Franquicias

Pregunta a los franquiciatarios

Si buscas referencias de una franquicia, consulta a la fuente de información más confiable: los franquiciatarios.
Pregunta a los franquiciatarios
Crédito: Depositphotos.com

Nada sustituye al acto de “hacer la tarea”. Ahí es donde ocurre el verdadero aprendizaje para los estudiantes, y lo mismo aplica cuando se está investigando una franquicia. El paso más importante en este proceso es contactar a la gente, específicamente, a los franquiciatarios de la red a la que te interesa sumarte
.
Así que el primer consejo es solicitar una lista al franquiciante. Luego, tómate el tiempo necesario para llamar al mayor número de ellos. Una vez que los hayas contactado, hazles estas cinco preguntas y, sobre todo, analiza las respuestas.

1. ¿Cómo fue la experiencia de la apertura de tu primera unidad? Esta amplia pregunta se concentra en averiguar qué tan efectivamente funcionan los sistemas de trabajo y el entrenamiento dado del franquiciante.

Una respuesta honesta te revelará cuánto contribuye el dueño de la marca a facilitar el proceso de abrir y operar esa primera sucursal. Siempre hay enojos cuando se inaugura cualquier negocio. Pero esta cuestión te indicará si fueron pequeños fastidios o más bien de esas situaciones que, incluso, causan úlceras.

2. ¿Qué tan bien funcionan los programas de mercadotecnia? La mayoría de las franquicias tienen iniciativas de marketing establecidas y diseñadas para ayudar a toda su red a atraer miles de clientes. Pocos temas despiertan más emoción o controversia entre franquiciatarios que preguntarse si los programas de mercadotecnia institucional funcionan. Por lo tanto, haz énfasis en este punto, pues de ello dependerá en gran parte tu éxito comercial.

3. ¿Qué tal se llevan todos? Muchos franquiciantes describen su marca como si fuera una familia. Y quizá tengan razón, aunque si no quieres llevar una vida llena de conflictos con alguien que te llame “tonto” todos los días, te conviene cerciorarte de qué tipo de familia se trata. Asegúrate de tener una buena sensación acerca del apoyo y el trabajo de equipo de la organización, y que todo esto corresponda con tus valores.

4. ¿Cuánto dinero puedo ganar? Esta pregunta es la más importante para muchos aspirantes a franquiciatarios. Seguramente, querrás determinar cuál es la inversión inicial, el promedio de ventas por unidad, los rubros que representan más gastos, los márgenes de utilidad y cuánto tiempo toma alcanzar el punto de equilibrio para comenzar a generar ingresos para el dueño.

Por lo general, es mejor dejar al final las preguntas sobre este tema. Esto debido a que la mayoría de las personas se muestran reacias a discutir las finanzas de su negocio con alguien a quien no conocen. Descubrirás que los franquiciatarios estarán más abiertos a tocar el tema del dinero una vez que hayas establecido una relación de comunicación con ellos.

5. ¿Volverías a adquirir esta franquicia? Sin importar qué te respondan, ahonda en ello. Al fin y al cabo, siempre debes argüir a su respuesta: “¿por qué?” Considera que lo más habitual es una pausa seguida por un sí.

Esto generalmente significa que hay argumentos válidos para responder sí o no, pero el orgullo de ser propietario inclina la balanza hacia la respuesta positiva. Por lo tanto, pide que enuncien el argumento más fuerte que se les ocurra para responder sí o no. El contraste puede resultar muy informativo, especialmente si eres capaz de leer entre líneas.

Otro beneficio de estas llamadas a franquiciatarios es el hecho de que lo más seguro es que tu interés en la franquicia aumentará o decaerá a partir de la información que obtengas. El interés decreciente es una señal de alarma que te indica que éste quizá no sea el negocio adecuado para ti. Sin embargo, si descubres que tus expectativas se incrementan, entonces es una señal muy positiva.

Incluso, si no alcanzas a determinar por qué cualquiera de estas reacciones está sucediendo, confía en tu intuición. Tus instintos tienen una manera particular de hacerte sentir bien o mal con respecto a una decisión como ésta. Y por lo general están en lo cierto.