My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Finanzas

5 tips para evitar una emergencia financiera

Lograr que tu negocio se mantenga solvente es la clave para poder llevarlo al siguiente nivel. Elabora una estrategia que involucre a todos tus colaboradores y evita momentos de pánico.
5 tips para evitar una emergencia financiera
Crédito: Ilustración: Quique Ortega

Tus clientes no pagan a tiempo, necesitas arreglar equipo de cómputo y tus mejores empleados empiezan a sugerir que quieren un aumento de sueldo. Es posible lidiar con los clientes que pagan tarde. Los problemas de IT se pueden resolver. Y cuando un empleado merece un aumento, lo debe recibir. Pero, ¿cómo? Un buen colaborador puede conseguir que los clientes paguen, el encargado de sistemas encontrar las soluciones tecnológicas que necesitas y tus trabajadores también serán recompensados. Sí, lograr esto es posible sin tener que recaudar mucho dinero, siempre y cuando tengas una estrategia en mente.

Es evidente que todos estos problemas tienen algo en común: podrían resolverse con liquidez. Sin embargo, no debes permitir que la urgencia de la situación te haga correr riesgos innecesarios.

Encuentra respaldo

Lo que realmente necesitas es dinero. Este puede solucionar la mayoría de los problemas de un negocio, pero no debes de adelantarte y tomar decisiones que a la larga te perjudiquen. Por lo tanto, considera pedir una línea de crédito empresarial; ésta podrá ayudarte en un principio. Si tu empresa tiene varios años operando, tienes empleados y cuentas con clientes, es muy posible que tus necesidades se resuelvan con un préstamo temporal.

Aquí tienes alternativas para resolver tus problemas financieros en un futuro:

?1. Haz una lista

¿Cuáles son tus necesidades inmediatas y secundarias? Tu prioridad es mantener tu negocio operando de la mejor manera. No dejes fuera ningún aspecto que te preocupe. Cierra los ojos y piensa en tu local, tus empleados, clientes, productos, horario de trabajo... en todo.

Escribe todas tus ideas de inmediato. Reduce la lista hasta tener los tres o cinco elementos fundamentales, aquellos que debes lograr para que tu empresa opere.

2. Desarrolla tu plan

Decide qué quieres hacer ahora, delimita prioridades. La nómina es de lo más importante, pues perder empleados tendría un impacto negativo en todas las áreas. Arreglar las computadoras con las cuales se reciben las órdenes de compra es igual de relevante. Si tu empresa fabrica un producto, también necesitas pagar a tus proveedores.

Haz una reunión con tus colaboradores y trabajen en una lluvia de ideas que les ayuden a encontrar soluciones creativas. Puede ser que tengas que sacrificar ciertos aspectos, pero piensa en el panorama completo. La meta es mantenerse solvente y funcional en el corto plazo.?3. Pide una línea de crédito empresarial. A pesar de que hay muchas maneras de obtener efectivo rápidamente, las líneas de crédito empresariales son de las más flexibles. Una vez que es aprobada, recibirás los fondos que requieres.

Recuerda usar únicamente lo que necesitas y pagar los intereses según lo acordado. Liquida cuan- do los clientes te paguen a ti y así tendrás el valor total del crédito como colchón cuan- do se necesite. De esta manera no te verás obligado a solicitar otro préstamo y tendrás la línea de crédito cuando sea necesario.

4. Trabaja con tu equipo

Algunas de estas ideas tomarán tiempo de implementación, por lo que será necesario crear estrategias de motivación constante para todo el personal que permitan que el plan se lleve a cabo. Asegúrate de que los colaboradores clave se mantengan comprometidos a seguirlo y a trabajar para mejorarlo. Incorpora incentivos para aquellas personas que trabajen en ventas y cobranzas, esto te permitirá asegurar que están suficientemente motivados para dar resultados reales.?

5. Resuelve problemas

Si alguno de tus trabajadores no pone de su parte, y después de explicarle lo que esperas de su desempeño, él sigue sin cooperar, deberás despedirlo. Págale lo que le corresponda, pero sé firme. Busca a gente talentosa y leal, y ayúdalos a crecer dentro de la empresa. En ocasiones, los beneficios emocionales son más importantes que cualquier sueldo para alguien que busca un crecimiento profesional.

Muchas veces, el hacer que un negocio se mantenga abierto es un gran logro. Como emprendedor, tu compromiso es tomar la pasión que tienes por tu proyecto y traducirla en éxito en diferentes niveles. Encontrar la manera de hacer que funcione, recaudar fondos para los proyectos, prepararse para posibles crisis y definir metas son sólo algunas partes del proceso.

¿Cómo saber si una línea de crédito es para mí?

La mayoría de los bancos en México ofrecen soluciones pensadas específicamente para las pymes, como las líneas de crédito. Algunas de sus principales características son: ?

  1. No cobran comisión anual o por prepago.
  2. Línea de crédito permanente. ?
  3. Disposición inmediata las 24 horas y los 365 ?días del año. ?
  4. Renovación automática cada 12 meses, por ?lo que el plazo es indefinido. ?
  5. Si tu empresa no tiene un flujo constante de ?ingresos, una línea de crédito puede ser la herramienta adecuada para solucionar tus necesidades administrativas y de operación a corto plazo. ?
  6. Una compañía que fabrica equipos de temporada puede beneficiarse al usar?este tipo de crédito. Por ejemplo, una constructora de cortadoras de césped manufactura durante otoño e invierno, pero entrega la mayor parte de su inventario ?a los minoristas en primavera para?vender durante verano. Esta compañía está gastando dinero para construir sus productos en octubre, que no podrá cobrar hasta junio. Sin embargo, los pagos retrasados son comunes en casi todas?las industrias. Evalúa si tu empresa se encuentra en una situación similar. ?
  7. De esta manera tendrás mayor poder para negociar con el banco. “Si esperas hasta que no tengas efectivo, puede que no califiques en absoluto, o que los términos y costos sean menos favorables”, explica Joe Worth, consultor financiero. ?

Recuerda: EL MEJOR MOMENTO PARA SOLICITAR UNA LÍNEA DE CRÉDITO ES ANTES DE NECESITARLA. ?