Historias Entrepreneur

El emprendedor que fundó seis empresas antes de los 22 años

Esta es la historia de Daniel Acosta, quien tiene una marca propia de mezcal, una empresa de ropa, una productora agrícola y tres empresas más. Por si fuera poco, es el coach transformacional más joven de México.
El emprendedor que fundó seis empresas antes de los 22 años
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Antes de cumplir 22 años, Daniel ya tenía su propia línea de mezcal orgánico, una marca de ropa de artistas mexicanos, una asociación para universitarios, una sociedad de producción agrícola rural, una agencia de mercadotecnia y tecnología y otra para el entrenamiento de personalidades.

Y no sólo eso, el joven emprendedor también es conocido por ser el coach transformacional más joven de México. 

Desde pequeño, Daniel supo que quería hacer cosas que lo apasionaran, pero no sólo para crear riqueza económica, sino para inspirar y crear un cambio en su entorno social.

Por eso, después de ser entrenado durante cinco años e incursionar en el mundo de los negocios, debutó en el centro de coaching Leadlife.

Ser coach transformacional le permite estar en contacto con aproximadamente 400 personas de manera mensual durante sus pláticas. Y aunque los asistentes no necesariamente buscan ser emprendedores, escuchan a Daniel para que los ayude a cumplir sus metas.

“Empoderar a la gente, no en un tema financiero o de negocio, sino que cada quien se dé cuenta de lo capaz que puede ser. Me gusta pensar en lo que es posible, enseñarle a la gente que todo se puede y no sólo como una buena idea”, dice en entrevista Daniel Acosta.

Lo que comparte en sus charlas es el reflejo de una vida de trabajo. Y esto, asegura, es sólo el comienzo.

El costo de los sacrificios

Para Daniel, la diferencia entre quién logra avanzar y quién se queda con sus sueños en el papel es clara. Los primeros tienen una visión y están dispuestos a pagar el precio. Suena doloroso, puede serlo, pues “hay momentos en los que te cuestionas todo, pero tienes que saber lo que es importante para ti y estar dispuesto a dar todo por lograrlo”, explica el dueño de Mezcal Marcavidas, una bebida que en dos años ha logrado colocarse en el mercado nacional con una facturación que supera los 250 mil pesos mensuales.

Sin caer el lugares comunes, Acosta sabe lo que es pagar el precio. A sus 18 años tuvo que costear la mitad de su carrera universitaria, para lo cual tenía que generar ingresos mensuales que muchos mexicanos con un sueldo base no alcanzan. Y para lanzar el mezcal se fue durante un mes a diferentes sitios de Oaxaca con menos de 20 mil pesos para recolectar muestras, aprender sobre la elaboración de la bebida y de paso encontrar a su ahora maestro mezcalero.

Llegar a las metas tiene que ver con el sacrificio, pero también con crear un bien para las personas que apuestan por un emprendimiento. Así lo entiende Daniel Acosta, razón por la cual algunos de sus negocios tienen un componente social.

“El dinero es un intercambio de valor y es mejor que suceda en un comercio justo.”

Para el mezcal Marcavidas se trabaja de cerca con comunidades oaxaqueñas, mientras que la marca de ropa 2ulcceria utiliza diseños de artistas mexicanos a quienes se les cobra una comisión menor de lo que en otras tiendas. Actualmente 2ulcceria va por su segunda temporada y tiene la mayor parte de sus ventas en Holanda.

Negocios con alma

“Lo que yo hago en mis cursos y en los proyectos en los que trabajo es generar patrones de conocimiento para abrir posibilidades de pensamiento. Es decir, entender que los negocios tienen alma. Al principio puede parecer que no tienen ni pies ni cabeza, pero si tienen alma, valen la pena”, dice Acosta Fregoso mientras bebe una taza de café un día entre semana que sirve como su descanso, pues los fines de semana viaja por el país dando cursos.

La suma del alma del proyecto más la visión del emprendedor es lo que determina el éxito de un emprendimiento, sea de la naturaleza que sea.

Para Acosta, la visión de su futuro incluye impactar a su generación creando conciencia entre ellos, plantando la semilla del valor para hacer trascender sus ideas.

“Una visión es como una caja de rompecabezas. Adentro hay piezas de la imagen. Si son mil piezas y quieres armarlo empiezas, separas por colores, te esfuerzas, pero te rindes con alguna justificación. Es imposible armar algo sin una visión. También la visión tiene que irse transformando, tiene que ver con la persona.”

Conoce los seis emprendimientos de Daniel:

  1. Mezcal Marcavidas. Mezcal artesanal preparado con agaves 100% orgánicos de San Juan del Río, Oaxaca. Cuenta con certificación en Estados Unidos y por Sagarpa.
  2. TygonSoft. Agencia dedicada a realizar estrategias de tecnología para pequeñas y medianas empresas. Comenzó en 2015.
  3. Grupo Endémico. Agencia de formación de personalidades, para la formación de figuras públicas. Comenzó en 2016 y ya tiene una base de clientes sólida.
  4. Elige México. Es una Asociación Civil universitaria que crea conciencia en la juventud para generar un cambio, también es semillero de negocios sociales y cuenta con su propio diplomado en innovación social.
  5. 2ulcceria. TrendmodaMX es una marca de ropa enfocada a apoyar a artistas mexicanos. Está a punto de entrar a una tienda departamental mexicana, aunque sus mayores ventas las logra en Holanda.
  6. Caadaxin. Existe desde hace tres años y es una sociedad de producción rural y apoya a comunidades rurales para enfocarse en la agroindustria. Actualmente busca la inversión de empresarios mexicanos en San Antonio, Estados Unidos, para hacer plantas procesadoras. La meta es funcionar como un fondo de inversión propia para proyectos de agroindustria.