'El factor de alineación': el mapa que te ayudará a mantener los objetivos

Este diagrama puede ayudarte a guiar tu negocio a nuevos niveles de éxito.
'El factor de alineación': el mapa que te ayudará a mantener los objetivos
Crédito: Sindlera | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Crear tu visión con la implicación de tu equipo que te servirá para definir los objetivos de todos en tu empresa.
  • Estás en el negocio para entregar el valor definido en tu misión a las personas ahora y en el futuro.
  • Coloca tu estrategia para el futuro junto con los proyectos estratégicos que deben desarrollarse para cumplirla.

Los emprendedores exitosos a menudo deciden ampliar y hacer crecer su empresa de pequeña a grande. Este es un viaje emocionante, pero no sin obstáculos. Además de la presión financiera que conlleva la ampliación, surgen nuevas tecnologías, nuevos recursos y nuevas ideas que podrían ser abrumadoras. ¿Cómo manejas tu camino a través de las presiones, aprovechas las oportunidades prometedoras y permaneces alineado con el camino que te llevó al éxito? Te sugerimos crear un instrumento que te sirva de guía y aliado al que llamamos mapa de alineación. Y tiene tres secciones: el centro, el lado izquierdo y el lado derecho.

El Centro: Misión, Visión y Valores

El centro es el más importante. Aquí es donde puedes escribir la misión, visión y valores de tu empresa. Están en el centro porque definen quién eres y hacia dónde se dirige tu empresa. Naturalmente, completar esta sección requerirá un trabajo previo importante, incluida la elaboración de tu misión con cuidado y con la participación e implicación de tu equipo. El resultado de esta actividad será una declaración que sirva para inspirarte a ti y a tus partes interesadas a mantener el rumbo cuando los sacrificios sean necesarios.

Imagen: Alistair Berg | Getty Images

A continuación, crear tu visión con la implicación de tu equipo que te servirá para definir los objetivos de todos en tu empresa. Y el tercer elemento que debe capturarse en el centro son tus valores fundamentales. Estas son declaraciones importantes que deben estar bien concebidas, ya que servirán como pautas intransigentes para la organización.

La forma en que se crean estas declaraciones centrales determina el éxito que tendrán para guiar su camino a seguir. Tendrán vida y significado si inspiran acción en todo su equipo.

El lado izquierdo: procesos

Estás en el negocio para entregar el valor definido en tu misión a las personas ahora y en el futuro. El valor que brinda a tus clientes ahora es a través de los productos que vendes o los servicios que brindas, y estos son preparados y entregados por procesos internos. Tus procesos actuales podrían incluir: marketing, ventas, entrada de pedidos, producción, envío, entrega y servicio posventa. Estos te han permitido entregar la propuesta de valor de tu empresa a los clientes y, si están bien diseñados, puedes brindar valor de manera constante.

Estás familiarizado con estos procesos y probablemente los hayas trazado en términos de los pasos clave de principio a fin. Cada paso clave debe cumplir con las especificaciones que hayas establecido. Si mides el resultado de los pasos importantes o incluso defines solo una medida de resultado para cada proceso, terminarás con indicadores clave que definen cómo se están desempeñando estos procesos. Estos indicadores pertenecen al lado izquierdo del diagrama. Tu atención a ese lado izquierdo asegurará tu éxito continuo en el cumplimiento de las expectativas de los clientes.

El lado derecho: proyectos

El lado derecho del mapa te ayudará a mantenerte alineado con tu mercado. Aquí es donde colocas tu estrategia para el futuro junto con los proyectos estratégicos que deben desarrollarse para cumplirla. Algunos de los proyectos pueden incluir los siguientes: mejorar o ampliar la producción y entrega de tus productos y servicios; creando nuevos productos y servicios para responder a las necesidades actuales de tus clientes; o creando productos para las necesidades futuras de tus clientes. El lado derecho del mapa es fundamental para asegurar tu sostenibilidad y relevancia continua en el mercado, e incluye tres categorías amplias: estrategia comercial, estrategia de soporte y estrategia de cierre de brechas.

Imagen: PeopleImages | Getty Images

La estrategia comercial implica identificar los proyectos estratégicos correctos para garantizar la alineación continua con tu mercado. Para llegar a los proyectos adecuados, deberás segmentar tu mercado y definir grupos homogéneos de clientes en términos de sus necesidades y preferencias. También debes identificar qué diferencia tu oferta de la competencia para cada segmento. La segmentación y la diferenciación, si bien son elementos clave de tu plan, deben complementarse con una comprensión clara de tu realidad; es decir, las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de cada uno de tus segmentos. Poniendo todo esto junto, podrás llegar al mejor enfoque.

Sin embargo, como no todos los segmentos se crean de la misma manera, no puedes permitirte invertir mucho en cada uno. Deberás decidir qué segmento recibe la mayor parte de tu inversión para crecer, cuál debe mantenerse al mismo nivel y cuál debe abandonarse. El proceso estratégico que resumimos aquí te permitirá identificar los proyectos estratégicos correctos basados ​​en el análisis de la posición actual en el mercado de cada segmento y su atractivo en el mercado.

La estrategia de soporte incluye proyectos que apoyan la implementación de tu estrategia comercial en todos los segmentos. Esta categoría podría incluir proyectos de recursos humanos que involucren contratación, capacitación y compensación; o proyectos de tecnología de la información que te brinden la tecnología adecuada para tus segmentos. Los proyectos de digitalización que aprovechan las plataformas en línea y los proyectos de gestión de recursos empresariales (ERP) que crean un almacén de datos eficaz con acceso por parte de los segmentos, también entran en la categoría de estrategia de soporte. Como los proyectos de apoyo benefician a todos los segmentos deben ser los servidores de los mismo, no sus líderes. Esto suele ser lo contrario en muchas organizaciones.

La estrategia de cierre de brechas se refiere a proyectos para crear nuevos procesos que necesitas para el futuro o proyectos para rediseñar procesos que tienes ahora que no serán adecuados para el futuro. Los enfoques de cierre de brechas también pueden incluir la adquisición de empresas que ya poseen los procesos necesarios que necesita o la adquisición de empresas de tu cadena de proveedores para fortalecer su integración vertical.

Una vez que hayas construido tu mapa de alineación, tendrás declaraciones claras de tu propósito o misión, con su visión y valores fundamentales en el centro; la medición de todos los indicadores clave que te mantienen en el negocio en el lado izquierdo; y proyectos estratégicos que construyen tu futuro del lado correcto. Si mantienes este mapa como tu radar y lo actualizas dinámicamente, tendrás un poderoso instrumento de alineación que te guiará hacia un mayor éxito ahora y en el futuro.
 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur