Consultoría

Véndele a los más cercanos

Tu base de poder -familia, amigos y la gente que conoces- puede convertirse en la clave de tus ventas. Aprende a construirla y crecerla.
Véndele a los más cercanos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor, la forma más lucrativa de conseguir negocios es aprovechar tu base de contactos más cercanos. Tu base ‘de poder’ se refiere a todas las personas que conoces o con las que estás conectado. Quizá pienses, “no quiero molestar a mis amigos y familia”. Pero eso es ridículo. Si tienes un gran producto o servicio, tienes la obligación de decirle a tu red primero y de mantenerla actualizada.

Cuando entré a las ventas pasaba todo mi tiempo tratando de venderle a gente que no conocía. Entonces un día, un tío me dijo que había comprado el mismo producto que yo vendía de la competencia. Cuando le pregunté por qué no me lo compró a mí, me dijo: “No sabía que tú vendías ese producto”. A partir de esa experiencia me juré a mí mismo que eso no volvería a pasar. Debes sacar ventaja de tu base de poder (tus amigos y familia) primero. Esto es mucho más efectivo que trabajar con desconocidos.

Haz una lista de todas las personas que conoces, empezando por las más cercanas. Inicia con tu esposo(a) o pareja, sigue hacia tu familia, amigos, asociados, maestros, colegas, compañeros de clase y todas las personas con las que hayas hecho contacto. Primero haz tu lista y después preocúpate de cómo llegarás a ellos.

Aunque comúnmente se dice que “se necesita dinero para hacer dinero”, la realidad es que se necesitan de contactos que hagan contactos y que ésos sean los que crezcan tu negocio.

Sé un político. Tu rutina diaria debe ser una forma de capitalizar y crecer tu base. Por ejemplo, tuve una cita en un banco en Miami para hablar de un financiamiento en bienes raíces. Intercambié tarjetas de presentación con todo aquel con el que interactúe, desde con el hombre que estacionó mi auto a la recepcionista hasta el presidente del banco y las personas sentadas en un restaurante cercano. A todos les dije lo mismo, “Si puedo hacer algo por ti, por favor llámame”.

Debes actuar como un político buscando un puesto en las elecciones. Hazte el compromiso de salir a estrechar manos, dar tarjetas de presentación, hacer amigos, saludar gente e interesarte por todo aquel que conozcas.

También debes convertirte en un socialité digital. Todos los días uso las redes sociales para atraer atención, prestar atención, hacer preguntas y encontrar personas que podrían estar interesadas en lo que hago. Facebook, Twitter, YouTube, Instagram, Pinterest y LinkedIn han cambiado el juego. Ahora es posible para los emprendedores sin dinero pero con deseo y creatividad, no sólo crear una base de poder, sino también convertirse en celebridades.

Hoy tuiteé más de 20 veces, publiqué en más de tres páginas de Facebook para un total de 12 posts, respondí a una docena de comentarios, escribí dos posts de blog y compartí dos videos en YouTube.

Siempre echo un vistazo a los trending topics para enviar tuits relacionados a ellos. Cada 15 minutos envío un tuit mientras escribo mi libro. De esta manera, en un periodo corto de tiempo (y sin costo alguno más que mi creatividad) consigo atención en mi marca, seguidores leales y añado nuevos seguidores a mi base de poder. Así es como he llegado a cerca de 250,000 seguidores en Twitter y más de 226,000 “Me gusta” en mi página de Facebook los últimos cuatro años. Pero se necesita de voluntad para hacerlo; en ese mismo tiempo he enviado más de 33,000 tuits.

Nunca dejes de trabajar en tu base de poder. Una vez que iniciaste el interés y te conectas, no renuncies. Tengo un prospecto que no está listo aún para hacer negocios. Tuve que descubrir formas muy creativas para capturar su atención, y entonces le envíe un video para sus reuniones con su equipo, al siguiente mes le mandé un texto y le pedí que contribuyera en mi blog. La siguiente vez le llamé y le pregunté: ¿Cuándo haremos negocios? Sabes que no renunciaré hasta que lo hagamos”. Todavía no lo consigo, pero sigo creciendo mi base de poder y no pararé hasta que sea mi cliente.

Enciende tu base de poder y mantenla encendida hacia aquellos que conoces para convertirlos en fans. Debes ser excepcional en construir y crecer esta base, así nunca te quedarás sin oportunidades.