Tecnología

Crea una estrategia "ética" de SEO

Google continúa actualizando sus algoritmos. Sigue estos consejos para hacer que tu contenido sea fácilmente encontrado por tus clientes.
Crea una estrategia "ética" de SEO
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cualquiera que tenga interés en un negocio online, especialmente una empresa mediana, está consciente de que Google está continuamente actualizando sus algoritmos para mejorar la calidad de sus resultados de búsqueda.

Como consecuencia de esto, SEO se ha convertido en una palabra un poco sucia para muchos maestros de la web alejándose de él por miedo a ser golpeado y perder tráfico orgánico invaluable. Pero ese no tiene que ser el caso.

Los emprendedores todavía pueden crear experiencias de alta calidad para el usuario usando estrategias éticas de SEO, mientras que evitan ciertas prácticas que acaban haciendo más daño que beneficio.

Aquí está la manera:

Enfócate en el usuario: Google quiere que todos estén pendientes de proveer al usuario de una gran experiencia. Así que antes de cada cambio que hagas al sitio, pregúntate: ¿Esto mejorará las cosas o las empeorará para mis visitantes?

En los términos del SEO, entre más personas estén felices con tu sitio, es más probable que Google  le dé a tu ranking de páginas un impulso y que obtengas más tráfico.

Hay un gran número de actualizaciones algorítmicas encargadas directamente de la medición de la experiencia del usuario. Un buen ejemplo es la página de algoritmo de diseño que penaliza a los sitios con demasiados anuncios en la mitad superior. Tiene sentido poner límites sobre la cantidad de publicidad que puede usarse en la parte de arriba de la página porque de otra manera los visitantes acaban buscando el contenido que quieren, lo que es muy estresante.

Mejora el SEO técnico y estructural. Muchos negocios no están alcanzando su máximo potencial debido a asuntos técnicos innecesarios de los que ni siquiera están conscientes, aunque Google sí.
Hasta los problemas técnicos más pequeños pueden llevarnos a perder mucho tráfico. Los sitios más chicos tienden a tener un mal desempeño, llevando esto a respuestas más lentas y que se tarden en cargar las páginas.

Como suma, muchos dueños de negocios no tienen un entendimiento técnico suficiente para asegurarse que sus sitios regresen los códigos correctos al servidor. Asegúrate de entender la plataforma de tu web y que Google pueda indexar correctamente.

Genera contenido original y de calidad. Es mucho mejor tener un gran artículo que llegue a los resultados de búsqueda más altos en su nicho particular que perder el tiempo generando cientos de artículos mediocres.

Pero al mismo tiempo tienes que estar consciente de que Google no va a entender lo que has escrito. No puede hacer ningún juicio sobre las cualidades intrínsecas de lo que dijiste, así que frecuentemente entiende las cosas mal.

El problema aquí es que, como Google no puede decidir si tu contenido tiene valor, esto recae en otras señales, como la autoridad del dominio. Lo que esto significa es que los mejores artículos en el mundo no serán rankeados bien a menos que la gente los lea y hable de ellos.

Esto establece condiciones peligrosas para los creadores de contenido y escritores que intentan atraer a la audiencia escribiendo blogs o al permitir que los curadores del contenido publiquen su material.

No caigas en la trampa de compartirlo con los curadores. Mientras que Google mantiene a muchos de ellos con rankings altos, puede también penalizarte por duplicar contenido o simplemente rankear la versión duplicada del original.

Vale la pena publicar artículos para otras personas si hay beneficios significativos en términos de exposición y visibilidad. Hay poco beneficio de búsqueda en los blogs invitados y en el marketing de un artículo.

Evita los enlaces pagados. Muchos maestros de la web asumen equivocadamente que sólo porque no han pagado directamente por un backlink, no es un enlace pagado.

De hecho cualquier enlace que no es una decisión editorial, por ejemplo uno puesto por el autor porque es beneficioso y relevante para el lector, puede ser pensado como un enlace pagado.

Ten en mente que sólo puedes ganar backlinks, no puedes comprarlos.

Muchas pequeñas empresas han sido tomadas por sorpresa después de la contratación de una agencia SEO extranjera para promover su sitio. Lo único que puede ser comprado por cinco dólares la hora son miles de backlinks de baja calidad que te llevarán a tener una penalización Pingüino de Google. Es muy difícil liberarse de éstas no sólo porque tus backlinks han entrado a un spam tóxico de la Web, sino porque continúan creciendo después de que descontinuaste los pagos.

Mantente alejado de los esquemas de enlace y sobretodo del pago de los backlinks.

No te enfoques en la búsqueda. El estado actual de las cosas tiende a enfurecer a los recién llegados a la Web. Google no puede reconocer contenido de calidad directamente y no va a rankearlo como alto sin tener otras señales fuertes como mucha visibilidad, confianza, autoridad y backlinks. No tienes permitido construir enlaces artificiales, así que es difícil tener autoridad de dominio.

La respuesta es tratar el SEO y a Google como el betún del pastel. Construye tu negocio en la fortaleza de las relaciones y en el networking y marketing cara a cara (o por lo menos en las redes sociales).

Toma mucho tiempo hacer cosas como estas, pero esas empresas que construyen su propia autoridad e influencia son a las que ultimadamente les va bien en Google.