Get All Access for $5/mo

Cómo establecer límites con tu equipo cuando te vas de vacaciones ¿Eres uno de esos líderes que no pueden separarse del "modo de trabajo" incluso cuando estás sentado en una playa de Hawái? Aquí te decimos cómo asegurarte de que tanto tú como tu equipo puedan desconectarse y descansar cuando estén de vacaciones.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

Petar Chernaev | Getty Images

Es muy fácil mantenerte en guardia y disponible 24/7/365 cuando eres uno de los principales ejecutivos de la compañía. Los buenos líderes quieren permanecer accesibles, pero los buenos líderes también saben que es esencial tomar descansos regularmente y darse unas vacaciones al menos una vez al año. Esto también resulta esencial si trabajas por tu cuenta o si eres un profesional independiente. Tomar un descanso de vez en cuando ayuda a evitar que tu negocio se haga cargo de toda tu vida.

Además, una cultura laboral positiva en torno a las vacaciones es buena para los negocios. Alentar a los empleados a tomar vacaciones ayuda a mejorar su productividad, reduce la insatisfacción laboral y aumenta su compromiso. El equilibrio entre la vida laboral y personal puede parecer difícil de alcanzar, pero te ayudará a reducir una alta tasa de rotación y los costos que vienen con ella. Es una parte esencial de un ambiente de trabajo productivo y de apoyo.

Sabes que, como líder de tu empresa, debes de alentar a los empleados a tomar vacaciones dando un buen ejemplo y tomando vacaciones regularmente. Pero alejarse y permanecer desconectado durante dos semanas, ignorando cualquier problema de trabajo que pueda llegar a surgir, no es tan fácil. Además, ¿está tu equipo realmente capacitado para manejar esas pequeñas crisis sin tu aporte? ¿Ven que te tomes unas vacaciones de dos semanas como algo bueno?

Aquí hay cinco pasos para ayudarte a ti y a tus empleados a desconectarse y disfrutar de un descanso.

1. Para empezar asegúrate de haber empoderado a tu equipo

Simplemente no es posible tomar un descanso prolongado (es decir, más de unos pocos días) si no has capacitado y entrenado a tu equipo adecuadamente para lidiar con los pequeños incendios que surgen a diario en cualquier empresa ocupada. Si esa no es la cultura y la práctica en tu empresa, es aquí por donde debes empezar.

Comienza mucho antes de tus vacaciones evaluando a tu equipo y asegurándote de tener a las personas adecuadas en los puestos clave. En tu ausencia, deberás tener al menos una persona autorizada para actuar como lo haría si tu estuvieras físicamente ahí.

Elige a alguien para que se haga cargo de tu puesto en un plan de sucesión. Los pensadores creativos confiables y responsables son ideales para este rol. Asegúrate de que esta persona también tenga un equipo de apoyo a su alrededor que pueda ayudarle a desempeñar su función mientras estás fuera de la oficina.

Una vez que tengas a las personas adecuadas en su lugar, trabaja en una serie de escenarios que podrían surgir fácilmente en tu empresa y piensa en lo que tu segundo al mando necesitaría para resolver el problema. Esto podría incluir:

  • Herramientas adicionales.
  • Autorización para actuar.
  • Límites y directrices claros.

Usa tu tiempo previo a las vacaciones para implementar esos recursos. Los empleados empoderados no solo son importantes para tus planes de vacaciones, también son la clave para una cultura laboral más saludable y equilibrada.

2. Establece tus límites y comunícalos a tu equipo

Antes de irte de viaje, tómate un momento para pensar en tus límites. ¿Con qué te sientes cómodo? ¿Cuándo deseas que tus empleados se comuniquen contigo y cuándo prefieres que manejen las cosas por sí mismos? ¿Con qué frecuencia planeas revisar el correo electrónico y los mensajes de voz mientras estás fuera? ¿Quién tendrá tu número de celular personal y la autoridad para contactarte?

Antes de responder esas preguntas, considera establecer algunos tiempos estrictos de no contacto. Obviamente, debes estar informado de cualquier emergencia real. Un edificio de oficinas que está envuelto en llamas probablemente calificaría, al igual que cualquier incidente importante que incapacite a un miembro de tu equipo de liderazgo. Sin embargo, el valor de unas vacaciones del trabajo radica en que realmente puedas desconectarte de ese entorno y darle a tu mente, cuerpo y espíritu un verdadero descanso. Es la mejor manera de volver al trabajo renovado en lugar de regresar lleno de nervios.

Decidas lo que decidas, escribe las respuestas a esas preguntas. Estos son tus límites durante las vacaciones. Luego, comunica estos límites a tu segundo al mando y al resto de tu equipo para que no haya preguntas o confusión en tu ausencia.

Hazle saber a todo el equipo que te irás de vacaciones, por cuánto tiempo y quién está a cargo en tu ausencia. Finalmente, deja en claro que el plan aplica a todos sin excepción y que no permitirás que nadie te haga sentir culpable y que tengas que trabajar durante las vacaciones.

3. Recuerda por qué estás tomando un descanso

Un problema común que muchos empresarios motivados duelen experimentar durante su tiempo fuera de la oficina son los sentimientos de culpa. El hecho de simplemente decirte "No te sientas culpable" puede no ser lo suficientemente efectivo.

En lugar de eso, vuelve a entrenar a tu cerebro para que vea las vacaciones como algo bueno y valioso, no solo para ti, sino que también para tu equipo y el negocio. Tomarte tiempo para ti resulta benéfico para todas las partes de la empresa porque mejora tu capacidad hacer el tipo de trabajo profundo y significativo que ayuda al negocio a crecer. Empieza por programar períodos de tiempo establecidos fuera de las tareas laborales todos los días, para que puedas acostumbrarte a una distancia regular y legítima del trabajo.

Uno de los objetivos es redirigir tu enfoque lejos de las responsabilidades laborales y hacia la relajación y el rejuvenecimiento. Date algo nuevo para ocupar el espacio que antes ocupaban los pensamientos obsesivos del trabajo. Piensa en lo que te gusta hacer. Pregúntate qué quieres ver y experimentar durante tu tiempo libre y cuál es la mejor manera de darte un saludable restablecimiento con la combinación correcta de descanso y recreación.

4. Cuando regreses expresa gratitud

Sin importar qué tan bien hayas preparado a tus empleados y equipo de administración, durante tu viaje asumieron una carga pesada. Por lo tanto, una vez que vuelvas, es importante agradecer a tus compañeros de trabajo por su comprensión.

Marca esa gratitud con algo tangible al darle al personal clave que te ayudó a guiar el barco en tu ausencia con un regalo de algún tipo. Luego anímalos a programar pronto sus propias vacaciones de dos semanas.

5. No te quedes con un descanso anual

Instituye una política sabática para ti y tus trabajadores. Cuando hayas preparado adecuadamente a tu equipo para manejar el negocio y mantenerlo avanzando hacia su misión y objetivos, podrías incluso tomarte unas vacaciones de un año y regresar a un negocio que funcione sin problemas y que haya seguido creciendo en tu ausencia.
John Boitnott

Entrepreneur Leadership Network® VIP

Consultoría

Así es como debes de pensar si quieres preparar tu negocio para el éxito

Líderes auténticos, compasivos, transparentes con una pizca adicional de curiosidad son el futuro.

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Finanzas

Cómo ganar dinero rápido: 10 formas reales de generar ingresos rápidamente

¿Quieres ganar dinero extra lo antes posible? Echa un vistazo a esta lista de diez maneras de generar ingresos rápidamente para inspirarte y comenzar a trabajar.

Noticias

Se proyecta que la industria del comercio electrónico alcanzará un valor de $8.1 billones de dólares para 2026

El acceso a Internet ha alterado la vida de los consumidores, incluida la forma en que compran, en un mercado que proyecta un gran crecimiento.

Consultoría

El liderazgo en tiempos de cambio: estrategias para liderar con éxito en un mundo en constante transformación

Los líderes siempre deben estar preparados para enfrentar los desafíos que surgen en medio de la transformación constante adaptándose a nuevas realidades y guiando a su equipo hacia el logro de sus objetivos.