Emprendedores

Roberto Zapata Gil

Roberto Zapata Gil
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Roberto Zapata Gil Roberto Zapata Gil Su trayectoria Tiempo de emprender Las recomendaciones

Roberto Zapata Gil

El fundador de Hoteles Misión comparte su historia de éxito yalgunos consejos para iniciar en este sector

Marielena Vega

Las limitantes para emprender un negocio las establece cada persona, pues ni lafalta de dinero es una excusa. Así lo asegura el fundador del GrupoHotelero Misión, Roberto Zapata Gil.

Este emprendedor, de 72 años de edad, se basa en su experiencia parahacer esta afirmación. Él, quien desde los 14 años supoque deseaba dedicarse a la hotelería y que se fogueó a la usanzatradicional en los negocios: desde el puesto más bajo hasta ladirección general.

&flashquotUn día escuché una conversación entre mi padre, MiguelAlemán, entonces secretario de economía y el empresario AntonioRuíz Galindo; ellos señalaban el impacto que tendría enMéxico el turismo. Y yo me dije que ahí es donde queríaestar&flashquot, recuerda Zapata.

Claro, cuando le comunicó a su padre sus planes ésteconsideró que era muy joven para saber lo que quería. Asíque decidió enviarlo a un colegio naval en Estados Unidos para queprosiguiera su educación. &flashquotLejos de desanimarme, eso me hizo persistiren mi idea. De regreso a la ciudad de México insistí enincorporarme a esa industria. Entonces mi padre me presentó con TonyPérez, que era director del Hotel Reforma.

&flashquotTony me dio mi primer trabajo: ayudante de bar. Transcurría 1946. Laspropinas eran mi único sueldo. Poco a poco me fueron moviendo a otrospuestos, pero todos implicaban que el único ingreso fueran las propinasy más de ocho horas de trabajo. En ese entonces no entendía porqué me trataban así, pero ahora debería tener a Tony en unaltar por todo lo me enseñó&flashquot, señala el entrevistado.

Así se familiarizó Roberto Zapata con la operación de unhotel: las dinámicas de trabajo, la gente que se requiere, lasnecesidades y exigencias de los huéspedes.

&flashquotHay que conocer el negocio de pies a cabeza. No se trata sólo de rentarcuartos, sino de crear un ambiente de atención, proveeduría yconfort para los visitantes&flashquot, detalla.

Su trayectoria

Tiempo después continuó su carrera en el ámbitoturístico, incorporándose a la primera cadena de hotelesmexicana, fundada por César Balsa, como director del Hotel Alfer.

Fue el mismo César Balsa quien hizo responsable a Zapata Gil de lainauguración del hotel que marcase el despegue turísticointernacional: el Hotel Presidente, de Acapulco.

&flashquotAquí no hay de otra, se trabaja y se estudia a la par, con la finalidadde escalar y escalar, si es que uno quiere proyectar su propio negocio hacialas grandes ligas; las cosas no se dan de la noche a la mañana y lapreparación es fundamental&flashquot.

En 1967 ocupó el puesto de director general en la división dehoteles de Nacional Hotelera, puesto que ocupó hasta 1973, año enel que la empresa se estatizó.

Sin embargo, el empresario mexicano asegura que ya nacía la inquietud deemprender el camino a título personal y dejar de ser empleado:&flashquothonestamente no me gustó, porque no podía dirigir lacompañía a mi criterio&flashquot.

No obstante, para Roberto Zapata dicha trayectoria laboral le permitióademás de conocer toda la labor y administración de un hotel,hacer buenas relaciones y amigos del ámbito político,empresarial, que después se convirtieron en sus principales promotoresde relaciones públicas. &flashquotEn este negocio la mejor publicidad es larecomendación de boca en boca.&flashquot

Tiempo de emprender

A principios de los años ochenta, Zapata se lanzó a abrir supropio hotel. Alquiló un inmueble ubicado en la calle Génova, enla Zona Rosa.

&flashquotGeneralmente, las cadenas hoteleras compran el edificio en el que se instalan.Yo no tenía los recursos para hacerlo y, en ese entonces, resultabanovedoso y arriesgado que optara por el alquiler.

&flashquotNo obstante, vi que era el único camino que podía andar pararealizar mi proyecto. Definitivamente, lo que me ayudó a consolidar elnegocio fue que ya contaba con reconocimiento en el medio, con gente que merecomendaba y amigos que me apoyaban&flashquot, cuenta el emprendedor.

En septiembre de 1984 inició la operación y administraciónde Grupo Hoteles Misión. Hoy, cuenta con 28 establecimientos dehospedaje de cuatro y cinco estrellas, ubicados en las principales ciudades dela República Mexicana.

Zapata ya planea la internacionalización de la cadena: expandirse haciaCentroamérica, particularmente a Panamá, donde hay un mercadocomercial muy importante.

El emprendedor también es el actual vicepresidente de la Comisiónde Turismo de la Confederación Nacional de las Cámaras deComercio (Concanaco) y desde ese pedestal firma que Méxicotodavía ofrece vastas oportunidades para los emprendedores.

&flashquotHay un potencial enorme si consideramos que se pueden captar más de 70millones de visitantes anuales, esto es 90 por ciento más que lo queactualmente se capta&flashquot, señala.

Las recomendaciones

Roberto Zapata sugiere a los emprendedores que desean incursionar en estesector:

* Que se preparen, que sigan estudios profesionales en la materia.

* Sus proyectos hoteleros deben combinar un servicio de excelencia y unmáximo cuidado en el ahorro de recursos, tanto ambientales comoeconómicos.

* Para que todo salga bien y se pueda competir con los grupos ya consolidados,el área financiera, administrativa y la fuerza laboral, deben vigilarsecon lupa.

* El diseño y la estructura deben cuidarse mucho porque son inversionesque se tienen que hacer pensando en el largo plazo, por lo cual, losdiseños de moda no son siempre los mejores.

Otros elementos que deben atenderse en la operación de un grupohotelero, son las razones legales, así como mantener una buenarelación con los trabajadores y sindicatos, pero sobre todo capacitar ala fuerza laboral, pues de ellos depende el buen funcionamiento de un hotel. Lodice este emprendedor que ha sabido hospedar el esfuerzo laboral y una buenaadministración para construir un negocio de fuertes cimientos.