Historias Entrepreneur

La empresa zacatecana que lleva la robótica a los fuegos artificiales

Con procesos de manufactura industrial, robótica y maquinaria de alta precisión, Pyrosmart creó artificios pirotécnicos que se venden en 12 países.
La empresa zacatecana que lleva la robótica a los fuegos artificiales
Crédito: Entrepreneur en Español / Luz Montero
  • ---Shares

Un cerillo eléctrico desarrollado y fabricado en México fue el que dio inicio a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Su creador es PyroSmart, una empresa zacatecana especializada en la investigación, innovación y desarrollo de productos pirotécnicos de alto valor agregado de uso industrial, de entretenimiento y explosivos, que se coloca como la principal exportadora en Latinoamérica en el sector de la pirotecnia.

Más allá de lo que pudiera imaginarse, la pirotecnia es más que fuegos artificiales: tiene usos industriales en el sector de la minería, aeronáutica y la construcción, entre otras. De hecho, “la bolsa de aire de los autos es pirotecnia, y los aviones Airbus tienen más de 170 componentes pirotécnicos”, explica Alejandro Mantecón, cofundador y director de PyroSmart.

La compañía, creada en 2007 junto con Lourdes López, desarrolló además del ce- rillo eléctrico (J-Tek), un fragmentador de roca (PyroBlast-C) que ya fue patentado y que da servicio a la industria minera y de la construcción. Lo que lo hace especial es que se puede usar en zonas sensibles porque pro- duce mínimos niveles de vuelo de partículas, de vibración y ruido (debajo de 80 decibeles).

Este producto, junto con una consola electrónica de activación para cerillos electrónicos, pirotecnia y actividades extractivas o de blasting (eFuse), así como pirotecnia de consumo (bengalas y fuegos artificiales de bajo riesgo) son exportados por la empresa a 12 países.

Foto: Alejandro Mantecón y Lourdes López de Pyrosmart / Entrepreneur en Español por Luz Montero

Enfoque internacional

La transformación de este modelo no ha sido sencilla. Desde sus oficinas localizadas en la ciudad de Zacatecas, el ingeniero industrial de profesión cuenta que los orígenes de PyroSmart datan de 1960, cuando su padre, Marcelo Mantecón, fundó una compañía dedicada a la venta de explosivos para minería, que después también produjeron. Sin embargo, la incursión de firmas internacionales en el sector, hizo que ya no fueran viables las empresas in- dependientes de manufactura de explosivos.

“Nosotros nos orientamos a un nicho de mercado de la pirotecnia, pero hace 40 años ésta sólo se veía como ‘la juguetería’ y era hasta desdeñada”, señala el emprendedor. La época más difícil fue hace 15 años cuando decidieron innovar e incursionar en el sector de la pirotecnia de alto valor, teniendo como foco el mercado internacional.

Al estudiar el panorama, la pareja se percató de que México tenía una larga tradición pirotécnica (más de 40,000 personas están involucradas en la industria) y que debían capitalizar el hecho de que Estados Unidos es uno de los mayores consumidores de este sector. Tan sólo en 2015 este país importó US$324.8 millones por concepto de fuegos artificiales, según la Oficina de Censos de EE.UU.; de ellos, US$311.7 millones correspondieron a productos provenientes de China.

La cercanía con Estados Unidos les daba una oportunidad enorme por la disminución de los costos de flete y tiempos de entrega.

ero esta ventaja sólo podía aprovecharse si se tenía una oferta de valor diferenciada que cumpliera con altos estándares de calidad. Así, decidieron instalar a las afueras del poblado de Nuevo México, Zac., una planta que cuenta con procesos de manufactura industrial, robó- tica y maquinaria de alta precisión.

Esto les permite diferenciarse en el mercado, pues uno de los problemas de la industria pirotécnica nacional es que no ofrece una calidad consistente y todavía rea- liza muchos procesos de manera artesanal, sin altas medidas de seguridad. La planta de PyroSmart es ejemplo de modernidad y fuente de empleo para 130 personas en una de las zonas más pobres de la entidad.

Te invitamos a consultar el artículo completo en la edición de octubre de la revista Entrepreneur. Puedes encontrarla en sus versiones para iOS y para Android.