Plan de Negocios

13 tips para tener la sociedad perfecta

Antes de elegir a un socio, asegúrate que compartan la misma visión y que se complementen el uno al otro.
13 tips para tener la sociedad perfecta
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para crear una buena sociedad necesitamos entendimiento, esfuerzo y sobre todo el deseo de hacerlo funcionar. Estoy orgulloso de decir que he estado casado por 25 años. Algunos de mis socios laborales han durado el mismo tiempo. James Shehan, mi mano derecha, ha trabajado conmigo más de 16 años.

Puedo decirles una cosa: cuando hablo de las relaciones con mis socios, he cometido muchos errores pero también he aprendido lo que significa ver cómo funciona una relación, nutrirla y mejorarla.

El éxito de tu negocio depende de tu habilidad de forjar y hacer que la sociedad sea productiva. Usa estos tips para tener relaciones duraderas:

1. Identifica tus fortalezas y debilidades. ¿En qué eres bueno? ¿Qué haces bien? Tu socio debe complementarte. Si te enfocas en encontrar a gente que tenga habilidades diferentes a las tuyas serás más fuerte que si están separados. No tengas miedo de depender de tu socio, en toda buena relación ambas personas brindan algo importante a la mesa.

2. Discute las metas a largo plazo de frente. ¿Son similares? ¿Son compatibles? Tal vez no estén de acuerdo en cómo llegar ahí, pero tu socio y tú deben compartir la misma visión. La pregunta importante es si ambos serán capaces de alcanzar sus metas al trabajar juntos.

3. Define tu rol. Es importante que no hagan las mismas cosas. Antes de iniciar, decidan quién será responsable de cada cosa. Estos roles pueden cambiar con el tiempo, pero deben ser establecidos desde antes para evitar conflictos.

4. Comunícate regularmente. Este consejo parece obvio, pero es importante. ¿Cómo se comunican? ¿Qué tan seguido? ¿Funciona para ambos? Pongan una fecha y lugar recurrente para que sea más fácil hablar de los problemas que surjan, lo cual inevitablemente pasará.

5. Recuerda: a nadie le gustan las sorpresas. Cuando tengas dudas, pide la aprobación de tu socio.

6. Respeta a tu socio. Como dije, todos tenemos fortalezas y debilidades. No explotes o tomes ventaja de las debilidades de tu pareja sólo porque puedes. No vale la pena.

7. Pon las cosas por escrito. Si tienen un acuerdo por escrito podrán definir mejor su visión.

8. Levanta el teléfono. Usar el mail para decir cosas importantes es la receta para el desastre. El tono y la intención son fácilmente malinterpretados.

9. Sé responsable de tus acciones. Eso lo dice todo.

10. Si cometes un error admítelo rápidamente. Entre más rápido puedan aceptarlo, más rápido serán capaces de seguir adelante.

11. No alimentes el enojo. Te sentirás peor, no mejor. Si no quieres dar a conocer lo que te molesta, podrías exagerar las cosas. Saca de tu pecho lo que quieras.

12. Hay una gran diferencia entre los problemas pequeños y los grandes. No todo es un problema grande. Ayuda mucho que te recuerden esto. Cuando exagero, mi socio me dice "Steve, ¿este es un problema chico o grande?".

13. Apóyense el uno al otro. Si te encuentras deseándole el mal a tu socio algo está saliendo muy mal.