¿Cuándo fue tu última oportunidad de hablar en público? Aquí van tres formas de pulir tus habilidades

Dicen que lo único que da más miedo que hablar en público es la muerte, pero el proceso no tiene por qué ser tan estresante.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hablar en público es una forma segura de demostrar tu credibilidad y autoridad. Esto puede mostrarte como un experto y ayudarte a conseguir el respaldo de terceros, lo que conduce a oportunidades desarrollar negocios. (Es posible que después te lleguen algunos clientes potenciales que te escucharon hablar e investigaron tu oferta).

Depositphotos.com

Además, conseguir oportunidades para hablar en público también puede elevar el nivel de compromiso de tu fuerza laboral. Según Richard Thackray, el mayor enemigo de la productividad de los empleados es la monotonía, y no hay nada de aburrido en escuchar a su líder dar un discurso motivador.

Aunque muchos profesionales siguieron hablando en eventos digitales durante la pandemia, la gente está lista para el regreso de los eventos presenciales. Las vacunas contra Covid-19 se están distribuyendo ampliamente y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado guías para organizar eventos seguros. Ahora es el momento de practicar tus habilidades para hablar en público y llegar al 80% de los organizadores que esperan planificar sus próximos eventos presenciales en 2021, según Northstar Meetings Group.

Como consultor de agencias, he sido orador público remunerado durante años. Esto ha generado una cantidad significativa de ingresos para mi negocio tanto en honorarios como por ser contratado tras esas presentaciones. También hablo gratis en eventos de la industria (como la conferencia Content Marketing World), porque sé que generaré ingresos de la audiencia.

La clave para ver resultados similares es elaborar un plan de juego para hablar en público, así:

1. Haz un "currículum en video" de muestra

No intentarías solicitar un nuevo trabajo sin un currículum. El mismo principio se aplica cuando aeguras contratos para conferencias. Es importante tener videos de ti mismo hablando para demostrar tu experiencia, pericia y confianza. Cuando los organizadores de eventos saben cómo suenas, pueden evaluar mejor cómo encajarás en sus eventos.

Aquí un consejo profesional: asegúrate de que tus videos de muestra reflejen los tipos de engagement que esperas lograr. Si estás buscando presentarte en una gran conferencia, cerciórate de que tu video te muestre en un escenario hablando ante una audiencia considerable. Por ejemplo, la oradora principal y motivacional Mel Robbins usa este video para presentarse y mostrar su experiencia hablando en varios lugares.

Si no tienes imágenes de discursos anteriores, graba un clip de dos o tres minutos donde hables sobre un tema que domines. Prepárate para ello de la misma manera que lo harías para un discurso real: conoce a tu público, practica tu discurso con anticipación, ensaya tus movimientos y vístete para la ocasión.

2. Haz más fácil el trabajo de los organizadores de eventos

Entre más fácil le hagas las cosas a los planificadores de eventos, más posibilidades tendrás de encontrar oportunidades. Como orador, eres uno de los cientos, si no miles, de piezas móviles en un evento. Aunque no seas el mejor orador, puede ser fantástico trabajar contigo, y eso es fundamental cuando se trata de referencias.

Por tanto, aplica con anticipación a las concocatoroas abiertas para oradores y no dejes el balón en la cancha de los organizadores después de las pláticas iniciales. Realiza un seguimiento proactivo con correos electrónicos o actualizaciones de información. Personaliza la línea de 'asunto' para aumentar las posibilidades de que los abran y que el contenido sea breve. Al buscar contratos activamente, permanecerás en la mente y demostrarás tu compromiso.

3. Haz evidente tu experiencia

Esto puede parecer redundante, pero te sorprendería saber cuántos oradores no dan a conocer sus habilidades. Cualquier persona que te busque en línea debería ser inmediatamente obvio que eres un orador público. Actualice su perfil de LinkedIn con los temas de los que puede hablar y una propaganda sobre su experiencia, y si no tiene un sitio web personal separado de su negocio, cree uno.

Durante los discursos, también es importante indicar quién es usted y por qué está calificado para hablar sobre un tema antes de comenzar. Tu discurso puede ser más sutil, pero la audiencia debe saber que eres una autoridad creíble. Esto les ayudará a comprender cuál es su perspectiva única y por qué les importa como oyentes. Por ejemplo, si es propietario de una agencia y está hablando de las tendencias de marketing durante la pandemia, puede liderar con un ejemplo de un cliente con el que trabajó que intentó algo nuevo y tuvo éxito.

A medida que más personas reciben vacunas, los eventos en persona se avecinan a la vuelta de la esquina. Puede abordar estratégicamente el desarrollo empresarial consiguiendo charlas pagadas o gratuitas y reforzando su liderazgo intelectual. Hablar en público mejora su exposición y credibilidad, lo que luego impacta positivamente en su negocio. ¿Entonces, Qué esperas? Es hora de dar un paso al frente.

Ingresa Ahora
Drew McLellan

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Writer

Drew McLellan is the CEO of Agency Management Institute, serving 250+ agencies to help the owners build profitable agencies that evolve and scale.