Hide this Looking for English Content? Click here

Claves para lograr que tu lugar de trabajo sea pet-friendly

Tener a tu mascota en la oficina tiene muchos beneficios, pero se requieren reglas de convivencia para que no se afecte el desempeño del equipo.
Claves para lograr que tu lugar de trabajo sea pet-friendly
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Llevar a tu mascota tiene muchos beneficios para el espacio de trabajo, pero también requiere de ciertas reglas que hagan más satisfactoria su visita.

Los entornos laborales que dan la bienvenida a las mascotas son cada vez más comunes en México, pues si consideramos que 7 de cada 10 hogares tienen un perro o un gato —según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)—, es normal pensar que a muchas personas les cuesta dejar en casa a sus mascotas.

Las políticas pet-friendly han demostrado tener mucho que aportar a los espacios de trabajo, como atraer a la fuerza laboral más joven, reducir el estrés, así como promover la creatividad, productividad y socialización entre colaboradores. “Las mascotas son parte importante de nuestra vida. Además, tienen el poder de unir a los empleados, traer alegría y fungen como una forma de romper el hielo a la hora de hacer negocios”, asegura Eduardo Molina, director general de WeWork México.

Los ambientes laborales deben procurar brindar los servicios necesarios no sólo para ganarse la vida, sino vivirla plenamente, es por ello que esta buena práctica ha sido adoptada por la comunidad global de WeWork en varias de sus locaciones. Si tú y tus colaboradores tienen planes de empezar a llevar a sus pequeños compañeros, éstas son algunas recomendaciones para implementar una política pet-friendly.

Asegúrate de que todos estén de acuerdo

Aunque muchos estén entusiasmados con la idea, no debes dejar de pensar en quienes tengan alergias o hayan sufrido alguna experiencia traumática, pues la idea es procurar el bienestar de todos en el equipo. Busca un punto intermedio: determinen con qué periodicidad pueden estar las mascotas o definan áreas pet-free para los que prefieren mantenerse alejados.

Organícense

Pueden crear un pequeño comité que se encargue de mediar con cualquier detalle respecto a las mascotas en la oficina, qué días son mejores para que asistan y si es necesario establecer un número de visitantes para que no se conviertan en una distracción. No obstante, no olvides que supervisar a tu pequeño compañero es tu responsabilidad.

Estén preparados

Para compartir el espacio es básico que tengas todo lo necesario para limpiar, darle de comer y algo con que pueda jugar cuando tengas asuntos que requieran de toda tu atención. Asimismo, cerciórate de que cuente con todas sus vacunas. Por otro lado, deben confirmar que el espacio sea adecuado: revisa que no haya cables, botes de basura, plantas o sustancias tóxicas, así como otros factores de riesgo para ellos y tus compañeros.

Conoce a tu mascota

Seguramente sabes a la perfección cómo se desenvuelve tu perro o gato alrededor de otros animales y personas, por ello, debes evaluar si es el tipo de mascota que se adapta al entorno de oficina. Si está enfermo, es inquieto o muy territorial, tal vez sea mejor que te espere en casa.

Seguros para mascotas

Si piensas que ésta será una práctica común en su rutina, inviten a los colaboradores a que adquieran un seguro. Las pólizas suelen cubrir la búsqueda en caso de extravío, accidentes, robo y los gastos médicos en caso de que tu mascota lesione a alguien.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.