Esta es la escuela barbería que se llevó 500 mil pesos de inversión en Shark Tank México

Juan y Eder quieren ayudar a la gente a tener un oficio y por eso desarrollaron J Lu.
Esta es la escuela barbería que se llevó 500 mil pesos de inversión en Shark Tank México
Crédito: Cortesía de Shark Tank México

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mientras se encontraba en la universidad estudiando Ingeniería en Telecomunicaciones Juan Luis Cerlaz cortaba ocasionalmente el cabello de compañeros, amigos y conocidos. Tiempo después, luego de haber trabajado en la parte operativa de un medio de comunicación retomó el oficio de barbero, el cuál lo llevo a conocer a Eder Quiroz, socio con el que lanzó J Lu, escuela y servicios de barbería.

“Lo de barbería yo lo hacía como un hobby, en realidad, cuando estudié la carrera y cuando trabajaba yo les cortaba a mis amigos y tenía este negocio lateral ya que hacía cortes a domicilio. Posteriormente, empecé a trabajar en una barbería y fue ahí donde conocí a Eder”, dice Juan Luis en entrevista con Entrepreneur en español.

Tras haber laborado cinco años en la parte operativa de un noticiero Juan Luis decidió tomar su hobby en serio. Primero inició con los cortes a domicilio y luego vio la oportunidad de dar cursos. Con sus primeros alumnos decidió montar una barbería y a partir de ella otras dos sucursales.

El cliente que se convierte en socio

Eder Quiroz y Luis Cerlaz. Foto: cortesía de Shark Tank México.

Por su parte, Eder Quiroz es licenciado en Negocios Internacionales. El emprendedor se dedica a la consultoría y ha trabajado para Infonavit, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Sistemas de Agua de la Ciudad de México (SACMEX), y pequeñas y medianas empresas. 

Eder comenta que conoció a Juan Luis un día que fue a visitar a su mamá y decidió irse a cortar el cabello en una barbería que se encontraba en el mercado cercano a la casa de madre. “Llegue a la barbería y el que se levantó fue Juan y muy amable me atendió y nos hicimos cuates desde ese momento”.

Posteriormente, Eder ya no pudo regresar, pero le habló a Juan Luis para que fuera hasta a su casa y le cortara el cabello a él y a otros amigos. Así en cada visita al barbero Eder empezó a darle consultoría gratis a su amigo.

“Lo que yo le decía, el lo aplicaba y así fue como él (Juan Luis) se empezó a monetizar solito, hasta que cada corte de cabello era consultoría y yo le dije a ver por qué mejor no, nos aliamos”, explica Eder Quiroz, en entrevista con Entrepreneur en español.

Desde 2017 hasta la fecha estos socios colocaron hasta 10 sucursales de J Lu, de las cuáles, tomando en cuenta la situación coyuntural actual aún quedan operativas solo 5.

La base de la pirámide

J Lu llamada así por el apodo que Juan Luis recibía de sus amigos y sus clientes, quiere ayudar a las personas, por lo que su negocio se enfoca en la base de la pirámide económica.

“Los Sharks pensaban que nuestra competencia eran barberías de prestigio en la Condesa, Polanco y demás, pero se dieron cuenta que no, que la verdad es que nuestras barberías están en los barrios… lo que queremos es subirle la calidad y darle educación a la gente”, dice Eder.

Este emprendimiento enseña a las personas a cortar cabello, pero también les da una base para que en un futuro puedan colocar su propio servicio de peluquería.

Hacia los 500 mil pesos de inversión

A través de un correo electrónico Eder se enteró sobre las audiciones de Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 22:00 horas por canal Sony, se lo comentó a su socio y quedaron en llegar a las 7:00 am al lugar cuando las audiciones eran a las 9:00 am, todo con el objetivo de asegurar su puesto.

“Yo le dije a Juan: oye las audiciones son a las 9 pero hay que llegar a las 7 porque eso se llena y fue muy gracioso porque mi socio llegó 10 min antes de la audición”, comenta Eder.

Foto: Cortesía de Shark Tank México.

Finalmente, los emprendedores llegaron al programa pidiendo una inversión de 375 mil pesos por el 15% de la marca, pero tras la negociación se lograron 500 mil pesos por el 33% de la marca de parte de Arturo Elías Ayub y Marcus Dantus.

Enseñando a la sociedad

Dentro de los problemas que Juan y Eder han enfrentado en el proceso de emprendimiento destacan la delincuencia y la falta de lealtad de algunas personas que les han robado.

“Yo pienso que son situaciones que te hacen perder el enfoque, que te desaniman, te hacen pensar que es más fácil para la gente robar que emprender y dar empleo a otras personas", dice Juan Luis.

Por está razón, los emprendedores buscan profesionalizar aún más su negocio, con el objetivo de crecer e incluso expandirse incluso internacionalmente y seguir enseñando a las personas un oficio como la barbería.

Foto: Cortesía de Shark Tank México.

El pivot del negocio y las oportunidades

A pesar de haber tenido que cerrar por la crisis sanitaria, algunas empresas han encontrado las formas de seguir presentes en la vida de sus clientes y usuarios. En este sentido, Juan Luis y Eder se encargaron de grabar todo el curso para colocarlo en plataformas digitales.

“Gracias a eso hemos vendido el curso en Chile, Argentina, España, Estados Unidos”, comenta Eder.

Para poder llevar los negocios a otro nivel, estos emprendedores comentan que la lealtad y la confianza en los miembros de tu equipo es un pilar fundamental, dejar el ego de lado y apoyarte en las personas que quieren y pueden ayudarte.

“Con esto del coronavirus, mientras Juan grababa, yo me la pasaba estudiando, compramos un montón de cursos para aprender y poder darle la vuelta a la hoja, es importante educarse. Asimismo, mantener el sentido de que tu negocio ayude a los demás te impulsará en tu crecimiento”, culmina Eder.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur