Procrastinar

¿Te acostumbraste a procrastinar?

Si "normalmente" dejas para más tarde lo que sabes que debes hacer ahora, tienes que leer esto.
¿Te acostumbraste a procrastinar?
Crédito: Despositphotos.com

Durante semanas has sabido que resulta necesario ir a la sucursal a cambiar tu NIP, ¿y no has ido? Has hecho tres citas en Hacienda ¿y no te presentas? ¿Con frecuencia te escuchas decir "no es importante", "mañana lo vemos", "al rato", "después, después, después"?

Si acostumbras dejar para más tarde lo que sabes que debes hacer ahora, si aplazas sistemáticamente tareas o decisiones con la esperanza que haya mejores momentos, si ocupas tu tiempo en hacer aquello que te causa más satisfacción que tus obligaciones, entonces, es muy probable que seas ya una víctima de lo que llaman la procrastinación.

El típico procrastinador posterga de forma sistemática aquello que debe hacer convirtiéndose en una suerte de administrador de pendientes, de aquello que dejó para después.

Es un asunto delicado para quienes como tú han decidido ser independientes y disponer de su tiempo; un pequeño empresario que posterga, que aplaza, pronto se verá en la necesidad de buscar trabajo.

En su libro Procrastinación: Por qué dejamos para mañana lo que podemos hacer hoyel psicólogo canadiense Piers Steel afirma que las personas que procrastinan tienden a ser menos saludables, menos ricas y menos felices.

José Manuel Garrido comparte en la página de Psiciopedia tres tipos básicos de procrastinador.

1. El suicida. Que se emociona esperando hacer las cosas hasta el último minuto y así vivir un momento de euforia. Como en la prepa cuando antes de clase acababas la tarea.

2. El evasor. Que tal vez esté evitando el miedo al fracaso o el miedo al éxito, y deja el resultado para más tarde. Como cuando tienes una idea genial y esperas desarrollarla algún día; y

3. El indeciso. No toma decisiones para no hacerse responsable de los resultados. No has hecho testamento para no tener que escoger a quien dejarle tu dinero.

Sin duda a esta tipología base habrá que añadirle al flojo, al negligente, al indolente, en fin...

Lo que dices, lo que te dicen y lo que te dices, aumenta tu propensión a procrastinar, entonces ten cuidado con repetir las expresiones siguientes:

  • "Tengo tantas ideas que necesito tiempo para escoger cuál es la mejor"
  • "Trabajo mejor bajo presión y la verdad es que falta mucho tiempo para entregar"
  • "Ahorita no tengo ni fuerzas ni ganas, mejor más tarde"
  • "Se me hizo tarde, hay mucho tráfico, lo hago mañana más temprano"
  • "Ninguno está haciendo nada, adelantarme es sólo perder el tiempo"

Puedes revertir tu tendencia a la procrastinación. Autores especialistas en la materia como el profesor de Stanford, John Perry (La Procrastinación eficientesostiene que una procrarstinadora es capaz de seguir postergando mientras resuelve si no asuntos importantes, sí productivos.

Por otra parte el diseñador David Kadavy cuenta en un artículo cómo pudo terminar su libro Design for Hackers después de seguir un método que consiste en emplearte en alguna tarea productiva los diez minutos inmediatamente posteriores a levantarte de la cama.

En lugar del café, checar el "whats", la ducha, preferir algo productivo como hacer tus cuentas y escribir tus pendientes.

Sabes que va disminuyendo tu procrastinación cuando comienzas a cambiar lo que dices y lo que repites es "ya fui", "ya entregué", "acabé antes de lo previsto", "ya pagué", "ya la recibí", "listo".