Consultoría

7 claves para vestirte bien

No necesitas ser un experto en moda para lucir profesional. Sigue estos consejos para tener una imagen que te ayude a impresionar.
7 claves para vestirte bien
Crédito: Depositphotos.com

Los emprendedores ocupan muchas horas en su educación y networking, tomando talleres, clases y prácticamente cualquier cosa que los ayude a mantenerse competitivos. Sin embargo, la mayoría deja al margen su imagen física.

Nunca subestimes el poder de tu imagen. Cuando te vistes de manera profesional y demostrando seguridad se crea una gran diferencia. En cambio, cuando te vistes de forma descuidada envías un mensaje de que tu confort es más importante que tus clientes, inversionistas, socios y empleados.

Sí, lo importante es lo de adentro; pero, tristemente, no funciona así el mundo de los negocios. Todos los seres humanos hacemos juicios rápidos de las personas con las que interactuamos a lo largo del día. Y tu apariencia contribuye a las opiniones de los demás sobre ti.

A continuación te compartimos siete consejos para proyectar una imagen profesional (y ganadora) en el trabajo:

1. Evita las arrugas y la falta de botones. Inspecciona tu ropa con regularidad y cuélgala o guárdala inmediatamente después de usarla. Si notas que le falta un botón, cóselo o llévalo a la sastrería.

2. Mantén tu ropa y zapatos en buenas condiciones. Hazte amigo de tu tintorería, zapatería y sastrería local. Los detalles son los que hacen la diferencia entre tú y tus competidores.

3. Cuida tus uñas. Todo el mundo observa las manos. Mantén tus uñas limpias y cortadas. Las uñas son un indicador de que prestas atención al detalle, también en el trabajo.

4. No escatimes en los zapatos. Sólo tienes un par de pies, así que compra los mejores zapatos que permita tu presupuesto. Asegúrate que tu calzado siempre esté limpio y boleado. Si los tacones o las plantas están maltratados, repáralos. Para los hombres, es recomendable que compren hormas de madera que ayudarán a mantener la forma del calzado y a controlar el olor y absorber la humedad.

5. Presta atención a tus accesorios. Invierte en accesorios útiles y de alta calidad. Siempre lleva contigo un buen bolígrafo, un maletín o portafolio, y una funda de piel para tu tablet o notepad.

6. Ten un buen saco a la mano. Cuando usas un saco parece que estás listo para los negocios. Guarda un saco de color oscuro en tu oficina o en tu auto. Te servirá en caso de que te llamen a una presentación importante o a una reunión inesperada con un cliente.

7. Vístete para la comodidad de tus clientes, no para la tuya. Evita las prendas muy apretadas, cortas, flojas o demasiado reveladoras. Si no estás seguro de que algo es apropiado, simplemente no lo uses. Si no te queda bien una prenda, dónala.