Hide this Looking for English Content? Click here

Coaching empresarial: el último jalón que necesitas

Una de las frases célebres del gran Albert Einstein es la siguiente: "Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo". ¡Atrévete a conocer estos servicios para impulsar tu empresa!
Coaching empresarial: el último jalón que necesitas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hemos hablado antes de qué es (y que no es) el coaching. Un coach no tiene poderes sobrenaturales, pero su presencia es un elemento enriquecedor que puede aportarte mucho más de lo que te imaginas.  No importa que seas un emprendedor en ciernes o uno sumamente exitoso en su negocio.

¿Qué es el coaching empresarial?

El coaching empresarial, también conocido como coaching ejecutivo, puede ayudarte a alcanzar tus metas con mayor rapidez, tomar mejores decisiones y mejorar las relaciones con tus empleados, colegas y clientes.  En pocas palabras, este tipo de coaching consiste en un acompañamiento a lo largo del proceso (desde el inicio, pasando por los estadios intermedios, hasta la meta).

¿Es para mí?

No solamente es para ti, sino también para tu negocio. Una de las frases célebres del gran Albert Einstein es la siguiente: “Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Tal vez estás a punto de emprender o puede ser que hayas llegado a la meta pero no estás satisfecho al cien por ciento. ¿Quieres perder el miedo a dar primer paso para emprender o quieres aumentar tus ventas? ¡Este tipo de coaching es para ti es para ti! Un coach empresarial te puede ayudar a empezar, manejar y/o hacer crecer tu negocio.

La coach Ana Villasuso, apunta que el coaching empresarial tiene una gran ventaja sobre el resto de los métodos de desarrollo de habilidades de liderazgo y desempeño para empresarios debido a que “se enfoca en la formación integral al ayudarle a la persona en entrenamiento (coachee) a reconocer sus fortalezas y sus debilidades en un nivel personal, y ese autoconocimiento es el que nos ayuda a alcanzar cualquier objetivo con éxito”.

¿Y los beneficios?

Según una encuesta elaborada por la consultoría The Alternative Board, el 81% de los emprendedores han notado el impacto positivo del coaching empresarial en sus negocios. Y no solamente estamos hablando de empresarios establecidos, sino de emprendedores. La también experta en Coaching Asistido con Caballos certificada en el modelo Eagala afirma que el coaching empresarial es de gran ayuda para las personas que buscan emprender. ¿Por qué? Ella responde lo siguiente: “Sabemos que los emprendedores se bloquean e incluso se detienen por miedos, inseguridades, barreras emocionales como la falta de confianza y seguridad en ellos mismos y el coaching se basa en la acción inmediata”.

En el caso de los emprendedores que se encuentran  en las etapas de expansión y/o transformación, la especialista recalca que:“Un buen líder sabe que el liderazgo es un proceso dinámico y colectivo. El coaching empresarial es un asesoramiento integral que se enfoca no solamente en el crecimiento del coachee en sí, sino de su negocio y los factores que inciden en este como son los empleados. El coaching empresarial impulsa el mejoramiento de las habilidades de gestión y, por ende, las de liderazgo. De esta manera, el coachee puede ejercer una influencia positiva en sus empleados al tener las herramientas adecuadas de motivación y eso es precisamente lo que mejora el desempeño de su equipo, lo cual se traduce en mejores relaciones con los clientes. Entonces, no es solamente una inversión en el coachee sino en todo el negocio”.

¿Por qué es tan efectivo?

Según el Harvard Business Review, el coaching se enfoca en el futuro, fomenta el desempeño individual en el contexto empresarial y ayuda a los empresarios a descubrir su propio camino a seguir. La Stanford Graduate School of Business también apunta que el coaching empresarial también es benéfico para los recursos humanos porque reduce la rotación de personal así como promueve la atracción de talentos y su aprovechamiento. Y, sobre todo, aumenta la autoestima y la confianza del coachee, lo que aumenta las probabilidades de alcanzar sus objetivos. Villasuso añade que “como coach mi trabajo es detectar lo que yo llamo “piedritas en el zapato”. Por ejemplo, las rutinas infructíferos o ciertos prejuicios que se revelan como pensamientos negativos.”

¿Y también se traduce en rentabilidad?

¡Claro! Es una inversión. Los pros del coaching empresarial tienen como punto de partida al espíritu de este método, que es un intermedio entre una consultoría y una terapia. De acuerdo con Villasuso, los beneficios son amplios como “la productividad, la reducción de costos, la mejora en la atención al cliente, la resolución de conflictos y, sobre todo, la satisfacción laboral, lo cual se suma a la rentabilidad final.” Las cifras no mienten. El retorno sobre la inversión (ROI por las siglas en inglés) del coaching empresarial es impresionante. Un estudio de IMetrixGlobal LLC reporta que por cada dólar invertido en coaching empresarial, el retorno es de casi ocho dólares ($7.90). ¡Estamos hablando de un 690% de ganancia! Y es pertinente aclarar que lo anterior no es un fenómeno reciente. Una encuesta realizada a cien ejecutivos de empreas de la lista Fortune 1000 en 2001 reveló una ganancia en promedio de 5.7% sobre la inversión en coaching empresarial.

¿Qué esperas? ¡Descubre tu potencial con el coaching empresarial y comprométete a crecer!