Hide this Looking for English Content? Click here

Préstamos por Internet

Préstamos por Internet
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?

De la unión de necesidades financieras y el creciente uso del Internet surgen oportunidades para emprender. Según el Inegi y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en México 23.7 millones de personas sólo usan fuentes informales de financiamiento; es decir, recurren a familiares, amigos y agiotistas para salir de un apuro económico. Sobre todo estos últimos representan una opción poco segura y costosa (cobro de tasas elevadas y garantías que van desde una tv o celular hasta escrituras de propiedades).

Mientras que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), en el país hay más de 51.2 millones de cibernautas; la mayoría, población joven que no sólo busca información de su interés y entretenimiento, sino también productos y servicios novedosos que puedan resolver problemas cotidianos. En este caso, crédito para solventar una emergencia o incluso, para financiar un proyecto productivo.

Por tanto,  una plataforma en línea que ofrezca alternativas de financiamiento a la medida de las necesidades del usuario se presenta como un modelo de negocios con alto potencial.

¿Cómo?

Aunque no tienes que invertir en la adecuación de sucursales u oficinas, un punto importante es no escatimar en gastos para construir un portal fácil de navegar y, sobre todo, que brinde seguridad plena a los clientes para conquistar su confianza. Eso sí, para operar debes constituirte legalmente como empresa y entrar en contacto con las autoridades financieras del país.

También debes definir puntos clave de tu oferta: montos a prestar, plazos, intereses, requisitos, etc. Así, los usuarios pueden elegir las condiciones que más les convengan. Usa el Buró de Crédito e investiga los perfiles en redes sociales de tus clientes potenciales para asegurarte de que serán buenos pagadores. Las opiniones de sus propios contactos serán fundamentales para conocerlos mejor.

Para fondear tu operación puedes recurrir a recursos personales, inversionistas privados o bien, crowdfunding (o financiamiento colectivo). De este modo, puedes abrir una nueva línea de negocios, al pagar rendimientos a personas o instituciones que inviertan su dinero contigo. Tú, a su vez, debes generar utilidades suficientes tanto para cumplirles como para obtener las ganancias que esperas.

Ejemplo de éxito
México
Prestadero
www.prestadore.com