Startups

5 ejercicios creativos para encontrar tu pasión

Estos consejos te ayudarán a emprender un negocio que te inspire, motive, impulse a dar tu mejor esfuerzo y haga feliz.
5 ejercicios creativos para encontrar tu pasión
Crédito: Depositphotos.com

Benjamin Disraeli, quien fuera Primer Ministro británico, en una ocasión dijo: “El hombre sólo es grandioso cuando actúa a partir de la pasión”.

Para los aspirantes a emprendedor, explorar nuevas formas de creatividad para encontrar su pasión es probablemente la ruta más rápida para incrementar sus oportunidades de lanzar un negocio exitoso. ¿Dónde iniciar? A continuación, te comparto cinco ejercicios que te ayudarán a develar tu pasión:

Ejercicio 1- Revisita tu infancia. ¿Qué amabas hacer?
“Es increíble lo desconectados que nos hacemos de las cosas que nos traían mayor alegría, para favorecer lo que es práctico”, dice Rob Levit, experto en creatividad, consultor y conferencista.

Levit sugiere hacer una lista de las cosas que recuerdas disfrutar cuando eras niño. ¿Disfrutarías esa actividad hoy en día? Por ejemplo, Frank Lloyd Wright, uno de los arquitectos norteamericanos más reconocidos, jugaba con bloques de madera en su infancia. “Los estudios demuestran que hay mucho que descubrir en el juego, incluso en los adultos”, dice Levit.

Revisita algunas de las actividades positivas, alimentos y eventos de la infancia. Levit sugiere preguntarte a ti mismo estas cuestiones: ¿Qué (de ello) podría trasladarse y agregarse a tu vida actual? ¿Cómo estas experiencias pasadas modelan tu carrera hoy en día?

Ejercicio 2- Haz un “pizarrón de creatividad”
Empieza por tomar un pizarrón, poner las palabras “Negocio Nuevo” en el centro y crear un collage de imágenes, frases, artículos, poemas y otras inspiraciones, recomienda Michael Michalko, experto en creatividad y autor de varios libros.

“La idea detrás de esto es que cuando te rodees de imágenes de tu intención (de lo que quieres ser o de lo que quieres crear) tu pasión crezca”, afirma Michalko.  

Conforme tu pizarrón evoluciona y se hace más enfocado, empezarás a reconocer lo que falta e imaginarás formas de rellenar los espacios en blanco con tu visión.

Ejercicio 3- Haz una lista de las personas que están donde quieres estar
No necesitas reinventar la rueda. Estudia a las personas que han sido exitosas en el área que quieres seguir.

Por ejemplo, durante la recesión, muchas personas se alejaron del mercado de bienes raíces porque creían que era un punto muerto. En cambio, Levit piensa que fue el momento perfecto para introducirse en él (cuando otros lo dejaban); porque no importa qué tipo de negocio sea, siempre hay personas exitosas en ello. Estúdialas, identifica cómo han logrado mantenerse exitosas en los momentos difíciles y establece estructuras para seguir sus ejemplos.

“Si quieres ser creativo, crea un plan riguroso y formal”, dice Levit. “No es el plan lo que es creativo; es el proceso que sigues el que te abre las posibilidades”.

Ejercicio 4- Empieza a hacer lo que amas, incluso sin un plan de negocios
Muchas personas esperan hasta tener escrito un extenso plan de negocios y asegurado un inversionista ángel… y luego sus ideas nunca ven la luz, asegura Cath Duncan, experta en creatividad y coach que trabaja con emprendedores y profesionistas.

Duncan recomienda hacer lo que disfrutas –aunque aún no hayas definido cómo monetizarlo.  Prueba cómo sería trabajar en un área que te apasione, construir tu red de negocios y pedir retroalimentación que te ayude a desarrollar y refinar tu plan de negocios.

Es una forma de no sólo mostrar el valor que traerás, sino que también puede conseguirte testimoniales que ayuden a lanzar tu negocio.

“Sin embargo, quizás lo más importante es alejarte de la parálisis y el miedo”, dice Cath, “la emoción de ver la diferencia que genera tu contribución ayudará a impulsar tu creatividad”.

Ejercicio 5- Tómate un descanso del pensamiento empresarial
Aunque pueda hacerte sentir incómodo el alejarte del modo ‘negocio’, a veces la mente necesita un descanso de este tipo de pensamiento, señala Levit, quien recientemente retomó el haiku japonés, una forma de poesía. Quizás para ti, pueda ayudarte el escribir, pintar, correr o hasta la jardinería. Después de tomarte una vacación mental y dedicarte a algo que te apasiona, Levit sugiere regresar a un diario y escribir las ideas para tu negocio que surgen de ello.

“Te sorprenderás qué tan frescas son tus ideas”, dice. “Observar cosas hermosas (como el arte y la naturaleza) crea una conexión que muchas veces no notamos. Nótala, captúrala en escritura y luego úsala”.