El emprendedor que se impulsó por el hambre y el frío

En Entrepreneur en Español cerramos 2017 con una portada dedicada a "los emprendedores que México necesita".
El emprendedor que se impulsó por el hambre y el frío
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Sus primeros zapatos nuevos los tuvo a los siete años. Antes, Víctor Manuel Requejo usó siempre calzado viejo, tanto, que los clavos le lastimaban las plantas de los pies al caminar.

“Éramos una familia de muy pocos recursos... Vivíamos en un solo cuarto. No teníamos agua ni drenaje ni energía eléctrica”, recuerda Víctor.

Siendo niño vendió pan en su pueblo, refrescos en los estadios y ropa de casa en casa. Ese espíritu de trabajo lo llevó a escalar en varias instituciones financieras hasta que, en 1994, fundó Hipotecaria Nacional, que se convirtió en la principal empresa del país en dar crédito para vivienda. Tan atractiva y exitosa fue que en enero de 2005 la vendió a BBVA Bancomer por 375 millones de dólares.

Con 68 años y ese dinero en la bolsa, don Víctor no se quedó quieto. En lugar de irse a viajar por el mundo y descansar, en 2009, a los 72 años, volvió a emprender y fundó lo que ahora es Banco Inmobiliario Mexicano, el quinto más importante en hipotecas de México.

Hoy, a sus 80, además de presidir su banco, regresó a la escuela a estudiar historia mundial. Sus colaboradores dicen de él que “jamás se cansa”.

Don Víctor cree que lo mejor del ser humano ocurre cuando se enfrentan carencias y retos.

“Los hijos se crían mejor con un poco de hambre, un poco de frío y algo de escasez.”

No importa si son de 80 o de 20 años; nuestro país necesita a hombres y mujeres como Víctor Manuel Requejo. Por eso, con esta visión propositiva, en Entrepreneur en Español cerramos 2017 con una portada dedicada a “los emprendedores que México necesita”.

El año que termina fue de grandes retos, de cambios bruscos y de incertidumbre. Para 2018, en nombre de todo el equipo, les deseo un año de éxito y aprendizajes, pero que también traiga algo de hambre y algo de frío para que saquemos lo mejor de nosotros y lo entreguemos a nuestro México y a nuestras familias. ¡Feliz 2018!

Keep Reading

Latest on Entrepreneur