Esta mujer analizó los datos de Google Maps para saber si pudo haber conocido al amor de su vida en el mundo físico y no en una app

Una analista de datos sudafricana usó la información almacenada por Google Maps de sus movimientos y de los de su novio para saber qué tan cerca estuvieron el uno del otro antes de conocerse.

Por

Hoy el amor se encuentra en las aplicaciones de citas, pero después de haber encontrado a su match en una app, una analista de datos quiso saber si hubiera podido conocer al amor de su vida por un encuentro en el mundo físico.

Canva

Channon Perry, quien se dedica al análisis de datos en la empresas sudafricana Kurtosys, dio a conocer el estudio que realizó de manera personal para saber si se había topado en algún momento con su novio Dan, antes de conocerse por medio de la aplicación.

En la página Channon explica: "Cuando conocí a mi novio, a veces sentí un tinte de arrepentimiento por nunca haber podido tener una historia adorable, a pesar de vivir en la misma ciudad durante cinco años y asistir a la misma universidad. Nuestra historia no es única de muchas parejas en 2020: en un canal entre las olas de COVID, comenzamos a hablar en línea, en Bumble, una aplicación de citas.

"Gracias al historial de ubicaciones de Google que silenciosamente se aleja de la recopilación de datos GPS en segundo plano, pensé que podría encontrar una respuesta a cuán fatídicamente se entrecruzaron nuestros caminos antes de conocernos. ¿Qué tan cerca llegamos a tener potencialmente un momento de encuentro de ojos en una habitación?"

Después la mujer presenta paso a paso el proceso que realizó para analizar la data que Google Maps almacena de los movimientos que cada usuario realiza. Channon cruzó los datos de su aplicación con los de su novio para determinar qué tan cerca estuvieron físicamente uno del otro antes de conocerse por medio de la app de citas.

La chica delimitó la información a los años en que coincidieron viviendo en la misma ciudad y estudiando en la misma Universidad de Ciudad del Cabo (entre el 2015 y el 2020, cuando comenzó su relación). Descubrió que en 33 ocasiones estuvieron a menos de 111 metros el uno del otro en periodos de diez minutos o menos.

La mayoría de estos posibles encuentros se dieron en el campus de la universidad en la que ambos estudiaban. Channon documenta cada paso de su investigación con pantallazos de lo que hizo. Así es que, si te gustaría saber si en algún momento te cruzaste en el camino de alguien a quien hoy conoces, solo tienes que replicar los pasos de la analista.

La información completa de todos tus movimientos son almacenados por Google Maps y puedes exportarlos fácilmente desde Google Takeout.