Consejos para evitar el estrés laboral de tus colaboradores

Lo cierto es que todos los trabajadores estamos expuestos al estrés laboral, lo que puede afectar no solo nuestra salud física sino la mental.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Por Sergio Porragas / Director de Operaciones (COO) de OCCMundial

México es el país con mayor estrés laboral de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), problemática que, dice el organismo, se refiere a un grupo de reacciones emocionales, psicológicas, cognitivas y conductuales ante exigencias profesionales que sobrepasan los conocimientos y las habilidades del trabajador para desempeñarse de forma óptima. 

En un contexto como el que hemos vivido frente a la pandemia, la situación se ha agudizado y son 6 de cada 10 profesionistas los que dicen haber sufrido estrés laboral en los últimos dos años, señala el estudio de “Estrés laboral en México”, realizado en conjunto por la Asociación de Internet MX y OCCMundial. 

Lo cierto es que todos los colaboradores estamos expuestos al estrés laboral, lo que puede afectar no solo nuestra salud física sino la mental. Por esta razón, como empresas debemos asegurarnos de que nuestro equipo de trabajo no esté pasando por esta situación y si es así, tomar cartas en el asunto.

Para ello, en OCCMundial brindamos las siguientes recomendaciones para reducir los niveles de estrés en las organizaciones: 

  • Monitorear y analizar. Seguramente en tu empresa ya cumplieron con la primera fase de la NOM 035 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para identificar los factores de riesgo psicosocial en tu centro de trabajo. Si no lo has hecho, aprovecha esta herramienta para tener un panorama sobre lo que preocupa y estresa a tus colaboradores de manera general y personal. Analiza sus tasas de absentismo laboral, rotación, quejas e índices de productividad.
  • Evaluar los riesgos de salud. No es necesario tener una herramienta sofisticada para preguntar a tus empleados sobre sus niveles de satisfacción y estrés en el trabajo, puedes utilizar cuestionarios prácticos para conocer su situación, así como sus hábitos de ejercicio, alimentación, horas de sueño y otros factores externos. 
  • Realizar un plan de acción. De acuerdo con el análisis obtenido, define estrategias generales y particulares, en caso de que haya preocupaciones por grupo de personas, de acuerdo con las exigencias de su puesto o a situaciones personales que aborden lo laboral y familiar. 
  • Revisar la estructura del trabajo. El estudio mencionado anteriormente arrojó que la falta de control sobre los métodos de trabajo, ritmo de trabajo, horarios y entorno laboral es la principal causa de estrés para los trabajadores, especialmente para los jóvenes. Es así que debes revisar cómo se están organizando tus equipos y tomar acciones para establecer objetivos claros en cada puesto para evitar el descontrol.
  • Integrar la flexibilidad. Puedes decidir implementar estrategias que permitan una mayor flexibilidad laboral en cuanto a la modalidad de trabajo, horarios, prestaciones, así como facilidades para atender hijos o personas mayores, eso les dará un respiro a tus colaboradores y podrán compaginar mejor sus responsabilidades.
  • Anteponer su bienestar. Ahora más que nunca sabemos que el bienestar de las personas debe ser lo prioritario en las organizaciones, incluyendo su salud física y mental, por lo que ofrecer un espacio físico sano y seguro coadyuvará en la productividad y rentabilidad de los negocios.
  • Utilizar herramientas tecnológicas. Cada vez hay más aplicaciones móviles y herramientas online que ofrecen beneficios para ayudar a los colaboradores a reducir sus preocupaciones laborales y personales, incluso algunas de gestión de productividad y tiempo, como calendarios, listas de tareas y recordatorios o alertas para facilitar la organización de los empleados y proporcionar una mayor sensación de control.

Tomemos en cuenta que el estrés laboral en nuestros colaboradores se ha incrementado a raíz de la pandemia y están experimentando mayores preocupaciones e incertidumbre. Además de los desafíos que enfrentan normalmente, tienen también miedo a perder su empleo dada la situación económica o temor de contagiarse al regresar a laborar de manera presencial a sus centros de trabajo. Seamos empáticos y tomemos acciones para cuidar a nuestro talento humano, recordemos que ellos son el motor para recuperar e impulsar el dinamismo de nuestros negocios.

Ingresa Ahora