Consultoría

Juego Limpio

Juego Limpio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Juego Limpio Juego Limpio Actitudes en Cascada Filosofia Rentable

Juego Limpio

Cómo y por qué fomentar la ética en su negocio.

Por Emilio Betech Rophie

Imagine una empresa con un excelente producto, precios competitivos, ambiciososplanes estratégicos y presupuestos claros, pero que sufre de una altarotación de personal, desajustes de inventario, conflictos entre susmiembros, o &flashquotmisteriosas situaciones&flashquot en las que nadie parece ser responsablede los problemas. ¿Le suena conocida?

Independientemente del nivel de sofisticación en laadministración de una empresa, la actitud y comportamiento de laspersonas que ahí laboran influyen de manera determinante en laefectividad y prosperidad de la misma. Aunque tengamos la tecnologíamás avanzada, la mejor infraestructura instalada, el mejor producto bienposicionado, altas ventas y muchos otros factores de éxito, no debemosolvidar que si nuestro elemento humano piensa, se siente y se comporta demanera destructiva, eso es lo que marcará el destino de toda laorganización.

Actitudes en Cascada

La cultura de una organización emana de la dirección y de losfundadores de la empresa; ellos son quienes tienen la responsabilidad deinspirar y establecer un compromiso con quienes los rodean: trabajadores,mercado, distribuidores, competencia, gobierno y sociedad en general. Pero,para lograr una actitud de cooperación, el elemento humano es crucial.

&flashquotSi nuestra empresa está desalineada con su entorno,&flashquot afirma FernandoMenéndez González, autor de un nuevo programa de éticaorganizacional, &flashquotsi ignoramos las verdaderas necesidades de los clientes, laopinión del público, las restricciones ecológicas, lastendencias sociales y otras fuerzas ambientales, tarde o temprano tendremosresultados como baja en las ventas, problemas legales, imagen negativa, bajaproductividad y muchos dolores de cabeza.&flashquot

Menéndez sabe esto por experiencia; es asesor empresarial ycatedrático en varias universidades de la ciudad de México,asesor empresarial con experiencia en ventas y servicio a clientes.Recientemente realizó un estudio sobre la importancia de la éticaen la cultura organizacional, proponiendo un programa práctico paraestablecer este compromiso moral en la organización. &flashquotDe ladetección de problemas reales como abusos de confianza, falta delealtad, conflictos humanos crónicos y otros, surgió la necesidadde aplicar la ética en la cultura organizacional como factor de cambio&flashquot,explica Menéndez.

Se trata de crear un sistema de valores, creencias y prácticas que nospermitan ser rentables, a la vez que producimos algo bien recibido y aceptadopor todos los que intervienen en el proceso. El resultado de este esfuerzo setraduce en más ventas, mejores cobranzas, mayor satisfacción delos clientes (y su lealtad), y más utilidades.

Todavía muchos empresarios tienden a concentrarse en los síntomasde los problemas o en lo urgente. Como consecuencia, quedan rezagados elementoscomo el liderazgo, la responsabilidad y la visión. Con el afán devender más, no nos preocupamos por ver si el consumidor es atendidocorrectamente y si queda satisfecho, o si el trabajador se estádesarrollando personal y profesionalmente. Nadie duda de que una mala actitudcon los clientes, o esas misteriosas mermas de mercancía o actitudespoco cooperativas del personal pueden provocar una mala influencia en lasutilidades. Sin embargo, parece ser que no nos damos cuenta que, lamayoría de las veces, esos son los síntomas de unafilosofía organizacional que ha descuidado el elemento humano.

Filosofia Rentable

Quizá se pregunte cómo obtener resultados financieros aceptables,mantener a su compañía en niveles competitivos y, al mismotiempo, estar comprometido con prácticas éticas.

Para empezar, usted debe contar con una alta dosis de paciencia, disciplina,convicción, y saber comunicar estos hábitos a todas las personasque trabajan con usted. Para ello, Menéndez propone cinco principioscentrales del comportamiento ético:

1. Propósito. El objetivo o la intención. Mientras que unameta puede ser reducir los costos en un 30 por ciento, por ejemplo, elpropósito involucra también los medios, los valores, laimportancia relativa que tiene esa meta en la misión de la empresa. Elpropósito crea un ambiente positivo y productivo, conlleva lapersonalidad y el alma de los fundadores. Operativamente, se transmite endocumentos como la misión o filosofía empresarial, códigosde ética y manuales. Pregúntese ¿qué es lo queestá comunicando como propósito? ¿La gente lo entiende yasimila? ¿Cuál es su propósito como persona y empresario?

2. Orgullo. El sentido de satisfacción que obtenemos de nuestroslogros es un factor clave para sacar todo nuestro potencial. Este se da en laforma en que los miembros son tratados como empleados y se refleja en lacalidad de su trabajo y en la manera de tratar a los clientes. Si sus empleadosse sienten orgullosos de su compañía, pugnarán pormantener la integridad en su organización. ¿Qué trasmiteusted, de manera emocional? ¿Cómo puede hacer que sus empleados sesientan orgullosos de trabajar para usted? ¿Acentúa lasexperiencias positivas? ¿Los felicita por el buen trabajo que realizan?

3. Paciencia. Ponga atención en los aspectos a largo plazo, talescomo calidad, solidez con nuestros empleados, clientes, proveedores ycomunidad. No se limite a pensar en las utilidades y otras urgencias. Hacerlosólo provoca graves errores, concentración en las apariencias yuna evaluación miope de su actuación. ¿Es usted impacientecon su gente? ¿Ha pronunciado la frase &flashquot¡no sé cómo lehagas pero obtén X resultado!&flashquot? ¿Les permite ver el marco amplio desu trabajo, sus alcances en el tiempo, en el mercado, y en la misiónempresarial?

4. Persistencia. Es mantenerse en lo comprometido, hacer lo que debe ytiene que hacer. ¿Se apega constantemente a la visión que se haplanteado? ¿Facilita la continuidad de los procesos? ¿Continuamenteestá inspirando para que sus subordinados no se dejen vencer?

5. Perspectiva. Esta es la capacidad de ver lo que realmente esimportante. Es tomarse el tiempo para analizar las situaciones, confiando en suintuición para que sus propósitos y metas tomen claridad.¿Hacia dónde se dirige y cómo está logrando susobjetivos? Es poder planear estratégicamente, analizando las variablesque influyen e influirán en el futuro. Como un juego de ajedrez, usteddebe meditar las consecuencias e implicaciones de cada movimiento.¿Escucha usted a sus empleados y clientes? ¿Les comunica sus propiasimpresiones sobre su trabajo? ¿Qué tanto se permite ser creativo einnovador? ¿Escucha usted su voz interior? ¿Se acerca a amigos,colegas, o asesores para que le den un punto de vista más objetivo?

Es importante que se permita realizar revisiones éticas sobre su formade trabajar. Promueva a que sus empleados también lo hagan. Aunqueaparentemente haya un costo por ser éticos, a largo plazo esto leserá muy ventajoso, ya que gozará de una excelentereputación, ventas de calidad, tanto clientes como colaboradoressatisfechos y leales, además de un clima de confianza,cooperación, servicio y responsabilidad, donde los controles se reduzcanal mínimo. Esta mística será imposible de reproducir porsus competidores, sirviéndole de ventaja transformadora. Todo esto setraducirá en buenas y sanas ganancias.