El inversionista que perdió la oportunidad de ganar millones con Netflix

A pesar de ese "error", Carl Icahn no se arrepiente de su decisión. Esta es la razón.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
2 min read

Era octubre de 2013 cuando el famoso inversionista de Wall Street Carl Icahn comenzó a vender sus acciones en una compañía de renta de DVD que recientemente había logrado cambiar su modelo a streaming. Icahn ya había obtenido un retorno del 457% de su inyección de capital inicial por lo que decidió retirarse. Su hijo Brett le suplicó no hacerlo, pero el inversionista prosiguió para finalmente vender en 2015 ganando 2,000 millones de dólares por sus acciones. 

¿La compañía de la que Icahn se salió? Netflix

Desde entonces el precio de los títulos bursátiles de la empresa de entretenimiento se ha multiplicado casi por 10. Sin embargo, Ichan no se arrepiente de su decisión. 

En una reciente entrevista en la versión estadounidense de Forbes, Icahn indicó que el mercado le indicaba que era hora de "quitar algunas fichas de la mesa".

A sus 85 años, Icahn ilustran el cambio que se vive en Wall Street, sugiere Forbes, ya que empresas con bienes menos tangibles como GameStop y Bitcoin han crecido, mientras que inversionistas de la vieja guardia, como Ichan, siguen apostando por compañías ricas en activos y efectivo que necesitan una reestructuración. 

Según refleja el artículo de Nathan Vardi, la estrategia de este inversionista no es totalmente errada. Su empresa Icahn Enterprises posee acciones en la refinería CVR Energy y la minorista Pep Boys, que cotizan a unos 60 dólares con un crecimiento del 20% al año. 

También posee inversiones Occidental Petroleum, acciones alcistas gracias a la recuperación del precio del crudo hasta los 60 dólares por barril desde el año pasado. 

Con todo y su “error” con Netflix, el patrimonio neto de Carl Icahn ronda 15,800 millones de dólares. Casi nada. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur