5 formas de ganarte el respeto de tu equipo como líder joven ¿Eres nuevo en un rol de liderazgo? Aprende a evitar errores comunes y a ganarte el respeto de tus compañeros con más experiencia desde el principio.

Por Murali Nethi

Key Takeaways

  • Desde un inicio prioriza tener conversaciones uno a uno en las que hagas preguntas reflexivas y des tiempo a la gente para que se exprese abiertamente.
  • Incluso los líderes más experimentados distan de ser perfectos; todos cometen errores o tienen lagunas de conocimiento de vez en cuando.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

Portra | Getty Images

En muchas profesiones, llega un momento en el que el talento joven debe asumir roles de liderazgo. Esta transición de pasar de ser un prometedor novato a un líder respetado es crucial, pero puede ser desafiante.

¿Cómo pasa uno de ser visto como un novato inexperto a ser un jefe capaz por el que otros sientan admiración? ¿Es posible liderar eficazmente a colegas mayores y más experimentados? Sí, con el enfoque adecuado. He aquí algunos consejos para jóvenes líderes que buscan ganarse el respeto de sus equipos:

1. Escucha primero, habla después

Un error fatal que he visto cometer a muchos líderes novatos es asumir que tienen todas las respuestas desde el primer día y comenzar a dictar estrategias y políticas desde el principio. El problema es que cuando bombardeas a las personas con órdenes y directivas sin escuchar sus preocupaciones, ideas y perspectivas únicas, es probable que pierdas su confianza y cooperación.

Los líderes verdaderamente respetados entienden la importancia de escuchar primero y hablar después. Reconocen que cada miembro del equipo tiene ideas valiosas para compartir basadas en su experiencia y punto de vista. Por lo tanto, desde el principio prioriza las conversaciones uno a uno en las que hagas preguntas reflexivas y des tiempo a la gente para expresarse abiertamente antes de expresar tus propias opiniones. Esto demuestra que sus puntos de vista importan y que estás dispuesto a aprender de ellos.

Relacionado: La importancia de la inteligencia emocional para el liderazgo

2. Propón, no impongas

Sobre todo al trabajar con veteranos experimentados, es crucial llevar a las personas contigo en lugar de dictar desde arriba. Enmarca nuevas ideas como propuestas para recibir retroalimentación en lugar de mandatos rígidos. "¿Qué te parece probar con X?" genera más apoyo que "Esto es lo que vamos a hacer." Cuando las sugerencias inevitablemente encuentren resistencia, evita ponerte a la defensiva. Escucha las preocupaciones e incorpora consejos cuando sea posible. Con paciencia y cuidado puedes ajustar las propuestas para llegar a un consenso intergeneracional que sea ampliamente aceptado.

Relacionado: 5 errores comunes que cometen los líderes y cómo solucionarlos

3. Sé humilde

Otro error común que suelen cometer los nuevos líderes es mostrar arrogancia o comportarse como si su posición los hiciera infalibles. Incluso los líderes más experimentados distan de ser perfectos; todos cometen errores o tienen lagunas de conocimiento de vez en cuando.

Los líderes que se ganan un profundo respeto de sus equipos se comportan con humildad. Admiten libremente cuando no saben algo, han tomado una decisión equivocada y necesitan depender de la experiencia o conocimiento de otros. No se preocupan por mantener una apariencia de invencibilidad, sino que se sienten cómodos reconociendo su humanidad. Esta humildad genera lealtad y confianza.

Por lo tanto, para evitar caer en la trampa de pensar que siempre debes proyectar seguridad en ti mismo, no tengas miedo de decir "No sé" o "Estaba equivocado": la gente apreciará tu honestidad. Busca mentores que puedan proporcionar sabios consejos cuando te sientas inseguro. Y cuando alguien señale un error, agradece su honestidad. La capacidad de ser humilde suaviza muchos de los obstáculos en la transición al liderazgo.

4. Lidera con el ejemplo

Como dice el viejo refrán, "las acciones dicen más que las palabras." Puedes hablar sobre integridad, ética laboral, compasión o cualquier otra virtud hasta cansarte. Pero si la gente no te ve modelando activamente estas cualidades, no te tomarán en serio como líder. Para ganar un respeto genuino, debes liderar con el ejemplo todos los días.

Eso significa que cuando esperas que tu equipo se esfuerce más en un proyecto, tú debes ser el que trabaje hasta tarde para llevarlo a buen término. Cuando promueves el comportamiento ético, debes demostrar una conducta intachable. Si quieres que la gente se mantenga optimista durante tiempos estresantes, debes irradiar positividad y serenidad bajo presión. Solo practicando lo que predicas ganarás credibilidad.

Esto también significa que debes exigirte los mismos estándares (o incluso más altos) que a tu equipo. Nada erosiona el respeto más rápido que una mentalidad de "haz lo que digo, no lo que hago." Si impones reglas estrictas o expectativas de alto rendimiento a otros, es mejor que las cumplas y las alcances. Ganar respeto requiere liderar desde las trincheras, no predicar desde lo alto.

Relacionado: Las 7 cualidades de las personas altamente respetadas

5. Atribuye a otros, asume la culpa

No hay nada más irritante que un líder que se lleva el mérito cuando las cosas salen bien y culpa a los demás cuando salen mal. El enfoque opuesto genera una gran apreciación. Haz el hábito de destacar las contribuciones de tus colegas en cada éxito. Además, asume la responsabilidad personal por los contratiempos. Protege al equipo de críticas y adversidades. Esto demuestra lealtad y construye una confianza duradera. Los líderes que comparten los elogios y asumen la culpa ganan un respeto perdurable.

Por supuesto, escuchar, ser humilde y liderar con el ejemplo por sí solos no garantizarán que te conviertas en un líder respetado de la noche a la mañana. Se necesita tiempo para cambiar opiniones y cimentar la confianza. Pero comprometerse con estos principios desde los primeros días en el trabajo te pone en un camino sólido.

Y aquí tienes un consejo final: no te desanimes si tropiezas de vez en cuando al practicar estas estrategias. Liderar personas es un trabajo tremendamente difícil; siempre habrá obstáculos y errores. La clave es reflexionar, admitir los errores, seguir creciendo y avanzar. Al trabajar persistentemente para mejorar en las áreas mencionadas, gradualmente ganarás el aprecio y la lealtad de quienes te rodean.

Por supuesto, también necesitas las herramientas y sistemas adecuados para empoderarte a ti y a tu equipo para destacar. Por eso, recomiendo considerar Hana Retail para tu sistema de punto de venta (POS). Hana Retail proporciona datos e información en tiempo real, capacidades de automatización y funcionalidad omnicanal en una plataforma flexible en la nube.
Murali Nethi

Entrepreneur Leadership Network® Contributor

Want to be an Entrepreneur Leadership Network contributor? Apply now to join.

Temas relacionados

Consultoría

La neta del liderazgo: Cómo liderar equipos multiculturales en 2024

En el futuro, los equipos transfronterizos ayudarán a las empresas a crear soluciones cada vez más innovadoras y culturalmente relevantes en un mundo empresarial que será mucho más conectado y diverso.

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Noticias

14 maneras fáciles de ganar dinero extra en casa

Un ingreso adicional se siente como ser rico si ya tienes un trabajo diario para cubrir las deudas.

Consultoría

Estas son las 3 lecciones sobre el liderazgo bajo presión que nos dejó el estallido de Travis Kelce en el Super Bowl

He aquí la razón por la cual Andy Reid no le gritó de regreso Travis Kelce, y por qué fue un momento importante para el liderazgo.

Consultoría

10 lecciones de liderazgo de CEOs exitosos — una guía práctica para el emprendedor ambicioso

Lecciones valiosas que puedes aprender de CEOs exitosos como Steve Jobs, Jeff Bezos y Elon Musk.

Tecnología

Tal vez la IA no te quite el trabajo, pero alguien que la use sí lo hará. Aquí te explicamos por qué

La inteligencia artificial está revolucionando las agencias de marketing y relaciones públicas. Estas herramientas pueden aumentar la productividad, pero también hay riesgos que considerar.