You can be on Entrepreneur’s cover!

Cómo identificar las horas más productivas de tu jornada laboral El mundo empresarial nos obliga a entrar en una caja de tiempo estandarizada de nueve de la mañana a cinco de la tarde, pero las investigaciones sugieren que las personas son más productivas en diferentes momentos del día.

Por Gleb Tsipursky

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

Petar Chernaev | Getty Images

Así como un hábil bailarín de tango entrelaza su cuerpo con el ritmo de la música, tú puedes bailar con el tempo de tu productividad. El secreto radica en desvelar el enigma de tu cronotipo. En términos simples un cronotipo es la melodía única de tu cuerpo. Es un ritmo biológico que pulsa con tu propensión a estar más alerta y activo ya sea por la mañana, por la tarde o en algún punto intermedio.

La sinfonía digital del entorno laboral flexible de hoy nos invita a bailar al ritmo único de cada uno, y no al monótono tic-tac de un metrónomo rígido de nueve de la mañana a las cinco de la tarde. Pero primero, debes identificar la melodía.

¿Mañana, tarde o ninguna de las dos? ¿Cuál eres tú?

Para algunos, el sol de la mañana trae más que la promesa de un nuevo día. Enciende un fuego interno de alerta y vigor que impulsa la productividad. Estas personas, conocidas como cronotipos matutinos o "alondras", están en su máximo rendimiento productivo al amanecer, con sus mentes tan frescas e inspiradoras como el rocío de la mañana.

Sus niveles de energía disminuyen a medida que avanza el día, haciendo de las tardes un período de trabajo más lento y de las noches un momento de descanso y rejuvenecimiento. Si te encuentras lleno de ideas y entusiasmo en las primeras horas del día, es probable que seas una alondra.

Por otro lado, los cronotipos vespertinos o "búhos" son maestros de la noche. Su productividad se pone en marcha cuando la mayoría está terminando. La tranquila soledad de la noche da alas a sus ideas, y sus horas de mayor productividad a menudo se extienden mucho más allá de la medianoche.

Al amanecer, se sienten menos alertas, y sus niveles de energía aumentan gradualmente a lo largo del día. Si tu mente está llena de actividad cuando los demás se están desacelerando, es posible que tú seas un búho.

Sin embargo, existe un tercer grupo. Aquellos que no encajan estrictamente en las categorías de "alondra" o "búho". Estas son personas que encuentran sus horas de mayor productividad distribuidas a lo largo del día.

Pueden empezar el día más lento, ganar impulso durante el mediodía y terminar con fuerza por la noche. Comprender su patrón de productividad requiere un examen más detenido de sus ritmos diarios.

La introducción al baile: la ciencia detrás de los cronotipos

Antes de adentrarnos en la identificación de tu ritmo de productividad personal, démonos un momento para apreciar al maestro detrás de escena: la ciencia de la cronobiología. Este campo de estudio profundiza en nuestros ritmos biológicos, explicando por qué algunos somos madrugadores cantando al amanecer, otros noctámbulos ululando bajo la luna, o nos encontramos en un punto intermedio.

Nuestros cronotipos no son un lanzamiento aleatorio de los dados, sino más bien una sinfonía orquestada de factores genéticos, ambientales y relacionados con la edad. Por ejemplo, los adolescentes tienden a inclinarse hacia la nocturnidad debido a los cambios biológicos durante la pubertad. Esto hace que les resulte muy difícil despertar y concentrarse en el trabajo escolar temprano en la mañana, y sería sabio ajustar los horarios escolares para adaptarse a lo que ahora sabemos que los adolescentes necesitan. A medida que envejecemos, esto suele cambiar hacia la matutinidad.

Nuestro cronotipo individual también interactúa con los zeitgebers (señales externas como la luz, la comida y los horarios sociales) que influyen en nuestro reloj interno. Imagina que son la sección rítmica, manteniendo el compás mientras nuestra melodía de cronotipo suena en la parte superior.

Las sutilezas del cronotipo son tan intrincadas que la investigación se extiende incluso al reino animal, con estudios sobre criaturas que van desde moscas de la fruta hasta ratones.

Cambios de ritmo: la flexibilidad de los cronotipos

Es importante recordar que tu cronotipo no es una sentencia de por vida. Piénsalo más como un movimiento de baile favorito: fluye naturalmente, pero puede cambiar y evolucionar con el tiempo. Los cambios en la vida, como la paternidad o un nuevo trabajo, pueden alterar nuestros patrones de productividad, haciendo que nuestra orquesta interna reescriba su partitura.

De hecho, muchas personas descubren que con esfuerzo consciente pueden ajustar su cronotipo, lo que permite una mayor flexibilidad. La clave radica en estar atento a las señales de tu cuerpo y tener paciencia contigo mismo durante las transiciones. Después de todo, incluso el bailarín más grácil no dominó sus giros de un día para otro.

Ese fue mi caso. Yo solía ser más de tipo nocturno. Sin embargo, cuando me convertí en consultor y necesité atender las necesidades de los clientes, me convertí en un cronotipo "intermedio", despertando y siendo productivo cómodamente durante el horario laboral regular.

La obra en conjunto: los cronotipos en el lugar de trabajo

Entonces, ¿cómo se desarrolla esta sinfonía biológica en el lugar de trabajo? A medida que las empresas adoptan cada vez más modelos de trabajo remoto e híbrido, la importancia de comprender los cronotipos individuales ha cobrado importancia.

En un entorno de oficina tradicional, el horario rígido a menudo suprime nuestro ritmo natural. Es como obligar a un músico de jazz a tocar una pieza clásica: las notas pueden ser correctas, pero el alma está ausente. Con la flexibilidad de adaptar nuestras horas de trabajo a nuestro cronotipo, se nos brinda la libertad de dejar que nuestra productividad cante.

Imagina un equipo en el que cada miembro trabaja durante sus horas de mayor productividad personal. Las tareas se abordan de manera más eficiente, las ideas fluyen con mayor libertad y el rendimiento general se dispara. Es como una orquesta en la que cada músico interpreta su solo en el momento perfecto: el resultado es una armonía de productividad.

La mayor libertad para trabajar durante las horas óptimas para cada persona ayuda a explicar por qué el trabajo remoto es más productivo, como les explico a los líderes cuando los ayudo a diseñar la política de trabajo híbrido de su empresa. Por eso, las mejores actividades para realizar en la oficina son las colaborativas, la mentoría, la capacitación y la socialización, mientras que el trabajo desde casa es ideal para ser productivo en tareas individuales.

Relacionado: Académico de Harvard explica por qué el teletrabajo seguirá siendo una tendencia en el 2023

Tu tarjeta de baile de productividad: identificando tus horas de mayor rendimiento

Ya que sabes y entiendes qué son los cronotipos puedes trazar tu danza de productividad. Comienza llevando un diario de productividad. Durante algunas semanas, anota tus niveles de energía, enfoque y productividad en diferentes momentos del día.

Lo que buscas son patrones. ¿Un aumento sostenido de productividad después de la comida? Es posible que seas un cronotipo ""intermedio"" con una tendencia a la productividad a mediados del día. ¿Un impulso de energía y enfoque cuando el sol se pone? Tienes los elementos de un "búho". Y si aún no lo has descubierto, realiza un cuestionario de cronotipo.

Coreografiando tu día: aprovechando tu cronotipo para alcanzar el éxito

Una vez que hayas identificado tu cronotipo, es hora de coreografiar tu danza con la jornada laboral. Las "alondras" matutinas deben abordar las tareas complejas temprano en el día, programando las tareas rutinarias para más tarde. Los "búhos" pueden comenzar su día laboral con tareas más ligeras, reservando su capacidad mental para sus horas de mayor rendimiento por la noche.

Los cronotipos "intermedios" podrían beneficiarse de programar sus tareas más desafiantes durante las franjas de máxima productividad que hayan identificado, manteniendo flexibilidad en su jornada laboral para adaptarse a su ritmo único.

Comprender tu cronotipo y alinear tu horario de trabajo con él es similar a encontrar tu ritmo en la pista de baile. Cuando trabajas en sincronía con el pulso de productividad natural de tu cuerpo, ya no luchas contra el tiempo. Estás bailando con él.

El último baile: abrazando la flexibilidad del panorama laboral actual

Abrazar tu cronotipo es más que una estrategia personal de productividad; es un testimonio del poder del trabajo flexible. Al descartar el enfoque de talla única de las horas de trabajo tradicionales, podemos aprovechar los ritmos únicos de los empleados individuales, aumentar la productividad, fomentar la creatividad y promover una sinfonía laboral saludable y equilibrada.

Así es que ya lo sabes, descubre tu cronotipo y deja que la música guíe tu danza de productividad. El escenario está listo, el ritmo está puesto y los reflectores están sobre ti. Es hora de bailar.

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Noticias

14 maneras fáciles de ganar dinero extra en casa

Un ingreso adicional se siente como ser rico si ya tienes un trabajo diario para cubrir las deudas.

Emprendedores

Vivimos en un mundo impulsado por los datos, pero aquí tienes una razón para seguir escuchando tu intuición

Perfeccionar y confiar en la intuición puede llevar a una toma de decisiones más rápida y efectiva. Aquí te explicamos cómo aprovechar el poder de escuchar tu intuición para tomar las mejores decisiones.

Emprendedores

La empresa chilena Wheel The World recauda $6 millones de dólares para mejorar los viajes accesibles

La startup ya ha logrado aumentar cuatro veces los usuarios en su plataforma así como el número de destinos, que pasó de 50 a más de 200 países, entre los cuales están Chile, México, Estados Unidos, Perú y Tanzania.

Finanzas

Cómo ganar dinero rápido: 10 formas reales de generar ingresos rápidamente

¿Quieres ganar dinero extra lo antes posible? Echa un vistazo a esta lista de diez maneras de generar ingresos rápidamente para inspirarte y comenzar a trabajar.

Emprendedores

La especialización ya no es el camino al éxito: este simple truco de vida puede impulsar tu carrera y negocio

Desarrollar una amplia gama de habilidades, también conocido como acumulación de habilidades, puede ser más beneficioso que especializarse en una sola área.