My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Lenguaje corporal

5 maneras de utilizar tu lenguaje corporal para aumentar tu influencia

Descubre cuales son los gestos que te pueden abrir las puertas tanto en tu vida profesional como personal.
5 maneras de utilizar tu lenguaje corporal para aumentar tu influencia
Crédito: Depositohitos.com
5 min read

En nuestro día a día nuestro cerebro clasifica a cada persona que conocemos en cuatro categorías: amigo, enemigo, pareja potencial e indiferente. Imagina que vas caminando por la calle, ¿cuántas personas ves? Y ¿cuántas realmente recuerdas? Nuestro cerebro es inteligente pero también tiene atajos y es por esto que para ocupar la menor cantidad de energía posible utiliza la categoría de indiferencia como default. Si quieres lograr influir en los demás es necesario estar en la categoría de amigo y solo unas pocos afortunados logran llegar ahí. 

Mark Bowden, experto del lenguaje corporal y creador de TruthPlane menciona en su libro Winning Body Language for Sales Professionals, algunas técnicas que podemos incorporar para no ser percibidos como indiferentes ante las personas en las que queremos influir.

1. Habla desde el plano de la verdad

Hablar a la altura del estómago puede sonar extraño, pero también puede hacer la gran diferencia entre que seas aceptado o rechazado. El simple hecho de utilizar tus manos a ese nivel, del ombligo, puede hacer una gran diferencia, a este se le conoce como el plano de la verdad. Bowden afirma que: “Antes de tomar acción necesitamos del oxígeno como combustible”, con nuestras manos en esta posición logramos obtener más oxígeno, lo que mejora nuestro desempeño en general. Este gesto tiene beneficios adicionales, no sólo tendremos mejor respiración, sino que además tendremos mayor estabilidad física y emocional, calmando nuestros nervios y logrando una apariencia de tranquilidad que invita a los demás a sentirse en confianza.

2. Tu lenguaje corporal revela tu estatus

Hablando de comunicar calma y tranquilidad… Habrá muchas situaciones en las que tendrás que influir en personas de diferentes posiciones sociales y esto puede ser intimidante. La respuesta de nuestro cuerpo al intimidarse suele ser de manera insegura, con ansiedad y a veces hasta de rechazo hacia los que nos rodean, lo que nos puede perjudicar enormemente. Entre más calmado te veas, más fácil será que te reciban en cualquier círculo social.

“Nuestro comportamiento bajo presión determina nuestro carácter”. – Mark Bowden

¿Cuál es la solución?  Al momento de entrar en un contexto al que no estás acostumbrado simplemente muéstrate abierto hacia sus costumbres: lenguaje corporal abierto, asentir y una ligera sonrisa, estos gestos harán que salgas de esta situación con vida sin evidenciar tu incomodidad, sobre todo te ayudarán a verte calmado y asertivo.

3. Sentarse estratégicamente

El escritorio es un gran símbolo de poder en cualquier situación de comunicación. Una simple manera de ver cómo funciona es identificando al líder de una reunión; al entrar en una sala de juntas, la persona con mayor poder siempre será aquella que esté más alejada de la puerta principal, un líder nunca se sienta de espaldas a la puerta ya que se considera una posición de vulnerabilidad. Es increíble y sucede de manera inconsciente. La mejor manera de influir en alguien más al estar sentado y hablando con un cliente, socio e incluso en un evento de networking lo ideal siempre será sentarse en un giro de 90°, no enfrente sino a un lado, conocido como el puesto de la esquina. El sentarse frente a frente, en los negocios, puede indicar rivalidad, en donde se puede crear un ambiente defensivo y competitivo, así lo mencionan Allan y Barbara Pease en su libro El lenguaje del cuerpo: cómo interpretar a los demás a través de sus gestos.

4. Asentir para conseguir más información

La mejor manera de mostrar acuerdo y una gran herramienta de persuasión se puede lograr simplemente moviendo la cabeza de arriba hacia abajo mientras escuchamos. Allan y Barbara Pease afirman que hay múltiples investigaciones que comprueban que al asentir las personas tienden a hablar de 3 a 4 veces más de lo normal. Con este gesto hay que tener cuidado, evita hacerlo muy rápido ya que se puede interpretar que ya tuviste suficiente o estás desesperado por tu turno para hablar.

5. Alzar las cejas

Cuando hablas con una persona normalmente puedes detectar si está interesada en lo que están escuchando o no. Al momento de escuchar a otros, una manera de demostrar interés activo es alzando las cejas (no todo el tiempo), solo en los momentos que consideres importantes. Este gesto representa que aceptas y asimilas lo que estas escuchando y como beneficio extra dan una sensación de familiaridad, lo que es bueno al momento de influir en otras personas.

Estas técnicas no sólo te harán más influyente, sino que también aumentarán tu carisma, cualidades indispensables en el mundo de los negocios como en el mundo social.

5 tips indispensables para mejorar tu lenguaje corporal