¿Cómo reconocer un fraude de una app que presta dinero?

Hay una nueva pandemia, pero esta es financiera: Préstamos por internet, apps y estafas.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Dirán que es clickbait pero es real: Actualmente existe un tipo de crédito (llamado de liquidez), ofrecido por internet y aplicaciones descargadas al celular que generalmente es para pequeños imprevistos. Son montos muy bajos y de una muy corta duración. Es decir, te lo prestan casi de inmediato con muy pocos requisitos para pagar en un mes o menos. Desgraciadamente la cantidad de personas sobrendeudadas por este tipo de créditos está aumentando exponencialmente y debes saber que existen varios riesgos al respecto por si tu plan es aventurarte a solicitar uno. 

Depositphotos.com

Primero que nada, debes saber que existen dos tipos de estas financieras: las reguladas por la CONDUSEF y las no reguladas, además de otras opciones que ni empresas son, sino defraudadores con promesas de créditos falsos. 

Te explico la diferencia.

Prestamos por internet y de apps de financieras registradas ante la CONDUSEF

Estas son autorizadas, reguladas y supervisadas por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) y tienen la ventaja de estar obligadas a cumplir con una serie de disposiciones en materia de transparencia financiera a fin de que los contratos, estados de cuenta y recibos de operación sean claros, específicos y no contengan cláusulas abusivas, así como su publicidad no induzca al engaño.

Es importante señalar que al adquirir un crédito con estas financieras, la CONDUSEF sí puede atender cualquier reclamación por cobro indebido o cobranza abusiva hacia los usuarios.

Prestamos online y apps no registradas ante la CONDUSEF 

Estos prestamistas o “financieras” no están regulados ni supervisados por alguna autoridad que pueda responder ante cualquier abuso hacia sus usuarios y últimamente abundan.

Las condiciones de estos créditos generalmente son abusivos, con tasas de interés normal y moratoria muy por encima del promedio del mercado. Muchas veces son ramas de una misma compañía. 

Las aplicaciones al instalarlas en el celular piden permisos excesivos como accesos a la agenda, ubicación, galería y otras funciones del celular, lo que puede convertirse en una verdadera pesadilla para el usuario en caso de caer en mora, ya que la cobranza que utilizan estas plataformas es de auténtico terror. Lo más común es que manden mensajes de WhatsApp a toda la agenda del deudor con mensajes informando sobre la deuda en el mejor de los casos, o difamando sobre que la persona es un defraudador, amenazas de embargo y/o hasta mensajes abiertamente insultantes y denigrantes, tratando de presionar de esta manera al deudor a que pague lo más pronto posible bajo la presión social y vergüenza con el círculo social que provocan.

Y todo esto por micro deudas de 500, 1000 o 2000 pesos, lo que hace incosteable darle un seguimiento legal ante una autoridad competente ya que el costo en tiempo y dinero fácilmente podría superar el costo de la propia deuda, haciendo más conveniente solo pagarla para detener este terrorismo de la cobranza. 

Fraudes de Financieras fantasma online

Generalmente las personas que atraviesan una emergencia financiera son más propensas a caer en este tipo de fraude. 

Ofrecen créditos altos con mínimos requisitos, e invariablemente te piden dinero por cualquier motivo antes de darte el crédito, seguros, gastos administrativos o cualquier otra excusa, si pasa esto es una bandera roja. Ninguna institución de crédito seria te pedirá que deposites nada antes de otorgarte un crédito y peor aún, al punto que te piden dinero generalmente cuando ya hiciste entrega de documentación personal, la cual también pueden usar para extorsiones o para suplantación de identidad. 

Ante esta situación te dejo algunos consejos para antes de tomar cualquiera de estos créditos y para que evites caer en fraudes. 

Señales de préstamos legítimos

  • Tienen buena reputación en internet: Busca en Google el nombre de la institución. Si no tiene presencia web, ni te metas, y si tiene, analiza su reputación, qué opinan otros usuarios y desde hace cuánto tiempo funcionan.
  • Ofrecen sumas de dinero de acuerdo con tu capacidad de pago
  • No ofrecen “sacarte del buró de crédito” (eso es imposible). 
  • No piden claves ni contraseñas en ningún momento

Recuerda que, si ya es absolutamente necesario tomar este tipo de créditos en línea, prefiere siempre las empresas que estén incluidas en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), en su página puedes consultarlo gratis, solo debes tener el nombre de la financiera o puedes llamar directamente a la CONDUSEF y preguntar directamente por la financiera de tu interés al 800 999 80 80. 

Ingresa Ahora