My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedores

Cómo negociar con los tiburones de Shark Tank, según Jelp mi!

Melina Cruz y Edgar Tello, creadores de la app móvil Jelp mi!, cuentan su experiencia en Shark Tank donde lograron trabajar con dos de los tiburones en la primera temporada.
Cómo negociar con los tiburones de Shark Tank, según Jelp mi!
Crédito: Cortesía Jelp mi!
Entrepreneur Staff
5 min read

Melina Cruz y Edgar Tello, cofundadores de Jelp mi!, estaban charlando en un café cuando nació la idea de crear una app basada en economía colaborativa que conectara personas dedicadas al quehacer del hogar con aquellos que necesitaran sus servicios, pues en ese momento Melina estaba buscando una persona que le ayudara en su casa. Era 2015, pero la idea se quedó en el aire hasta 2016 cuando le dieron forma al proyecto.

Melina y Edgar han sido amigos desde hace más de 10 años y desde hacía tiempo tenían la inquietud de emprender un negocio juntos. Esta era la oportunidad de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del hogar.

Aunque ya existen plataformas similares como Zolvers y Aliada, la diferencia entre ellas y Jelp mi! es la posibilidad de contratar un servicio con sólo dos horas de anticipación desde una aplicación móvil, explica Edgar en entrevista con Entrepreneur en Español, cuando las otras plataformas necesitan agendar el servicio con al menos 24 horas de antelación.  

En marzo de 2016 se lanzó al mercado esta app que promete ser más amigable que la competencia y menos de un mes después Edgar y Melina tuvieron un golpe de suerte: el equipo de producción de Sony los invitó a participar en la primera temporada de Shark Tank, un programa en el que los emprendedores negocian con inversionistas con el fin de recibir su apoyo.   

Los creadores de Jelp mi! tuvieron que pasar dos filtros, el primero relacionado con la revisión del plan de negocio y proyecciones de crecimiento, y la siguiente etapa era mandar un video con un pitch.

Durante el programa los emprendedores consiguieron un voto de confianza de los tiburones Ana Victoria García y Carlos Bremer.

“Fue impresionante porque llevábamos menos de tres meses operando”, comparte Melina. ¿Cuáles fueron las claves para lograr ese ‘sí’?

1.  Tener un equipo sólido

La amistad y la buena relación de trabajo entre Edgar y Melina fue un aspecto que consideraron los tiburones, considera Melina. Esto se debe notar y reflejar cuando se presenta la empresa frente a los inversionistas.

2.  Confiar en el proyecto

Pese a que llevaban muy poco tiempo de operación y eso podría representar una desventaja frente a otras startups que se presentaron en el programa, el secreto estuvo en amar lo que se hace, opina Melina. La confianza en el proyecto se nota al momento de pitchar frente a los posibles inversionistas.

3. Mejorar la situación del país

“Ese factor fue decisivo para convencerlos de invertir; Carlos nos lo dejó claro desde un principio que lo que más le gustó fue la parte de impulsar la economía de mujeres y hombres que se dedican a servicios de limpieza y de darles un panorama diferente”, recuerda la emprendedora.

Y es que los keepers, como llaman a los prestadores de servicio, ganan 500% más que un salario mínimo trabajando en la mitad del tiempo, además cuentan con una cobertura de gastos médicos que los cubren de incidentes mientras laboran.

Tener un impacto social es muy atractivo para los inversionistas en la actualidad, eso le da un extra al modelo de negocio.


Luego de salir de Shark Tank con socios como Ana Victoria García y Carlos Bremer, el futuro de Jelp mi! cambiaría pues, al contar con ellos, “se puede acudir cuando hay un problema o se necesita mentoría”, afirma Melina.

Melina cree que Jelp mi! tendría buena aceptación en el mercado, aún sin Shark Tank, sin embargo “no tendría tanto exposure como el que tuvo gracias al programa”.

Después del programa, cuenta la emprendedora, ambos tiburones revisaron los números para saber qué tan sano estaba el negocio.

En enero de 2017 se rediseñó la plataforma para mejorar la experiencia del usuario y llegaron a 4 mil usuarios registrados. En el primer semestre de ese año la plataforma alcanzó 6 mil horas de servicio y tenía alrededor de 350 clientes al mes en la Ciudad de México y la zona metropolitana del Estado de México, que eran atendidos por 65 keepers.

En septiembre del año pasado arrancaron operaciones en Guadalajara, lo que los ayudó a tener un cierre de  2017 con 120 keepers y un 900% de crecimiento en ventas.

“Los dos socios están muy contentos con la tracción que ha tenido el negocio en un año en el que ellos han estado muy involucrados en el proyecto”, dice Melina al respecto.

Así que, la joven emprendedora invita a los emprendedores a “no tenerles miedo a los tiburones porque Shark Tank es una plataforma que está impulsando al ecosistema emprendedor al darle visibilidad a los proyectos”.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El multimillonario que nunca existió