Consultoría

5 claves para hacer de tu oficina un lugar agradable

Una oficina limpia, iluminada y ordenada se refleja en la productividad. Además, impulsa la solución de problemas y motiva la colaboración.
5 claves para hacer de tu oficina un lugar agradable
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La clave para crear un espacio de trabajo agradable está en pensarlo como un todo, es decir, como un lugar donde haya zonas para concentrase, para crear, colaborar y otras zonas más dedicadas al esparcimiento.

Primero que nada, toma en cuenta que la oficina deberá ser una extensión de tu marca. Esto dará un sentido de pertenencia y claridad a los empleados, así como a las personas ajenas al negocio.

Propicia el movimiento

Estar sentado todo el día no es benéfico para la mente ni para la salud. Idea espacios que permitan trabajar desde diferentes posturas. Por ejemplo, puedes colocar mesas altas o sillones para las reuniones, además de los tradicionales escritorios. Por otra parte, mientras más ergonómicas sean las sillas, mejor será el desempeño de tus empleados. ¡Es una inversión que bien vale la pena! Permanecer muchas horas en un lugar incómodo y sin movimiento resulta en cansancio, dolores musculares y, por ende, baja productividad.

Permite la personalización

Algunas empresas no permiten que sus empleados decoren sus escritorios, pues consideran que esto atenta contra la imagen de la empresa. Sin embargo, el que los trabajadores puedan apropiarse de su lugar de trabajo es clave para que se sientan cómodos en él, y por ende, trabajen con mayor gusto. Además, ¿en qué podría afectar a tu negocio que alguien coloque una planta en su escritorio?

Relacionado: 5 cosas que faltan en tu oficina para hacerte feliz

Coloca estímulos visuales

Si no quieres tener oficinas deprimentes, olvídate de las paredes grises y desprovistas de adornos. Opta por ambientar los espacios con objetos simples, como cuadros, carteles o plantas. Procura que existan suficientes ventanas para mantener el lugar bien iluminado.

Incentiva la creatividad

¿Qué pasaría si colocaras un gran pizarrón de plumones en una de las paredes de tu empresa? Los empleados inmediatamente comenzarían a apropiarse de ella para comunicar sus quejas, motivaciones o comentarios. Ésta es una excelente forma de integrarlos y permitir que den rienda suelta a sus ideas.

Relacionado: Equilibra tu escritorio con Feng Shui

Dispón espacios de esparcimiento

Destina algunos salones o cuartos para que los empleados se relajen, descansen, jueguen o mediten. Lejos de alejarlos del trabajo, estos lugares son indispensables para desconectar por ratos la mente y romper la rutina. Además, ayudan a crear conexiones entre los empleados y a mejorar la comunicación.

Lo ideal es que platiques con tu equipo para pedirle su opinión y saber cuáles son sus necesidades. Así podrás crear un espacio de trabajo que los motive, inspire y divierta. ¡El chiste es disfrutar el trabajo, no querer salir corriendo de ahí!

Una colaboración de Victoria 147.