4 conceptos básicos que debes aprender para manejar tu dinero

¿Realmente sabes para qué sirve una tarjeta de crédito?
This story originally appeared on Cultura Colectiva

Por Erika Mendoza Bergmans

"To get rich, you have to be making money while you're asleep", David Bailey

De la manera en la que manejamos nuestro dinero dependerá nuestro presente y futuro. Comenzar a tener una cultura financiera requiere de tiempo, así como de habilidades, conocimientos y prácticas que nos ayuden a afrontar los retos que se nos presenten a lo largo de la vida. Cuando compramos algo no lo hacemos con dinero, en realidad pagamos con el tiempo de vida que tuvimos que gastar para obtener ese dinero, como lo dijo José Mújica: "No importa si odias o amas tu trabajo, tener esto en mente es el primer paso para dimensionar qué es el dinero".

Para no ser esclavos de éste y nos dé libertad, a continuación te presentamos conceptos básicos que cualquier persona debe conocer que nos ayudarán a darnos cuenta de la importancia de tener una buena educación financiera:

1. ¿Qué es la inflación?

La inflación es la pérdida del valor del dinero para poder adquirir, es decir, implica que las personas puedan comprar menos con la misma cantidad de dinero. Esto se debe al aumento general y continuo de los precios y se mide con un índice porcentual, por ejemplo, en enero de 2016 la inflación era de 2.61 % y en enero de 2017 fue de 4.72%.

Lo que significa que el dinero que tienes ahorrado en una cuenta normal en el banco pierde su valor a causa de la inflación. Supongamos que está en 4 %, y para que tu dinero no pierda con el transcurso del tiempo tendría que generar, al menos, ese mismo 4 % en intereses.

2. ¿Para qué sirve una tarjeta de crédito?

Sin dejar de lado la clásica y repetitiva regla "no gastes más de lo que ganas", lo importante es destruir mitos y prácticas extremadamente peligrosas para nuestras finanzas personales. Uno de ellos es pensar que las tarjetas de crédito nos "prestan" dinero para comprar cosas y que las puedes pagar con el tiempo; sin embargo, esto te puede llevar a la muerte financiera. Las tarjetas de crédito tienen las tasas de interés más altas, aproximadamente 30 %, lo que quiere decir que si te acabaste la quincena y compras un vestido de $500 pesos con tu tarjeta, si te atrasas en el pago en realidad pagarás $650 por él.

La mejor vacuna contra esta mortal práctica es ver las tarjetas de crédito como mecanismos de pago y no como mecanismos de préstamo. Claro, salvo emergencias, debe ser utilizada como método de pago, es decir, antes de la fecha de pago mensual tienes que haber pagado tu tarjeta para que tu deuda no genere intereses.

Algunas personas no entenderán cuál es la diferencia entre usar la tarjeta de crédito de esta manera o pagar en efectivo o con la tarjeta de débito, pero uno de los beneficios es que generarás historial crediticio —y si pagas puntual siempre podrás solicitar otro tipo de crédito o préstamos—. Además, en emergencias la línea de crédito estará disponible, así como la acumulación de puntos, millas para viajar, acceder a meses sin intereses y descuentos.

En conclusión: no hay que concebir a la tarjeta de crédito como un sustituto de los préstamos de nuestros padres, sino sólo como una manera de pagar con la finalidad de que antes de que el mes acabe quede en ceros.

3. ¿Qué es un fondo de inversión?

No es buena idea guarda tu dinero debajo del colchón ni tampoco en una cuenta normal de banco, de esta manera también perderá su valor. Por esto, lo ideal es "guardar" tu dinero en fondos de inversión. Debemos pensar en los fondos de inversión como alcancías administradas por un banco u otra institución financiera, a través de los cuales se invierte en acciones, bonos, divisas, inmuebles, etc.; en todo aquello que sucede en el mágico mundo de la Bolsa de Valores.

Se cree que sólo las personas con grandes cantidades de dinero pueden acceder a los fondos de inversión; sin embargo, existen para todo tipo de necesidades; algunos pueden abrirse desde mil pesos (en bancos) o hay otros que son más especializados y exigen cantidades mínimas de 250 mil pesos.

La tasa de interés que podrán darte en el fondo de inversión depende de dos factores: el plazo y el riesgo. Los fondos que menos intereses generarán son aquellos que no están sujetos a un plazo, es decir, en los que el dinero esté disponible todo el tiempo. Por otro lado, las inversiones más seguras darán menor interés. En conclusión, mientras más tiempo y mayor riesgo se podrá acceder a mayores intereses, y menores plazos y menores riesgos serán inversiones más seguras pero con menores intereses. Lo importante de los instrumentos financieros es perderles el miedo.

Otro tipo de inversiones

Con el tiempo debemos aprender sobre inversiones más específicas, su funcionamiento, sus pros y contras, por ejemplo:

  • Inversión en tecnología

Uno de los sectores con mayor desarrollo en las inversiones son la tecnología, la ciberseguridad y la realidad aumentada. A principios del 2017 se lanzó el primer fondo de inversión especializado en inteligencia artificial. No se trata de adivinar el futuro, sino de tener visión sobre el tipo de empresas en las que es prometedor invertir.

  • Inversión en empresas capital semilla

Consiste en invertir en empresas que están en etapas tempranas de desarrollo (entrepreneur), que necesitan fondeo para su crecimiento a cambio de acciones o regalías de la misma; algunas especializadas en este sector son "500 Mexico City" y "Adobe Capital".

  • Inversión en inmuebles

Tradicionalmente se considera una buena forma de invertir, ya que es segura y con altos rendimientos, incluso puede obtener utilidades de hasta 30 % en tres años. Aunque hay cuestiones a considerar, un inmueble dificulta la necesidad de liquidez inmediata y necesita un alto monto disponible para invertir, pues si se requiere un préstamo hipotecario para la obtención del mismo es posible que ya no sea una inversión tan atractiva.

4. Colapso de pensiones

Tu visión financiera debe estar consciente del posible colapso del sistema de pensiones para el retiro en países como México —y su sistema de ahorro para el retiro en las conocidas AFORES—, razón por la cual los expertos recomiendan destinar una cantidad mensual a algún instrumento financiero privado que administre el dinero y crezca lo suficiente a través del tiempo para acercarte, igualar o superar la cantidad que deseas al retirarte. Pero como mencionamos al inicio, no se trata del dinero, sino de cómo lo conceptualizamos y hacemos crecer nuestra cultura financiera. Recordemos las palabras del gran expresidente de Uruguay José Mujica: "No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivo con lo justo para que las cosas no me roben la libertad".

Si quieres reflexionar más sobre el uso del dinero y cómo nos hemos esclavizado al mismo, te recomendamos ver el documental "Minimalism: A documentary about the important things", que trata del movimiento liderado por dos chicos conocidos como "Los minimalistas", quienes replantean el significado que debemos darle a nuestras pertenencias materiales.

Minimalists search for happiness not through things, but through life itself; thus, it’s up to you to determine what is necessary and what is superfluous in your life.

—The Minimalists

Texto escrito originalmente para Cultura Colectiva, con quien Entrepreneur en Español tiene un acuerdo de intercambio de contenidos.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue