Este es el poderoso mensaje de los Juegos Olímpicos sobre el bienestar

Al ver tantos atletas de altísimo rendimiento poner tanto empeño en alcanzar sus metas podemos aprender una de las lecciones más valiosas.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Por: Rodolfo Oviedo, Director de Gympass para México. 

Después de muchas dudas e incertidumbre, llegamos a una cita más de los Juegos Olímpicos, uno de los momentos más unificadores que tenemos como humanidad, donde coinciden la empatía, sana competencia, asombro, esfuerzo, dedicación; por eso fue un hito histórico que se suspendieran en 2020 y generara tanta expectativa si finalmente se llevarían a cabo, en condiciones todavía muy complejas. 

Al ver tantos atletas de altísimo rendimiento poner tanto empeño en alcanzar sus metas podemos aprender una de las lecciones más valiosas: los seres humanos no, nos dividimos en cuerpo y mente. Somos un todo y necesitamos concebirnos de esta forma para lograr una calidad de vida óptima que nos permita dar lo mejor de nosotros mismos y lograr resultados extraordinarios. 

Aprovechemos estos Juegos Olímpicos para reconectar y reflexionar sobre temas clave, como el papel que tiene el liderazgo -de los directores, gerentes, mentores- cuyo rol es fundamental para la motivación, la visualización de metas, establecer estrategias y objetivos que permitan a los colaboradores dar lo mejor de su talento y sumarlo al de los demás para obtener los resultados deseados. 

La fuerza que tiene el equipo cuando trabaja de manera coordinada para lograr un objetivo común, así como la resiliencia que nos permite afrontar cuando las cosas no salen como lo esperábamos. Y un componente más: la inventiva, como nos lo recordaron todos los atletas de altísimo rendimiento que buscaron formas cada vez más innovadoras y eficaces para seguir con su plan de entrenamiento. 

Finalmente, recordarnos que el secreto tanto en los deportes como en las empresas (y en nuestra propia vida) es la pasión: esa fuerza que nos impulsa a querer superarnos, hacer una diferencia, tener un impacto positivo. 

Llegamos a esta nueva cita Olímpica en un momento clave, que encierra un poderoso mensaje: tenemos las herramientas para lograr mayor resiliencia y enfrentar los retos. No somos una división entre cerebro y pasión: somos un todo que necesita cuidar todos los aspectos en que nos desempeñamos: desde la actividad física, la nutrición, el cuidado emocional y mental así como el cuidado de nuestras finanzas personales. 

El bienestar se construye día a día y si bien es un esfuerzo personal, al compartirlo con nuestros colegas de trabajo, familia y amigos, nos dan un mayor sentido de entusiasmo, pertenencia y -tal como los atletas olímpicos- nos inspiran a dar lo mejor de nosotros mismos.

Ingresa Ahora