Siempre confía en tu instinto, lo dice la ciencia

Científicos se dieron cuenta que aquellas personas que se cuestionan demasiado no tienden a tomar las mejores decisiones en comparación de las que optan por su primera "corazonada".

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Según un estudio del Departamento de Economía de la Universidad de Reading en conjunto con la Escuela de Economía de la Universidad de Anglia Oriental en Reino Unido las personas que confían en sus primeros instintos suelen tomar mejores decisiones. La gente que cuestiona demasiado sus decisiones tiende a tomar las peores respecto a aquellos que eligen el primer instinto. 

Depositphotos.com

Se realizó un análisis de las apuestas de 150 jugadores online y aquellos participantes que se guiaban por su primera corazonada adivinaban en un 20% más que aquellas personas que cambiaban de opinión antes de tomar la decisión definitiva, después de estar reflexionando mucho. 

Dentro de este análisis se tomaron en cuenta los hábitos de los jugadores y sus apuestas. Se descubrió que los que meditaban por días sobre su apuesta antes de modificarla al final redujeron su precisión que aquellos que solamente cambiaron de opinión minutos antes. 

Los científicos concluyeron que tomar alguna decisión más confiados en el instinto inicial puede dar mejores resultados que estar dudando tanto. Estos descubrimientos se pueden contextualizar a cualquier tipo de escenario en el que una persona tenga que realizar pronósticos informados sobre el porvenir. Dicho esto, las situaciones analizadas de manera excesiva bloquean la mente y evitan que se piense con mayor transparencia. 

Foto: Depositphotos.com 

Los tres economistas británicos que dirigieron el estudio analizaron los datos de un sitio de apuestas en línea en el mismo, los participantes adivinan los resultados finales de los juegos de fútbol de la Premier League inglesa y las conductas del proceso de decisión de los apostadores.

Observaciones de los pronósticos antes de que empezaran los 380 partidos analizados durante la temporada 2017 – 2018 arrojaron que los participantes deberían quedarse con sus apuestas preliminares. 

Debemos entender que por lo general los apostadores cambian mucho de opinión luego de enterarse de una lesión de algún buen jugador o de simplemente repensar sus estrategias, entre otros factores que los hacen entrar en duda. No obstante, el estudio mostró que las personas que cambiaron su predicción solamente adivinaron el resultado en un 7,7% de las ocasiones.  

Aquellos apostadores que sí se apegaron a su instinto fueron asertivos 9,3% del tiempo, lo cual señala las predicciones revisadas como un aproximado de 17% menos precisas que las que se mantienen sin modificaciones. 

Foto: Depositphotos.com

Tras analizar los datos, descubrieron que las predicciones originales fueron menos frecuentes, los jugadores sólo cambiaron de parecer 1 de cada 25 veces. Profesores de economía de Reading, el Dr. Carl Singleton y Dr. James Reade, de igual manera Alasdair Brown, economista financiero de la UEA, señalaron las restricciones de la investigación. Mencionan que los apostadores son por lo general menos ambiciosos y ansiosos por observar partidos llenos de emoción, por ello suelen no pronosticar empates sin puntuación.

Podemos concluir que las personas que se cuestionan doblemente suelen tomar peores decisiones que aquellas que confían en su primer instinto. 

Ingresa Ahora