Fracaso

Cómo aceptar el rechazo

¿Abandonar la idea o intentarlo de nuevo… con más fuerza, con otro método, por otro camino?
Cómo aceptar el rechazo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Debería existir un número máximo de rechazos que uno pudiera recibir en la vida. Debería, pero no es así, por desafortunado que suene, de eso no se trata vivir. Y es que por cada negación tienes sólo dos opciones: abandonar o intentar de nuevo…con más fuerza, con otro método, por otro camino.

Recuerdo hace algunos años ser rechazada dos veces en un mismo día por dos proyectos distintos, en ambos había puesto energía y había dedicado tiempo, deseaba ver mi nombre en esa lista, necesitaba ser aceptada al menos en uno de ellos. Sin embargo, ambos eran una especie de salida rápida para huir de una realidad que por el momento no me gustaba.

Sí, quedar descalificada duele, pero cada “no” me ha llevado por nuevos caminos, no sé si mejores o peores, pero con seguridad me han hecho una persona más madura y menos caprichosa.

El temido “lamentamos informarle que usted no ha sido elegida”, es una frase que cae como hielos en la espalda, y remata con un “no te desanimes, sigue intentando” que te deja con un par de nudos ciegos en la garganta. Las reacciones posteriores van de la tristeza, al enojo y a la inseguridad de nuestras mismas capacidades, esas que uno cree tan únicas y especiales.

Seguro hay algunos elegidos que siempre han sido aceptados, a ellos les pido nos cuenten sus rutinas y revelen sus secretos. A los demás, que como yo alguna vez hemos quedado fuera, les comparto los siguientes consejos para no dejarnos vencer por el monstruo de la negatividad y aprender a salir avante del proceso.

1.Decide. No te quedes paralizada por una respuesta, quizá era justo lo que necesitabas para prepararte más o darte cuenta que realmente no era lo que querías. Aprovecha el momento para preguntarte qué es lo que realmente amas hacer y prepárate en las áreas en las que te gustaría crecer o ser una experta. Lo más importante es no dejar de moverte, buscar y crearte nuevas oportunidades.

2. Sé humilde. Lo más dañino cuando uno es rechazado es pensar que todos los demás están mal y tú bien, que ellos no merecen tu genialidad y que seguro volverán en un momento a pedir disculpas y rogar que vuelvas. No lo tomes personal, aprende de la experiencia y si realmente es tu pasión, encontrarás la forma de obtener el sí.

3. Agradece. Mi mamá siempre dice: “si alguien no es agradecido, no le busques otro defecto”. Una vez que te enteraste que no eres esa “persona ideal” (para el puesto, para la beca, para el inversionista) da las gracias, quizá fue un proceso largo para ellos y para ti, solicita una retroalimentación si es posible y deja una impresión amable y madura de la experiencia. No sabes en qué momento puedes cruzarte de nuevo con aquella oportunidad.

4. No pierdas seguridad. Por cursi que suene no permitas que un rechazo te derrumbe y te haga perder la fe en ti mismo, a veces no estamos anímicamente preparados para recibir una negativa y puede que nos haga sentir incapaces o inseguros. Recuerda que las posibilidades son infinitas y cada reto vuelve la vida más interesante.

Genios como Steve Jobs, fundador de Apple, fue rechazado de su propia compañía y pasó a la historia como uno de los empresarios más importantes en el mundo de la informática o Jack Ma, presidente ejecutivo de Alibaba Group, quien fue rechazado diez veces por Harvard y ahora es el hombre más rico de China. Lo importante es no dejar de intentar.

Escrito por Patricia Ruvalcaba para Victoria 147.

Victoria 147 es es una plataforma de formación, incubación, aceleración y networking que se enfoca en el desarrollo de la mujer emprendedora y ejecutiva en México. A través de la promoción de casos de éxito, artículos, investigación y programas educativos buscamos inspirar y redefinir el concepto de la mujer actual.