No existe una cepa del SARS-CoV-2 más letal

Los virus naturalmente acumulan mutaciones pero la mayoría no tendrán ningún efecto.

Por
Nota original publicada en Alto Nivel

Un estudio preliminar realizado por científicos chinos en marzo sugirió que podría haber dos cepas del nuevo coronavirus que causaban infecciones allí, con más de ellas más “agresivas” que la otra.

Reuters

Sin embargo, un nuevo estudio publicado por la Universidad de Glasgow en el que analizaron muestras del SARS-CoV-2, dice que sus hallazgos mostraron que el trabajo previo que sugería que había dos cepas diferentes era inexacto.

Los virus, incluido el que causa el Covid-19, acumulan naturalmente mutaciones o cambios en su secuencia genética a medida que se propagan por las poblaciones. Sin embargo, la mayoría de estos cambios no tendrán ningún efecto en la biología del virus o en la agresividad de la enfermedad que causan.

Es importante que la gente no se preocupe por las mutaciones de los virus, son normales y esperadas cuando un virus pasa a través de una población. Sin embargo, estas mutaciones pueden ser útiles ya que nos permiten rastrear la historia de la transmisión y entender el patrón histórico de la propagación global“, explica Oscar MacLean, líder del estudio, que se ha publicado en la revista ‘Virus Evolution’.

Casi 200 mutaciones genéticas de COVID-19

Un análisis genético de muestras de más de 7,500 personas infectadas con COVID-19 sugiere que el nuevo coronavirus se propagó rápidamente por todo el mundo a fines del año pasado y se está adaptando a sus huéspedes humanos, dijeron científicos el miércoles.

Un estudio realizado por científicos del Instituto de Genética del University College London (UCL) encontró casi 200 mutaciones genéticas recurrentes del SARS-CoV-2 y según los investigadores mostraría su evolución mientras se propaga entre la población.

Francois Balloux, profesor de la UCL que codirigió la investigación, dijo que los resultados mostraron que una gran proporción de la diversidad genética mundial del SARS-CoV-2 se encuentra en la totalidad de los países más afectados. Eso sugiere que el virus ya se estaba transmitiendo extensamente por todo el mundo desde el principio de la epidemia.

“Todos los virus mutan naturalmente. Las mutaciones en sí mismas no son algo malo y no hay nada que sugiera que el SARS-CoV-2 esté mutando más rápido o más lento de lo esperado”, aseguró Balloux. “Hasta ahora no podemos decir si el SARS-CoV-2 se está volviendo más o menos letal y contagioso”.

Ingresa Ahora