Por qué Travis Kalanick deja de ser CEO de Uber

El director y fundador de la startup de transporte tomará una licencia temporal tras la serie de escándalos por las que pasa la compañía.

El presidente ejecutivo de la plataforma Uber, Travis Kalanick, anunció que se ausentará de su puesto  de forma indefinida de la emproblemada compañía de transportes, adelantó Reuters, y después confirmó el mismo Kalanick en un mail enviado a sus empleados.

“Es difícil poner un plazo de tiempo en esto. Puede ser más o menos de lo que esperamos”, dijo el fundador de la startup de la compañía.

“Si estamos trabajando en hacer el Uber 2.0, necesito trabajar en el Travis 2.0 para ser el líder que la compañía necesita y que ustedes merecen”, agregó Kalanick a sus empleados.

El directivo también alegó razones personales para alejarse del cargo. Recientemente su madre falleció en un accidente de canotaje a finales de mayo.

Emil Michael, vicepresidente senior y cercano aliado de Kalanick, dejó la compañía, añadió la fuente.

En la reunión del domingo, el directorio de Uber adoptó una serie de recomendaciones del estudio de abogacía del exfiscal general estadounidense, Eric Holder, tras una investigación de meses sobre la cultura y las prácticas de la firma, según un integrante del directorio.

Uber informará el martes a sus empleados de las recomendaciones, dijo la fuente del directorio, que pidió no ser identificada.

Un año lleno de escándalos

Holder y su bufete fueron reclutados en febrero por Uber para investigar las prácticas de la compañía después que la ingeniera de Uber Susan Fowler publicó un texto en que detallaba situaciones que describió como acoso sexual y la falta de una respuesta adecuada de los gerentes.

Fowler escribió en un blog personal sobre el año que pasó trabajando en Uber y sobre las insinuaciones que le hacía un jefe de área a través de mensajes de móvil. Fowler acudió al área de recursos humanos a denunciar el comportamiento de su superior, aunque el área descartó tomar acciones.

El pasado 20 de febrero, Kalanick dijo en un mensaje de Twitter que lo descrito por Fowler era “aborrecible” y encomendó hacer una investigación interna, que derivó en 215 denuncias de acoso sexual, el despido de 20 empleados y “advertencias finales” a otros tantos.

También fue despedido Eric Alexander, jefe de Uber en la región de Asia-Pacífico, luego de que se revelara que obtuvo el informe médico de una mujer que fue violada por un chofer en la India. La intención del directivo era desestimar el testimonio de la mujer y tratar de probar que la violación fue un invento para desprestigiar a Uber en aquel país.

Waymo, una empresa filial de Google, denunció que uno de su ex colaboradores, Anthony Levandowsky, robó propiedad intelectual de desarrollo de vehículos autónomos que aplicó en su compañía, Otto, que fue adquirida por Uber por 680 millones de dólares. El 30 de mayo la compañía despidió a Lewandovski.

Menos autonomía a directivos

Las recomendaciones de la firma de Holder proponen mayores controles sobre gasto, recursos humanos y otras áreas donde los ejecutivos liderados por Kalanick tienen una sorprendente autonomía para una empresa con más de 12,000 empleados, dijeron fuentes cercanas.

Kalanick y dos de sus aliados tienen el control del directorio. La fuerte personalidad de Kalanick y el enorme éxito que ha tenido hasta ahora con Uber, así como sus acciones con derecho a voto preferente, le han significado ganar más peso en el directorio, según fuentes cercanas.

Escrito originalmente para Alto Nivel 

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue