¡Qué triste fue decirnos adiós!: Así fue la vida de José José

El cantante mejor conocido como "El Príncipe de la Canción" falleció este fin de semana a los 71 años.
13 min read
This story originally appeared on Alto Nivel

En el Parque de la China, en la colonia Clavería de la Ciudad de México, se encuentra desde hace varios años una estatua con la que se recuerda a José José, uno de los cantantes populares mexicanos más importantes de los últimos tiempos.

Y es que José José, cuyo nombre real es José Rómulo Sosa Ortiz, creció en el barrio de la Delegación Azcapotzalco.

Hijo de un afamado tenor de ópera y una concertista de piano, José José se sintió más atraído por la música popular, como el bolero, lo cual iba en contra de casi todo su entorno familiar en donde había una gran cantidad de músicos.

Cuando tenía 15 años, José formó su primer trío junto con su primo y un amigo con el que daba serenatas, y a los 17 grabó su primer disco de manera profesional para la disquera Orfeón, la cual también tenía un programa de televisión en el que debutó sin mucho éxito.

Meses después, empezó a tocar el contrabajo en un grupo de jazz y se presentaba en centros nocturnos. Fue en esa época cuando conoció al productor musical Rubén Fuentes, quien le ofreció un contrato para grabar un disco, el cual vio la luz en 1969 con el sello RCA Víctor.

Infografía: Sofía Ugalde

El mismo Fuentes, junto con otro importante músico mexicano, el yucateco Armando Manzanero, produjeron el disco que contenía temas que después se convirtieron en clásicos, como “Pero te Extraño” (del mismo Manzanero) y “Cuidado”, que le da nombre a ese álbum. Fue ahí cuando empezó a usar su nombre artístico: José José.

Pero el éxito no llegó con ese álbum, sino con otro disco que grabó al año siguiente (1970) y que incluía el tema “La Nave del Olvido”, el cual se volvió inmediatamente un hit de radio y ventas, catapultando su carrera y convirtiéndolo en uno de los favoritos del público por su apariencia juvenil, algo tímida, pero que contrastaba con una voz potente y entonada que dibujaba algunos tonos de cantante de ópera.

Ya siendo un artista conocido en México, participó en el Segundo Festival de la Canción Latina de 1970 (el cual muchos confunden con el Festival OTI, el cual empezó un par de años después), en donde cautivó al público del continente que vio ese certamen por TV.

En la final internacional de ese festival, que se llevó a cabo en el Teatro Ferrocarrilero (en la zona de Tlatelolco, de la Ciudad de México), José José, con su interpretación de la canción “El Triste”, se convirtió en el favorito del público; sin embargo, en una decisión polémica del jurado, el mexicano ocupó el tercer lugar.

José José fue definitivamente el “campeón sin corona” de ese certamen. En el video de esa presentación del 15 de marzo de 1970, que es un clásico en su carrera, se puede ver cómo la gente lanzaba flores al escenario y cómo figuras consagradas de la música, como Marco Antonio Muñiz y Alberto Vázquez se admiraban con su interpretación, la cual finalizó con una ovación de pie de la concurrencia que pocas veces se ha visto en la historia de la música popular mexicana.

Durante la década de los 70, a raíz de su fama, incursionó en el cine con actuaciones al lado de figuras como Verónica Castro y Sasha Montenegro que no tuvieron valor más allá de lo anecdótico.

Lo que sí es memorable en esa década es su ascenso a la fama y cómo se mantuvo en el punto más alto de esta durante varios años, a pesar de que tuvo que cambiar de disquera y enfrentarse a ejecutivos que lo veían como un artista demasiado clásico para una época en donde se abrían paso nuevos géneros, como la música disco.

En esa década trabajó con compositores como Camilo Sesto, Juan Gabriel y Rafael Pérez Botija, desprendiéndose éxitos legendarios y que permanecen hasta ahora en la memoria colectiva, como “Gavilán o Paloma”, “El Amar y El Querer”, “Volcán”, “Lo Pasado, Pasado”, “Almohada” y “Si Me Dejas Ahora”.

Pero en esa década, la fama también le trajo problemas sentimentales y de salud.

En 1971, cuando despegaba su carrera, se casó con la actriz Natalia “Kiki” Herrera Calles, nieta del expresidente Plutarco Elías Calles y que era 22 años mayor que él. Ella lo introdujo en el mundo de la alta sociedad que frecuentaba y en donde José José, a pesar de su éxito, no era bien aceptado. La relación se volvió difícil y se separaron en 1973 en medio de graves problemas.

Cuando todavía estaba casado, José José conoció a Ana Elena Noreña, una modelo y actriz cuyo nombre artístico era Anel y, tras una tórrida relación contrajeron matrimonio en 1976, un año después de ser padres de su primer hijo, el hoy cantante y actor José Joel. De esa pareja también nació Marysol Estrella.

Por esos años, también sufrió un cuadro de neumonía que le dañó permanentemente uno de sus pulmones, lo cual le afectó la voz y empezó a dañar su salud en general. Pero la enfermedad más grave que empezó a padecer esa misma década fue el alcoholismo, estimulado por su rápidos ascenso a la fama y al círculo social en el que se desenvolvía.

José José llegó a la década de los 80 convertido en una de las estrellas mexicanas más importantes en el mundo, pero en 1983 grabó en España el disco que es el más vendido de su carrera y uno de los más exitosos en la historia de la música en español: “Secretos”.

Ese álbum colocó varios temas en los primeros lugares de popularidad de la música en español durante varias semanas, como “Lo Dudo”, “El Amor Acaba”, “Lágrimas”, “He Renunciado a Ti”, “A Esa”, “Voy a Llenarte Toda” y otras que hoy parecerían políticamente incorrectas, como “Esta Noche te Voy a Estrenar”.

En esos años, José José se presentaba con gran éxito en escenarios como el Auditorio Nacional en una época en la que los conciertos masivos no eran muy comunes en México y más bien lo que se usaba eran las presentaciones en centros nocturnos, como El Patio, donde tuvo varias temporadas.

Pero para mediados de los 80, José José ya se presentaba en escenarios como el Madison Square Garden o el Radio City Music Hall, así como en Las Vegas o en lugares lejanos hasta donde había llegado su música, como Arabia Saudita.

También en esa década regresó al cine, primero con la película autobiográfico “Gavilán o Paloma”, cuyo estreno se esperaba para la tarde de 19 de septiembre de 1985, pero que debió ser pospuesto después de que la mañana de ese día se registrara el terremoto que afectó gravemente el Centro Histórico y otras zonas de la Ciudad de México. Años después también estelarizó el filme “Sabor a Mí”, que narraba la vida del compositor mexicano Álvaro Carrillo.

La televisión también fue importante para el cantante, y sus apariciones en programas de variedades musicales, como “Siempre en Domingo”, también fueron constantes durante toda su carrera, pero especialmente en los 80. En la época en la que el rock en español y el pop fueron muy populares en México, él logró colocar el tema “Piel de Azúcar” en discotecas y fiestas juveniles.

En cuanto a su salud, también en esta década tuvo problema de alcoholismo y fue sometido a operaciones en sus cuerdas vocales, las cuales también resultaron dañadas por el uso de medicamentos para el estrés y por la falta de descanso. El cantante ha revelado que también le tuvieron que colocar una prótesis en una pierna y que pensó en el suicidio cuando empezó a tener problemas con su voz.

En los 90 inició con la celebración de sus 25 años de carrera y, aunque su éxito era más discreto, logró colocar en las listas de éxitos otro tema que hoy es todo un clásico: “40 y 20”.

En esta década, sus problemas de salud fueron más evidentes en su voz y trascendió que sufrió una recaída en el alcoholismo. En su vida privada, se divorció de Anel en medio de conflictos económicos y familiares. En 1995, se casó por tercera vez, ahora con la cubana radicada en Miami, Sarita Salazar, con quien ese mismo año tuvo a su tercera hija, llamada también Sarita.

En 1998, varias bandas y artistas de rock y pop, como Maldita Vecindad, Molotov, Julieta Venegas, Aleks Syntek, Café Tacvba y El Gran Silencio, grabaron un disco tributo con nuevas versiones de los éxitos de José José.

Este álbum, que vino acompañado de un programa transmitido por MTV, colocó nuevamente en el público joven las canciones de José José, siendo el tema más popular “Gavilán o Paloma”, interpretado por La Lupita.

Ya en el siglo 21, José José siguió grabando discos y reeditando sus clásicos, mientras que en diversos lugares recibió reconocimientos que iban desde estrellas en paseos de la fama hasta premios Grammy. También tuvo un papel en la telenovela “La Fea Más Bella”, al lado de Angélica Vale, Angélica María y Jaime Camil.

En los últimos años, su salud empezó a deteriorarse con mayor rapidez. Padeció enfisema, su habla se hizo más difícil, tuvo una parálisis facial, sufrió un cuadro de depresión, se le diagnosticó retinopatía diabética en el ojo y se le detectaron otras enfermedades.

Pero la preocupación de sus fans por su salud aumentó cuando, en marzo de 2017, informó a través de un video que padecía cáncer de páncreas. Desde entonces, fue hospitalizado varias veces.

Su última aparición en público fue el 7 de noviembre de 2017, durante la ceremonia de investidura del Salón de la Fama del Futbol Mexicano, en Pachuca, donde se le rindió un homenaje y él mismo presentó a su hijo, José Joel, quien interpretó “El Triste”.

En febrero de 2018, José José ingresó al hospital, del cual salió el 7 de ese mes para ser trasladado a Miami a bordo de una ambulancia aérea con el fin de encontrarse con su esposa, Sara Salazar, y su hija Sarita, quienes señalaron que no lo habían visto desde que el cantante empezó su tratamiento.

Curiosidades del Príncipe de la Canción

  • Su primer nombre artístico fue José Sosa, el cual cambió a José José cuando grabó su primer disco. Juntó su primer nombre y el de su padre, José Sosa Esquivel, que murió en 1968 por complicaciones del alcoholismo.
  • José José es uno de los artistas mexicanos que ha vendido más discos en la historia, con 100 millones de unidades. Su álbum más exitoso fue “Secretos”, lanzado en 1983 y que vendió 2 millones de copias durante las primeras semanas que salió al mercado, pero que a la fecha ya ha vendido más de 20 millones. En su momento, lo hizo merecedor a 22 discos de oro y platino.
  • El apodo de “Príncipe de la Canción” se le dio hasta 1976, cuando salió al mercado su décimo disco llamado “El Príncipe” y en el cual interpretaba una canción con el mismo nombre.
  • El logotipo del nombre de José José que aparece en la mayoría de sus discos está hecho con una fuente llamada “Broadway”.

En enero, la cadena Telemundo presentó una serie biográfica de José José en la cual él mismo se involucró con los escritores para crearla.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur