Hide this Looking for English Content? Click here

Esta es la dieta para alcanzar tus metas

Eres lo que comes y tu dieta afecta directamente tu desempeño. Te damos las razones para cambiar tu manera de comer y la de los miembros de tu empresa.
Esta es la dieta para alcanzar tus metas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La percepción de cada ser humano estará siempre ligada al entorno en el que crece y se desarrolla, la manera en la que se le muestra el mundo, y los hábitos que se le hayan inculcado; desde pararse temprano, cepillarse los dientes, y claro la manera de alimentarse.

El cuerpo es la máquina más perfecta que existe, pero la mayoría de las personas no tienen conciencia real de esto. Pasa inadvertida la forma en que respiramos, parpadeamos, y  conectamos nuestras neuronas para generar ideas Y sentires, deberíamos ser conscientes de las acciones que hacemos y el porqué de ellas, por tanto, esta máquina debe ser cuidada y procurada día con día para tener un mejor funcionamiento.

Si bien, en general, desde pequeños nos acostumbraron a desayunar, comer, y cenar, sin notar que eso era en gran parte lo que nos brindaba la energía  para andar de arriba abajo, pero, ¿Cuántos de nosotros tenemos aun esa costumbre? ¿Quiénes se preocupan por lo que comen, la hora en la que comen, y como es que esto  afectara todo lo que haremos?. Ahora ya no somos niños, nadie nos grita para ir a comer.

Durante los días laborales es probable que por diversas circunstancias no prestes atención a lo que comes, algunas personas ni si quiera conocen el desayuno y  en la hora de comida si es que llega, compran cualquier cosa que vendan cerca de donde están. Comer bien genera el equilibrio necesario para desarrollarse en cualquier ámbito, sobre todo en el mundo laboral, donde se necesita energía, una actitud positiva,  claridad y enfoque para lograr lo que uno se propone. Nuestra cuerpo es la herramienta encargada de llevarnos en el camino hacia el éxito. 

Alimentarse bien es sinónimo de éxito:

  1. Para cualquier actividad la energía es primordial. Saltarse una comida, en especial el desayuno o el almuerzo genera hipoglicemia, una disminución de la concentración de azúcar en la sangre, lo que reduce el período de atención y lentifica la velocidad con la que se procesa la información. Desayunar no es tan complicado ni tardado como se piensa, solo es cuestión de decidir levantarse por mucho unos 15 minutos antes, lo interesante es que esos minutos van a duplicarse durante el día, asimismo tu rendimiento se verá recompensado, y no tendrás ganas de correr a tu casa a descansar.
  2. Es probable que durante la educación que te dieron de pequeño te mencionaran las propiedades que contienen tanto las frutas como los vegetales, y aunque es casi seguro que esa información no te pareciera importante, ahora debería interesarte. La mente y el cuerpo no trabajan igual si no se le suministra la cantidad necesaria de vitaminas y minerales. Las personas más saludables son las más productivas.
  3. Llegas cansado a tu casa y quisieras tirarte en tu cama a dormir, ¿pero antes de hacerlo tienes que realizar otras actividades? Llego el  momento de pausarte y cerrar los ojos, pero por más que lo intentas, no puedes dormir. Comer bien mejorará tu ciclo de sueño, renovando la energía para el siguiente día.
  4. El autoestima es un arma de doble filo, muchas veces  proyectamos la manera en la que nos sentimos. Si tu autoestima es baja seguramente tu actitud no será la mejor. Alimentarnos correctamente nos hará sentir bien, nuestra apariencia también mejorará, lo que implica una mejor autoestima, fundamental para tener la disposición de afrontar los retos que vienen con los días y disfrutarlos.
  5. Tu bolsillo también se verá recompensado, en lugar de gastar tu dinero comprando comida que no te dará más que toxinas; con la mitad del dinero que gastas, puedes ingerir productos saludables que  mejoraran tu rendimiento.
  6. Como empresa, es importante que un trabajador esté sano, sea eficiente, y se encuentre alerta. Con una buena alimentación existen menos riesgos de que el personal sufra de estrés, además con esto también disminuye el ausentismo laboral, lo que conlleva a mantener el nivel competitivo y la productividad al máximo.

El éxito es el reflejo de nuestro plano interior y físico. Empieza con lo más importante: tu mismo.