Consultoría

10 beneficios del yoga para emprendedores

Las posturas, las técnicas de respiración y la meditación son excelentes herramientas para los emprendedores modernos. ¿Quieres saber por qué?
10 beneficios del yoga para emprendedores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El yoga es buenísimo para fortalecer los músculos, mejorar la flexibilidad y sentirte en paz con el universo… ¿Cierto? Lo es, pero también es mucho más que eso: es una excelente herramienta para convertirte en una persona segura de sí misma, dispuesta a tomar riesgos y con la disciplina necesaria para concretarlos.

Estos son algunos grandes beneficios que ofrece el yoga a los emprendedores. Empieza a practicar en 3, 2, 1… 

Aquieta la mente

Esto no significa que hacer yoga te vaya a convertir en una persona pasiva. Todo lo contrario: aquieta la corriente vertiginosa de pensamientos, por lo que te permite relajar tu mente y, por ende, tomar decisiones más acertadas, producto de la claridad y no de la presión.

Te proporciona enfoque

Practicar las posturas, meditar y llevar los principios del yoga a tu vida diaria te permitirá deshacerte de toda la “basura” que se encuentra en tu mente y que te impide pensar claramente. Poco a poco, verás cómo los pensamientos que te impiden crecer y alcanzar tus objetivos se transforman en energía positiva y capacidad de enfoque.

Mejora tu postura

Las posturas de yoga o asanas te enseñan a tener una alineación correcta en tu vida diaria… y, créenos, ¡esto te será de gran ayuda si pasas horas sentado frente a una computadora! Además de fortalecer tus músculos y huesos, te permiten tener una conciencia mucho mayor de tu cuerpo y de cómo está colocado en todo momento.

Favorece la concentración

¿Te ha pasado que pasas todo el día tratando de realizar decenas de tareas y al final de la jornada no consigues completar ni una? Esto es de lo más común en la vida moderna: son tantos los pensamientos que recorren nuestra mente que nos resulta prácticamente imposible enfocarnos en uno solo. Si eres constante con la práctica de yoga y la meditación, notarás que tu capacidad de hacer a un lado distracciones aumenta de manera exponencial.

Relacionado: Técnicas de meditación para concentrarte

Alivia tensión de la espalda

…Y de la mandíbula, el cuello, los hombros, las piernas y cualquier parte del cuerpo. Las posturas de yoga –sobre todo aquellas enfocadas en el estiramiento– están diseñadas para que tus músculos y huesos, que suelen estar contraídos por la tensión y la mala postura, se expandan, proporcionándote una sensación de bienestar a corto y mediano plazo.

Mejora tu digestión

¿Pensabas que el yoga sólo te ayudaría a ser más flexible y estar en armonía con el universo? Tenemos noticias para ti: el yoga actúa a niveles que ni siquiera imaginarías. Algunas posturas están diseñadas específicamente para masajear el sistema digestivo y aliviar malestares originados por el estrés y el hecho de estar sentado todo el día. Conoce algunas aquí.

Te llena de energía

Algunos dicen que no hay mejor forma de comenzar el día que practicando yoga. Uno de los beneficios más conocidos de esta disciplina es que, mediante las posturas y técnicas de respiración, promueve el flujo de energía vital a través del cuerpo, por lo que te hace sentir más despierto, creativo y dispuesto a enfrentar situaciones complejas. Si quieres empezar el día lleno de vitalidad, sigue esta secuencia de ejercicios. Puedes repetirla de 5 a 10 veces.

Te vuelve más seguro de ti mismo

Un emprendedor lo sabe bien: las relaciones de trabajo lo son todo. Pero, para algunas personas, crear una red de contactos (o más aún, entablar una conversación) puede convertirse en una verdadera tortura. El yoga es una excelente disciplina para aumentar la confianza en ti mismo, pues te permite darte cuenta de que eres capaz de hacer mucho más de lo que crees. Así, puedes afrontar situaciones difíciles con mayor seguridad y proyectar mayor confianza al presentarte ante alguien.

Relacionado: 6 acciones diarias para aumentar tu autoconfianza

Favorece tu intuición

Uno de los objetivos principales de la práctica de yoga es conocernos a nosotros mismos, es decir, acceder a un grado de conciencia que nos suele ser ajeno debido al ajetreo diario. Encontrar un espacio de silencio y quietud para realizar una introspección profunda nos permitirá conectar con nuestra capacidad intuitiva. ¿Y qué mejor que hacer caso a nuestra intuición para tomar las decisiones acertadas en el momento adecuado?

Evita que reacciones

Las personas que practican yoga aprenden a manejar sus emociones, en lugar de dejarse dominar por ellas. Saben que nada debe ser tomado personal, y que sus acciones tienen consecuencias. El yoga es una gran herramienta para tener mayor control sobre tus emociones, por lo que, en lugar de reaccionar ante las circunstancias con ira o nerviosismo, podrás tomar decisiones con una visión clara del futuro. No suena nada mal, ¿verdad?