Historias Entrepreneur

Cuando la crisis del petróleo se volvió una oportunidad para emprender en Campeche

La caída de los precios del petróleo y la pérdida de miles de empleos se convirtieron en los principales motivos para que el joven talento campechano comenzara a construir un clúster de emprendedores dispuestos a explorar y aprovechar otros recursos naturales y sectores de la entidad maya.
Cuando la crisis del petróleo se volvió una oportunidad para emprender en Campeche
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

CAMPECHE. – Desde 2014, Campeche, antiguo refugio de piratas y bastión militar, se ha enfrentado a una de sus peores crisis originada por lo que un día la posicionó en el mapa internacional: el petróleo.

La caída de los precios del crudo y la reducción en la producción ha puesto en jaque a la entidad que dependía casi en su totalidad de la actividad petrolera.

Ciudad del Carmen, emblema del poderío energético del país en el Golfo de México, ha sido el municipio más afectado del estado por ser la puerta de entrada a la Sonda de Campeche, una zona marítima de la que se extrae 70% del crudo y 30% del gas natural de México.

Ante la pérdida de más de 20,000 empleos, contratos y contrataciones, así como la ausencia de nuevas inversiones, la única solución que quedaba era tratar de reactivar sus actividades tradicionales como el turismo, el campo y la pesca.

Sin embargo, la entidad decidió dar un giro y apostar al emprendimiento para salir de su crisis y con ello evitar la fuga de talento, sobre todo de los jóvenes que egresan de la universidad.

José Domingo Berzunza, secretario de Desarrollo Económico de Campeche, reconoce que los últimos dos años no han sido fáciles para las finanzas del estado, en especial en aquellas zonas donde la actividad petrolera estaba ligada a otros negocios como hoteles, restaurantes, bares y transporte público.

"Los precios del petróleo nos han impactado muy fuerte y una de las maneras en las que podemos contrarrestarlo es precisamente buscando otras actividades económicas. Tenemos la intención y la voluntad de hacer de Campeche un estado emprendedor y para ello queremos que nuestros jóvenes vean el emprendimiento como una opción de progreso y bienestar", comenta en entrevista el secretario.  

Una de las medidas que se tomaron de cara al complejo escenario económico en la región fue la creación a inicios de este año del Instituto Campechano Emprendedor (Icem), el primer organismo enfocado en promover una política de emprendimiento en el estado y con la que el gobierno estatal busca detonar el joven talento campechano.

 

El encargado de la revolución emprendedora

A diferencia de sus amigos, Abraham nunca sintió la inquietud de estudiar alguna ingeniería y al terminar la universidad solicitar trabajo en alguna de las más de 70 plataformas públicas y privadas que son visibles desde la costa campechana y que ahora muchas permanecen en el abandono.

Descender de una familia con vena empresarial le dio una gran ventaja al joven emprendedor, pues desde muy pequeño se involucró en el negocio familiar de la comercialización de camarón, otra de las actividades primarias del estado.

Por iniciativa de un tío, durante su infancia comenzó a vender dulces para ganar un poco de dinero, años más tarde, al concluir la universidad se organizó con un grupo de amigos para realizar eventos en donde obtenían ingresos.

“Tenía amigos que querían ser ingenieros para trabajar en Pemex, es lamentable cómo una situación económica mundial les cambió el sueño de toda su vida que era irse a una plataforma. Yo nunca me pude ver en ese camino, mi deseo siempre fue crear negocios con los que pudiera ayudar a los demás”, comparte Abraham Azar, director general del Instituto Campechano del Emprendedor.

Antes de liderar el organismo creado en enero de este año, el egresado de la Universidad Anáhuac Mayab trabajó durante dos años y medio en una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom).

Ahí saboreó el amargo sabor al que se enfrentaban los emprendedores al intentar solicitar un crédito, pues palpó de primera mano el complejo proceso para acceder a un financiamiento que les permitiera comenzar un negocio.

“No existía ni un solo crédito que se les pudieran otorgar a los emprendedores sin contar con un historial crediticio o un aval”, precisa Azar.

En este sentido, el joven de 24 años explica que en diciembre de 2015 recibió una propuesta vía telefónica en donde lo invitaban a llevar la batuta del Icem.

Desde que asumió el cargo en enero de 2016, sus esfuerzos se han enfocado en acercar a los emprendedores a alternativas de financiamiento que puedan ayudar al florecimiento de nuevos negocios. 

A finales de junio de este año, el gobierno estatal, de la mano con Nacional Financiera (Nafin), lanzó el programa ‘Tasa Cero-Crédito Joven’, con el que se destinarán casi 100 millones de pesos para el desarrollo de más de 500 empresas de jóvenes emprendedores menores de 30 años, quienes obtendrán el subsidio total de los intereses del préstamo que obtengan.

Con esta iniciativa, Campeche se convirtió en la primera entidad de la República Mexicana en respaldar a tasa cero los proyectos de negocios de las jóvenes promesas.

El emprendedor comenta que otros objetivos del Instituto, además de apoyar financieramente a los emprendedores, es impulsar la productividad, la competitividad y el empleo en la región a través de diversos programas educativos y de capacitación que generen conocimientos y habilidades de emprendimiento en niños, jóvenes y mujeres.

La meta en el corto plazo es hacer más escalable el tema del emprendimiento desde el instituto. Para ello, en enero de 2017 se lanzará una plataforma digital en donde los jóvenes empresarios tendrán acceso a información del ecosistema que les ayudará a comenzar un negocio.

“Queremos que todos los campechanos tengan acceso a la información básica del emprendedor. Queremos motivarlos, por eso estamos planeando hacer varios eventos con los que puedan darse cuenta de que esta apuesta por el emprendimiento campechano es real. Sabemos que es difícil, pero vemos un gran potencial”, asegura Abraham.

Durante los primeros seis meses, el Instituto Campechano del Emprendedor capacitó a 1,900 emprendedores en el estado.

Pero, el director del Icem quiere subir la apuesta y no sólo conformarse con capacitar a jóvenes emprendedores. De la mano con Nafin, Azar busca que en el mediano plazo 500 emprendedores puedan establecer sus propios negocios en territorio campechano y con esto generar más de 1,000 empleos directos.

 

2017, una prueba de fuego para Campeche

Aun cuando Campeche tiene la mesa puesta para mover sus fichas a favor del ecosistema emprendedor, 2017 será un año complicado para la entidad maya, no sólo porque la producción de Pemex caerá por debajo de los dos millones de barriles diarios, también porque será el único estado que tendrá una disminución en sus participaciones federales.

De acuerdo con datos de la iniciativa del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio de 2017, en términos reales las participaciones federales del estado se reducirán 6.5% en contraste con el monto aprobado para este año.

Por clasificación geográfica, el territorio campechano tendrá un recorte de 28,826 millones de pesos (mdp) en su gasto programable, la mayor reducción para las entidades, sólo por debajo de Ciudad de México que recibirá 72,157 millones menos que en 2016.

Otro de los retos será el recorte de casi 50% en el presupuesto asignado al Fondo Nacional del Emprendedor (FNE).

El programa a cargo del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) recibirá 3,760 mdp en contraste con los 7,261 millones asignados para este año.

A pesar del sombrío panorama en el mediano y largo plazos, el secretario de desarrollo económico de Campeche asegura que los emprendedores harán honor a las características de la cultura maya: fortaleza e inteligencia.

“Tendremos que hacer las cosas con mucha voluntad y pocos recursos. Estamos atravesando por un momento económico muy complejo, pero nuestra carta fuerte está con el emprendimiento y confiamos en que lograremos salir delante.”

Malecón de Campeche / Foto: Entrepreneur en Español