Recursos Humanos

5 actitudes que disminuyen tu autoridad

Estos hábitos demuestran tu inseguridad e incomodidad como líder, y podrían afectar tus habilidades para dirigir a un equipo.
5 actitudes que disminuyen tu autoridad
Crédito: Depositphotos.com

A veces, las cosas pequeñas hacen la diferencia. Por ejemplo, las personas que frecuentemente usan el pronombre “yo” en interacciones con pequeños grupos, podrían ser percibidas como más inseguras que las personas que usan pronombres más inclusivos como “nosotros, de acuerdo con un estudio recientemente publicado por el Journal of Language and Social Psychology. Aquellos que se enfocaron en el lenguaje en primera persona demostraron estar más preocupados por sí mismos que por las necesidades de los demás.

Pero también hay otros hábitos que podrían demostrar tu incomodidad con el liderazgo e incluso mermar tu autoridad como manager, asegura Angie Segal, coach de negocios en ActionCoach. A continuación te presentamos cinco actitudes que debes cuidar en tu estilo de management:

1. Reír nerviosamente
Segal observa que muchos managers llenan su lenguaje de risas nerviosas. Ésta es una señal de incomodidad y nerviosismo, lo cual puede convertirse en un gran obstáculo para tu autoridad, señala. La solución es prestar atención a las conversaciones y definir cuándo debes reírte y cuándo mantenerte serio.

2. Agudizar la voz al final de las oraciones
La tendencia de aumentar tu entonación al final de una oración, de manera que suene como pregunta, disminuye el efecto de tus argumentos como autoridad. Es difícil que las personas distingan entre cuando les estás haciendo una pregunta a cuando les das una orden, señala Segal.

Esta característica es relativamente común entre los emprendedores jóvenes y demuestra incomodidad con un puesto de liderazgo. Grabarte cuando das pláticas o haces videoconferencias es una buena forma de identificar este hábito para corregirlo.

3. Evitar el contacto visual
Fracasar en hacer contacto visual puede afectar gravemente tu autoridad. Ver a alguien directamente a los ojos mientras entregas instrucciones o das noticias te da la apariencia de tener el control y ser confiable. Fallar en hacerlo también puede hacer que la otra persona sienta que tienes algo que ocultar. Así que siempre ve a la persona a los ojos cuando hables con ella. Si hablas con varias personas a la vez, trabaja en hacer contacto visual con las más posibles a lo largo de tu plática.

4. Ser el ‘amigo’
Segal dice que los managers que son ascendidos para liderar a sus colegas muchas veces cometen el error de ser muy amigos de sus empleados. Ésta es una línea que debes dibujar, ya que ser el mejor amigo de todos dificulta la toma de decisiones y ser disciplinado cuando se requiere. Esto también abre la puerta a los empleados para aprovecharse de ti, asumiendo que no tendrá repercusiones el hacerlo. Habla francamente con tu equipo acerca de tus metas y expectativas, y por más difícil que sea atente a las reglas.

5. Esquivar la responsabilidad
Algunos managers esquivan la responsabilidad de tomar decisiones poco populares diciendo, “Yo no hago las reglas”. Segal dice que éste es un error crítico entre managers. Cuando lideras a las personas, necesitas inspirarlos por las metas. Y es difícil conseguirlo cuando sólo plantas semillas de infelicidad. En lugar, presenta la dirección u objetivo bajo la mejor luz posible y delinea tu plan para conseguirlo juntos como equipo.