la duda de lo que pudo haber sido y no fue. Peor aún ser esclava de mis miedos, pues eso no es vivir.

Claro, eso lo aprendí a las malas. Pero de esa mala experiencia aprendí a reconocer cuando alguien está pasando por lo mismo, creé estrategias para superar la Emprendifobia y es por eso que tengo varias recomendaciones para ti.

Si tienes Emprendifobia o miedo a emprender tu negocio te recomiendo sigas el siguiente proceso:

Paso 1: Reconoce que lo que tienes es miedo a emprender. Llama al temor por su nombre. No perpetúes el problema cambiándole el nombre por una excusa y lo justifiques para no hacer nada.

Paso 2: Estudia, edúcate en temas de negocios. Pronto te darás cuenta de que muchas personas también han fracasado, o han tenido miedo y luego se han levantado con mucho éxito. No hay necesidad de asumir que tenemos una nube negra sobre nosotros.

Paso 3: Dale la oportunidad a tu creatividad a creer en que hay mucho más al otro lado del puente que le miedo/temor no te ha dejado cruzar. No todo en la vida es malo, pero aunque fuera no tan bueno, vivir con miedo o temor es peor (te lo aseguro).

Paso 4: Enfrenta tu miedo/temor. La única manera de deshacerse de ese miedo/temor que paraliza es ¡dándole en la cara! ¡Si, dale en la cara con tus acciones! ¡Toma acción! Ya cuando estés al otro lado, cuando hayas cruzado ese puente vas a ver que nunca es lo que el miedo/temor pintaba en  tu mente.

Suzie Kassem una vez dijo:

“El miedo mata más sueños que los que el fracaso matará”.

No le permitas al miedo tomar control de tu futuro. Amigo(a), si tienes en tu corazón el sueño de emprender te pido un favor: no dejes que la Emprendifobia te robe tus sueños y toma acción.