Plan de Negocios

5 negocios para los amantes de la música

No necesitas formar una banda para emprender en esta industria. Conoce cuáles son las oportunidades para ganar dinero desde el backstage.
5 negocios para los amantes de la música
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La industria de la música es una de las vertientes del entretenimiento que más transformaciones ha presentado en las últimas dos décadas. Internet ha sido el factor determinante para que todos los involucrados implementen nuevas estrategias y así, continuar vigentes dentro de este dinámico sector. Y es que debido al auge de la piratería en la década de 1990 y la popularidad de Internet en los 2000, la distribución de la música tuvo que adaptarse a una nueva forma de consumo que rompió con métodos tradicionales de trabajo, utilizados desde que surgieron las casas disqueras en México en la década de 1950, razón por la que la mayoría desapareció –sólo continúan trabajando tres–.

Esta ola de cambios representó un abanico de oportunidades que músicos, productores, managers y otros profesionales de la industria han sabido aprovechar. Una tendencia que va a la alza es el comercio electrónico. Cifras de la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Amprofon) indican que en 2013 la descarga digital creció 21.95% respecto a 2012, lo que posicionó en un 48% la venta digital contra un 52% de venta física, y se cree que para este año la cifra llegará a más del 50%.

Otra tendencia es la independencia musical, que si bien representa una mayor carga de trabajo para los creadores, les ofrece mayor libertad para formar alianzas con otros profesionales y elegir la forma de trabajo que mejor se adapte a sus gustos y necesidades. Toma nota de estos cinco modelos de negocio con amplias posibilidades de permanecer pese a los cambios de esta industria que evoluciona aceleradamente. Piensa en lo siguiente: cada año, el Instituto de Capacitación Musical y la Escuela Libre de Música del Sindicato Único de Trabajadores de la Música inscriben a 400 interesados en profesionalizarse. ¿Será que hay músicos a la espera de una oportunidad laboral? Tú podrías ser su respuesta.

Marketing y promoción

El surgimiento de las redes sociales puso en jaque a muchos de los involucrados en la industria de la música, desde productores y managers, hasta músicos. Al principio no todos comprendieron la fuerza e importancia de estas nuevas plataformas, incluso hasta la fecha hay muchos grupos de música tradicional que no las utilizan.

“Hoy cualquier banda puede hacerse famosa al otro lado del mundo si tiene una buena estrategia de redes sociales”, agrega Sergio Pastrana, editor en jefe de la revista Indie Rocks. Sin embargo, no todas las bandas cuentan con la especialización que se requiere para identificar los sitios en donde puedas posicionar tus canciones.

Érick Juárez, director general de proyectos de la empresa Marketing Musical, opina que “es un monstruo al que hay que aprender a enfrentar, ya que puede convertirse en una gran barrera si no estás actualizado”. En México la mayoría de los músicos no tiene una estrategia bien diseñada para darse a conocer ni saben hacia dónde dirigirse. Juárez considera que el principal error es intentar vender un grupo de rock igual que una oficina de contadores, es decir, sin una estrategia clara basada en la antigüedad, el tipo de música y la popularidad con la que cuentan. Esto es algo muy común, sobre todo en las bandas independientes, el mercado meta de Marketing Musical.

Una plataforma en línea diseñada para la difusión de música y que fomenta la conexión entre bandas de todo el mundo es Bandplify, que nació en España y se expandió a Latinoamérica. Consiste en ingresar por medio de Facebook o Twitter para tener acceso al backstage, un sitio donde convergen las bandas registradas para intercambiar música, contactos, promoción o la posibilidad de realizar giras en conjunto. Los países con más interrelación son España, México, Chile, Argentina y Colombia.

Organización de conciertos

“La organización de conciertos es el sector de la industria que más dinero maneja y donde existen más oportunidades de emprender”, puntualiza Hugo García Michel, crítico de música y fundador de la revista La Mosca. Tan sólo en 2013, el Auditorio Nacional vendió más de 1.35 millones de boletos para las 265 funciones que ofreció a lo largo del año.

A consecuencia de la poca venta de discos, las presentaciones en vivo son hoy en día la fuente principal de ingresos para bandas y solistas. Mario Torres, director general de Kaimán Entretenimiento, asegura que la popularidad de las redes sociales ha sido benéfica para este modelo de negocio, debido a que “ahora se pueden promover tanto a los artistas como a los conciertos sin hacer una inversión importante; sino más bien siendo creativos para llegar a mucha más gente”. Y es así como él ha logrado mantener su línea de negocios exitosamente: el posicionamiento de artistas latinoamericanos en México.

Dentro de este nicho existe una tendencia que muchos organizadores han aprovechado por la seguridad monetaria y los alcances publicitarios que representa. Se trata de la alianza de artistas con marcas de cerveza, telefonía, calzado, aerolíneas y hasta papas fritas para producir giras o festivales. “Las marcas gastan millones de pesos en publicidad y aunque es curioso ver tu cara en un empaque, si quieres estar vigente debes juntarte con los grandes”, dice Lino Nava, guitarrista y productor del grupo de rock La Lupita.

El director de Kaimán Entretenimiento aconseja que si deseas emprender en la organización de conciertos, lo primero que debes hacer es buscar posibles aliados, incluso antes de pensar en los artistas con los que quisieras trabajar. En la cuestión musical observa a tu alrededor y toma nota de lo que está pasando. Una tendencia a la alza es la fusión de artistas de distintos géneros musicales en un mismo festival, es decir, unir a roqueros con gruperos y operar bajo el modelo de festival estilo Woodstock, Corona Capital o Vive Latino.

Renta de equipo de audio

 “En todos los conciertos y en cualquier foro siempre se necesita equipo”, puntualiza Lino Nava, quien en su calidad de músico y compositor que da conciertos regularmente ha observado el potencial de este modelo a lo largo de su trayectoria, principalmente cuando se trata de técnicos. Recuerda que ellos los apoyaban durante sus presentaciones y ahora han invertido para ofrecer la renta de backline (equipo de amplificación, guitarras, bajos, teclados y percusión), P. A. (consola de sonido, bocinas, microfonía y monitores) e iluminación.

Un caso de éxito es la empresa de nombre genérico Backline. Celso Moreno, CEO de la compañía empezó en este nicho por casualidad y sin experiencia en el mercado. Actualmente es uno de los líderes gracias a la amplia cartera de clientes que ha formalizado a lo largo de sus 20 años de experiencia, entre ellos CIE, Ocesa y una gran cantidad de artistas independientes, recintos y festivales.  

Con el auge de Internet, cada día más bandas extranjeras vienen a México para dar a conocer su música en festivales como Vive Latino o Corona Capital, que reúnen hasta 80,000 fans en un día y en los cuales, la demanda de equipo de audio ha crecido notablemente. Esto debido a que la mayoría de los músicos que se presentan llegan de otras ciudades y no viajan con equipo e instrumentos propios.

“La industria ha crecido de forma exponencial. Todos los días hay espectáculos en todo el país y todos están llenos”, comenta Celso, quien atiende de 12 a 15 eventos por semana. Para distinguirse de su competencia, Backline ofrece un equipo personalizado para cada artista, con marcas y modelos precisos, así como con aplicaciones de color o texturas. La empresa tiene su matriz en el Distrito Federal y cuenta con dos sucursales en Cancún y Guadalajara; aunque ofrece sus servicios en todo México, los cuales abarcan desde la renta de amplificadores e instrumentos hasta un escenario completo.

Estudio de grabación

“La primera vez que trabajé en un estudio fue cuando abrí uno”, recuerda Tonka Gama, socio fundador de Ruido Blanco Estudio, quien cayó en esta industria por casualidad, según él. Lo cierto es que sí tenía algo fundamental para engancharse en los negocios del arte sonoro: la pasión por la música. Cansado de trabajar en una oficina durante ocho horas al día, Tonka ahorró dinero durante cuatro años sin saber en qué invertirlo. Cuando se animó a renunciar, un conocido le presentó la idea del estudio de grabación. Y decidió emprender sin saber a lo que se enfrentaba: “un círculo cerrado donde los nuevos o los jóvenes no valemos”, aclara.

Mientras otros se rendían, él convirtió esta debilidad en fortaleza y se enfocó en atender a bandas nuevas con servicios de pre producción, grabación y post producción a un bajo costo, en comparación con otros estudios.

Para Ruido Blanco, las alianzas estratégicas han sido la clave de su crecimiento. La más importante con el gobierno de Guanajuato (como patrocinadores para el concurso de composición del Quijote). Otro recurso que les ha funcionado es la diversificación de su oferta. Además de los servicios de grabación, cuentan con salas de ensayo con equipo profesional, una renta a bajo costo y con servicio de transportación del hotel al estudio. Como un valor agregado, Ruido Blanco Estudio da clases de música, cursos y diplomados de Music Business para orientar a nuevas bandas a crear sus propias estrategias de distribución.

Gracias a las recomendaciones, la banda de rock Los Bunkers les rentó la sala de ensayo durante un año, con lo que se pudo construir una tercera sala de grabación. Y tal fue su agrado que los integrantes decidieron grabar en Ruido Blanco la canción para el disco tributo a José José. Entre sus planes, Tonka Gama planea abrir una sucursal en otro estado del país, seguir creando alianzas y continuar por la línea de grabación de música independiente.

Diseño de arte y fotografía

Con la baja en las ventas físicas de discos, los músicos han optado por ofrecer material único y discos con diseños de colección. Sergio Pastrana, editor en jefe de la revista Indie Rocks, explica que la inmediatez de Internet orillará a que el disco físico se convierta en un arte objeto y que permanezca sólo entre aquellos admiradores de lo palpable.

Asimismo, Deals Olan, director de la disquera independiente Out of Control Records, añade que otra tendencia en ascenso es la venta de mercancía vistosa con el nombre de la banda como fotografías, pósters, calendarios o ropa.

Por otra parte, Lino Nava destaca ciertos requerimientos que para los artistas son básicos para dar a conocer su trabajo. Por ejemplo: el diseño de kits de prensa, publicidad de sus conciertos y páginas Web. Esto ha permitido que diseñadores, programadores, ilustradores o fotógrafos ofrezcan sus servicios dentro de la industria. Así que si tienes experiencia en alguna de estas áreas, toma nota.

Toni Francois es una fotógrafa mexicana que comenzó su carrera en el medio diseñando sitios Web para bandas como Lost Acapulco y Fobia. Pero al necesitar material gráfico suficiente para crear el contenido, inició su propia aventura en la fotografía.

La emprendedora se especializó en un nicho poco explotado a mediados de la década de los 2000, que era, curiosamente, la fotografía de conciertos. Hoy comercializa sus fotografías a músicos para el arte de sus discos, a disqueras para la promoción de sus artistas y a portales de noticias para ilustrar su contenido.

Otra empresa que ha sabido sacarle jugo a la tendencia es Dirty Riot, que se especializa en serigrafía y diseño de ilustraciones para el arte de discos y ropa, ya sea bajo el sello propio o bajo pedido de artistas, principalmente de los géneros punk, surf y ska. Cuenta con cinco distribuidores ubicados en el DF, Pachuca, Monterrey; Los Ángeles y San Francisco.