Noticias tecnologia

La espera terminó... Pokémon Go llega a México y América Latina

A partir de hoy, los usuarios en México, América Central y América del Sur, incluyendo a Brasil, podrán descargar en App Store y Google Play la famosa aplicación lanzada a principios de julio.
La espera terminó... Pokémon Go llega a México y América Latina
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El exitoso juego para dispositivos móviles Pokémon GO fue lanzado en América Central y América del Sur, incluyendo a México y Brasil,  dijo este miércoles un portavoz de Niantic Inc, firma que desarrolla la aplicación.

La famosa aplicación lanzada a principios de julio, y que provocó el alza en las acciones de Nintendo, se encuentra disponible en la tienda de Apple y Android para los usuarios mexicanos.

Apple Inc generaría ingresos por 3,000 millones de dólares por la fiebre ante el videojuego Pokemon Go en los próximos uno o dos años por la compra de usuarios de "PokeCoins" de su tienda de aplicaciones, dijo la correduría Needham & Co.

Pokemon Go, el videojuego de realidad aumentada de la japonesa Nintendo Co Ltd, puede ser descargado gratuitamente, pero los usuarios de teléfonos iPhone pueden usar PokeCoins para comprar contenido adicional.

Un paquete de 100 PokeCoins cuesta 99 centavos en la tienda de aplicaciones de Apple, pero el precio puede llegar hasta 99.999 dólares por un paquete de 14,500.

"Creemos que Apple se queda con un 30 por ciento de los ingresos de Pokemon Go gastos en dispositivos (con sistema operativo) iOS, lo que sugiere un impulso a las ganancias", escribió la analista de Needham Laura Martin en una nota a sus clientes divulgada el miércoles.

Pokemon Go tenía 21 millones de usuarios activos sólo en Estados Unidos al 18 de julio menos de dos semanas después de su lanzamiento. El videojuego, que opera en más de 35 países, también está disponible para dispositivos con sistema operativo Android.

Martin sostuvo que el ratio de usuarios pagados de Pokemon Go entre el total de usuarios era 10 veces el de Candy Crush, el popular videojuego de King Digital que generó más de 1,000 millones de dólares en ingresos en 2013 y 2014.

Los usuarios en Estados Unidos están pasando mucho más tiempo en el juego que usando Facebook o WhatsApp, según la firma de análisis de aplicaciones Sensor Tower.

Los minoristas de electrónicos también han visto un fuerte incremento en las ventas de cargadores de teléfonos móviles desde el lanzamiento del videojuego.

Peligros para los ‘cazadores’

Cerca de 5.0 por ciento de los usuarios con dispositivos Android a nivel mundial han instalado la aplicación Pokémon Go, revela la compañía Fortinet, la cual advierte sobre los riesgos físicos y seguridad en los equipos de quienes bajan el juego.

La empresa dedica al diseño y fabricación de componentes y dispositivos de seguridad de redes explica que el juego se ha convertido en uno de los más exitosos e incluso ha rebasado a aplicaciones consolidadas como Tinder, dedicada a conocer personas.

El éxito ha sido tal que las personas han arriesgado incluso su seguridad por intentar capturar los 151 pokémones disponibles, indica.

Ejemplificó que en Florida, Estados Unidos, dos adolescentes que jugaban fueron blanco de disparos por parte de un hombre que los creyó ladrones, aunque ninguno resultó herido.

En tanto, en Inglaterra, cuatro adolescentes fueron rescatados por la policía luego de quedar atrapados en una red de cuevas subterráneas.

Fortinet señala que además de los riesgos físicos, la descarga de la aplicación también implica daños a los dispositivos electrónicos, toda vez que sólo está disponible en algunas regiones, por lo que los usuarios han optado por descargar versiones no certificadas.

Apunta que entre los riesgos están la instalación ilegal de aplicaciones por parte de los cibercriminales.

Asimismo, subraya que la aplicación puede contener una herramienta de restricción a determinadas partes o archivos del sistema infectado, denominada Ransomware, la cual toma control sobre todas las fotos y documentos y de esta forma el cibercriminal cobra por la posibilidad de desencriptar la información.

Refiere que los delincuentes también pueden instalar un malware que podría agregar el dispositivo móvil a una botnet o conjunto de robots informáticos y convertirlo así en un "esclavo" con control para organizar ataques a redes mayores.

 

Publicado originalmente en Alto Nivel.