Get All Access for $5/mo

Cómo cerrar la brecha de confianza entre tú y tu equipo: 5 estrategias para líderes La confianza en tu lugar de trabajo está disminuyendo. Aquí te decimos cómo solucionarlo y convertirte en el jefe que tu equipo necesita para tener éxito.

Key Takeaways

  • Una encuesta reciente destaca una desconexión significativa en la confianza entre líderes y empleados. Cerrar esta brecha resulta crucial para mejorar el rendimiento y potenciar la creatividad.
  • Fortalece tu proceso de contratación para encontrar a la persona adecuada e involucra a tu equipo en la toma de decisiones. Invierte tiempo en construir relaciones genuinas con los empleados, estableciendo expectativas claras y fomentando la comunicación abierta.
  • Reconoce y cambia cualquier hábito de liderazgo que pueda disminuir la confianza. Confía en tus empleados con responsabilidades para promover una cultura de alto rendimiento.
  • Usa la tecnología de manera reflexiva y evita prácticas de monitoreo que indiquen desconfianza

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

erhui1979 | Getty Images

PwC ha estado monitoreando la confianza en los entornos laborales durante años, pero su encuesta más reciente de 2024 revela una desconexión mayor entre líderes y empleados que en el pasado. Mientras que el 86% de los ejecutivos dicen confiar en su personal, solo el 60% de los trabajadores confían en sus organizaciones. Eso significa que de cada diez empleados que gestionas, cuatro dudan de que realmente los respaldes.

Si esto suena alarmante, estás prestando atención. La confianza es una herramienta esencial que puede mantener unida a una empresa en las buenas y en las malas. Cuando tienes un flujo constante de confianza en toda tu empresa, estás en posición de ver mayores niveles de rendimiento y más creatividad. En lugar de conformarse con lo conocido (lo que limita su potencial), los empleados se sienten orgullosos de ser lo suficientemente competentes como para crear y pensar más allá de roles definidos. Con una capa adicional de confianza, pueden ver la visión más amplia y saber que su impacto será apreciado.

Desafortunadamente, no puedes agitar una varita mágica y hacer que la confianza aparezca. La confianza no es una mercancía. No se puede comprar ni vender. Debe ganarse, y eso significa que necesitas el coraje para hacer algunos cambios en tu estilo de liderazgo para cerrar cualquier brecha de confianza entre tu equipo y tú.

1. Reestructura tu proceso de contratación

Primero, haz algo que suena simple pero no lo es: toma en serio la contratación. Mientras más riguroso sea tu proceso de selección para todos los puestos, más fácil será desarrollar confianza con las personas que contrates. Es excepcionalmente difícil construir confianza con alguien que no es adecuado para los objetivos de tu negocio o que no valora a las personas. Al hacer tu proceso de contratación más robusto, mandas el mensaje de que tu equipo es significativo, selecto y especial. Esa es una base para la confianza futura.

Como parte de tu proceso de contratación revisado, involucra a tu equipo en la experiencia. Lo desconocido es una gran barrera para la confianza. Empoderar a tu gente para ayudar a tomar decisiones de contratación reduce la fricción que puede surgir cuando se introduce a un "extraño" en el grupo. Haz que realicen entrevistas grupales e individuales, revisen los CV's y participen en simulaciones de contratación para los candidatos finales. Pide su opinión. En poco tiempo, transformarás a la "nueva persona" en alguien que ha sido invitado a unirse al equipo por ese mismo equipo.

2. Invierte tiempo en construir relaciones genuinas

Después de contratar a alguien, inicia tu relación con una nota de construcción de confianza. Siéntate y habla sobre tus expectativas. Como ejecutiva, he aprendido a hacer preguntas específicas para ganar confianza:

  • ¿Cómo trabajaremos juntos?
  • ¿Qué aspecto tienen la confianza y el respeto en una relación laboral?
  • ¿Qué esperas de mí como tu jefe?
  • ¿Cómo deberíamos manejar las inevitables diferencias de opinión?

Al hacer estas preguntas y escuchar verdaderamente las respuestas, desde el principio establecerás un escenario para discusiones auténticas y abiertas construidas en torno al respeto y la comprensión mutuos. Esto también facilita compartir tus expectativas sobre cómo deben presentarse en el trabajo.

En el futuro este esfuerzo dará frutos, sobre todo durante los momentos difíciles. En el pasado, he tenido que despedir a miembros del equipo. En lugar de ignorar el elefante en la habitación, los reúno a todos. Averiguo cómo se sienten. Por lo general, nadie habla de estas cosas. Tenemos un equipo que puede lograrlo porque nos relacionamos bien y podemos conocer y escuchar las opiniones de los demás.

3. Fortalece tus tendencias de liderazgo

Todo líder puede mejorar. Mientras antes reconozcas cualquier tendencia o hábito que tengas y que lleve a otros a desconfiar de ti, antes podrás detenerlos. Por ejemplo, ¿tu primera reacción a un problema es asumir el control, microgestionar o tomar el mando? ¿Te resistes a compartir información porque te preocupa asustar a tu equipo? Estas son reacciones comprensibles, pero no van a fomentar la confianza.

Puede que digas que solo estás "siguiendo órdenes" o que la jerarquía de tu empresa es rígida y estructurada. Eso no es poco frecuente, aunque es muy de la vieja escuela. Sin embargo, cuando mantienes a la gente en la oscuridad, infundes miedo y minimizas inadvertidamente las posibles contribuciones de las personas. En cambio, cuando confías en tu equipo con la verdad, abres las puertas a una mejor comunicación y una cultura de alto rendimiento. Y puedes hacer esto independientemente de lo que haga tu empresa, al menos hasta cierto punto.

Relacionado: 8 razones por las que deberías dejar que tus empleados tengan más control

4. Usa la tecnología para crecer, no para destruir la confianza

Las últimas herramientas tecnológicas pueden usarse tanto para impulsar como para obstaculizar la confianza. Todo se reduce a cómo, cuándo y por qué las introduces y las usas. Por ejemplo, recomiendo hablar con tu equipo antes de implementar cualquier nueva tecnología. Cuando hablas sobre ello primero, no estás imponiendo unilateralmente a tu equipo una tecnología que podría no resultar tan beneficiosa. Idealmente, la tecnología debería simplificar la experiencia laboral de todos, no complicarles la vida.

¿Qué pasa con el software de monitoreo? Es una batalla perdida. Cuando monitoreas a la gente, estás diciendo: "No confío en ti" y "Me importan más el tiempo que los resultados". Tus empleados lo resentirán e incluso pueden encontrar maneras de engañar a tu sistema de monitoreo. Conozco a una mujer que trabaja de manera remota y ponía el mouse en el bolsillo mientras hacía otras cosas. El cursor se movía como si estuviera en su escritorio y sus jefes nunca lo supieron. Ingenioso. Si estaba haciendo su trabajo, ¿por qué debería ser monitoreada como una niña? En última instancia, todo se reduce a confiar en los miembros de tu equipo y darles el espacio para hacer sus trabajos como se espera.

5. Replantea lo que supones sobre las personas

No puedes hacerlo todo. Nadie puede. Debes contar con otros, y eso significa que debes valorar y confiar en tus empleados. Está bien si no confías en ellos para que cuiden a tus hijos mientras sales en una cita nocturna. Sin embargo, debes confiar en que, una vez capacitados, se sentirán orgullosos de su trabajo y lo harán bien. ¿Por dónde empezar? Intenta delegar responsabilidades.

En uno de nuestros talleres, una participante se dio cuenta de que estaba cuidando demasiado "los detalles" y no tenía tiempo para liderar. Cuando regresó al trabajo, reunió a su pequeño equipo y dijo: "Estas son las cosas que necesitan hacerse. Quiero que ustedes se encarguen de cómo hacer que todo suceda. Háganme saber qué necesitarán de mí". En un par de horas, habían dividido el trabajo entre ellos según sus aptitudes y preferencias. A partir de ahí, todo funcionó sin problemas. La líder se sorprendió (y alivió) de lo bien que funcionó el experimento.

Si no usas un filtro de confianza para guiar tus acciones, aunque confíes en tu equipo, es probable que desperdicies oportunidades para fortalecer la confianza. Al cambiar algunas de tus estrategias de liderazgo, puedes demostrar una confianza inquebrantable, lo que ayudará a despejar el camino para que tu confianza sea recíproca.
Gloria St. Martin-Lowry

Entrepreneur Leadership Network® Contributor

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Noticias

Apple supera a Microsoft y recupera su lugar como la empresa más valiosa del mundo

La empresa tecnológica ha vuelto a la cima gracias a su asociación con OpenAI.

Tecnología

15 productos innovadores que debes conocer en 2024

Constantemente se desarrollan productos innovadores que buscan redefinir el futuro de diferentes industrias. Te traemos una lista con algunos de los más destacados del año.

Noticias

14 maneras fáciles de ganar dinero extra en casa

Un ingreso adicional se siente como ser rico si ya tienes un trabajo diario para cubrir las deudas.

Consultoría

Así es como debes de pensar si quieres preparar tu negocio para el éxito

Líderes auténticos, compasivos, transparentes con una pizca adicional de curiosidad son el futuro.