Hide this Looking for English Content? Click here

Estamos buscando una nueva forma de comunicar

¿Qué necesitan los millennial, esta generación que representa el 41% de la población mundial y son los principales consumidores de todo?
Estamos buscando una nueva forma de comunicar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El mundo necesita ideas nuevas, gente arriesgada y medio loca. Los medios necesitan de ese talento que rompe las reglas, individuos que sabe qué y cómo quieren hacer las cosas. Los medios necesitan repensarse y verse desde la perspectiva del público. Sin embaro, la lentitud del engranaje corporativo, entre otros factores, no les ha permitido hacerlo rápidamente. Y esta situación es una oportunidad para una nueva generación de emprendedores que entienden cómo se mueve el mundo actual, saturado de redes sociales y dispositivos personales.

El desaire que los acongoja (a los medios) es fácil de entender. Las audiencias ya no esperan sentados a que les dicten qué ver pues hoy son libres de ver, leer y escuchar lo que les guste cuando y donde quieren. Así se mueven los millennial, esta generación que representa el 41% de la población mundial y son los principales consumidores de todo: televisión, música e información. La generación dominante no quiere narrativas mediocres disfrazadas y por ello confían más en los influencers.

El público está dispuesto a sacrificar certidumbre, calidad de producción, e incluso  veracidad por contenidos que se adecúen a su estilo de vida. Hemos evolucionado, mucho. Los medios masivos, los que controlaban la agenda, no tanto. Actualmente la audiencia ya no es una masa, son nichos comprometidos con ideologías claras y necesidades específicas. Hoy tenemos smartphones, tablets, laptops y un sinfín de redes sociales en los que segmentamos claramente qué queremos consumir. Si algo no nos gusta, lo bloqueamos, borramos, unlikeamos, o dejamos de seguir, así de sencillo. Para cada plataforma que usan, las audiencias esperan ver un contenido creado específicamente para dicho espacio, pensado en su nicho, y tal parece que los grandes medios siguen pensando en una masa amorfa y pasiva.

Sé que los jóvenes universitarios usan en promedio ocho redes sociales al día, y lo sé porque siempre les pregunto cuántas, cuáles y qué uso les dan. El multitasking de los adultos se limita a una media de cuatro plataformas sociales, pero ya sabemos que un tuit no debería verse en Facebook, una foto de Instagram no debe parecerse a la historia de Snap y por supuesto, un video de siete minutos no tiene cabida en WhatsApp.

La evolución de la comunicación ya está sucediendo. Vemos nuevas plataformas de contenidos crecer exponencialmente gracias al cambio de enfoque en su estrategia. Estos innovadores espacios distribuyen contenido específico según la audiencia que tienen en cada red social. Crean narrativas para cada plataforma, dejan fragmentos de la misma historia diseminados en varios espacios para desarrollar nuevas experiencias de entretenimiento e informativas. Están haciendo transmedia, el siguiente paso lógico en nuestro actual entorno.

El contexto de los medios es nuevo y seguirá cambiando, lo que lo convierte en una caja de Petri con las condiciones adecuadas para emprender con esta nueva forma de comunicar. Es arriesgado, pero hoy se necesitan alquimistas que transformen los contenidos plomo en oro puro, en entretenimiento trascendente, en información útil, en historias dignas de ser contadas.

Los millennials queremos experiencias nuevas, queremos más transmedia.

*Bernardo Flores Heymann es Director de Transmedia de SAE Institute México y aspira a convertirse en un media overlord.