My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Apple

Apple, Facebook y Google también quieren su propio servicio de streaming

La creación de contenidos para la televisión tradicional cada vez tiene más competencia.
Apple, Facebook y Google también quieren su propio servicio de streaming
Crédito: Depositohotos.com
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La creación de contenidos para la televisión tradicional cada vez tiene más competencia. No sólo se mide ante Netflix, Amazon y Hulu que tratan de comerle el mercado con programación original y de alta calidad en streaming (muchas son series galardonadas), sino que Disney ya prepara su propia su plataforma, de ahí que retirara algunos de sus contenidos de Netflix (lo cual aún no aplica para el mercado mexicano), pero ahora nuevos gigantes mundiales con apetitos voraces buscan entrar al negocio. ¿De quiénes de trata? De Apple, Facebook y Google.

De acuerdo con el New York Times (NYT), la empresa de la manzanita tiene un presupuesto de mil millones de dólares para crear contenido propio y en junio de 2017 contrató a los directivos de los estudios de televisión de Sony, Jamie Erlicht y Zack van Amburg, para que estén a la cabeza de su programación. Entre los éxitos de este par se encuentran programas como The Crown, The Goldbergs y Breaking Bad. Ahí nomás.  

Para tener una idea de la artillería monetaria del emporio tecnológico, su presupuesto compite al tú por tú con el de otros jugadores clave de la industria del entretenimiento. FX, que ha producido éxitos como American Horror Story y Fargo, también cuenta con mil millones de dólares para la realización de sus proyectos, mientras que se estima que HBO posee 3 mil millones de dólares y Netflix destinará este año 6 mil millones, así que Apple arranca pisando fuerte.

Por su parte, Facebook tiene un poco más de camino recorrido. A cargo de su división de entretenimiento tiene a Mina Lefevre, quien previamente trabajó en MTV. De acuerdo con el NYT, la empresa de Mark Zuckerberg gastará entre 3 y 4 millones de dólares por episodio producido y su objetivo es hacer programas pensados para una audiencia entre los 16 y 35 años del estilo de The Bachelor, Pretty Little Liars y Scandal, apunta el medio estadounidense. Al parecer lo que la empresa quiere es fomentar las conversaciones y participación en la red social.

También se cree que su tirada es lanzar cada episodio de una forma más tradicional (puede que una vez a la semana) y no al “modo Netflix”; es decir, al estrenar toda la temporada al mismo tiempo. Incluso, planea mostrar anuncios a la mitad de sus transmisiones. ¿Y cómo se podrá acceder al contenido? A través de su plataforma Watch, donde estarán disponibles sus programas.

Finalmente, Google entrará al mercado a través de YouTube, que está a punto de autorizar sus propias series. Su target será el mismo que el de Facebook, audiencias entre los 16 y 35 años. Según lo informado por el NYT, tienen contemplado una inversión de 2 millones de dólares por capítulo de comedia y más de 3 millones de dólares en las de género dramático.

De hecho, YouTube ya trabaja en el desarrollo de la comedia Cobra Kai, derivación de Karate Kid, la cual aprobaron después de que los ejecutivos notaron que la gente buscaba frecuentemente clips de la cinta original, informó Robert Kyncl, director de negocios del principal sitio de videos del mundo. Además, el año pasado aprobaron una serie en torno a las cintas de baile Step Up, igualmente por la popularidad que sus videos tienen entre sus usuarios. 

El negocio del entretenimiento online cada vez tiene más competidores, ¿podrán soportarlo la televisión tradicional, los servicios de streaming ya existentes y nuestros bolsillos? Al tiempo.

Con información del New York Times.

¿Apple imita las actualizaciones de Samsung?